Bell Laboratories <br>La ficción, negoc

El viraje que ha dado esta casa de investigación científica, negocio medular de Lucent Technologie

Desde que los Laboratorios Bell inventaron el transistor en 1947, la tecnología de la información ha avanzado a un ritmo tan vertiginoso que es todo un reto asimilar y aprovechar las herramientas que los científicos desarrollan para hacer realidad la aldea global de la que tanto hablaba Marshall McLuhan a principios de los 70.

-

Con los sistemas satelitales e Internet, el concepto distancia prácticamente ha perdido significado en el campo de la comunicación, porque las personas pueden enlazarse en tiempo real, a pesar de las barreras que imponen los océanos y los continentes. La interacción vía telefónica, computadora o video está tan avanzada que para muchos resulta difícil imaginar qué más se puede inventar. Sin embargo, para los científicos no hay límites. Reinaldo Valenzuela, jefe del Departamento de Investigación en Comunicaciones Inalámbricas de los Laboratorios Bell –uno de los negocios de Lucent Technologies–, afirma que están trabajando en el desarrollo de tecnologías que permitan establecer una relación personal entre los aparatos y sus usuarios. Aunque la idea parece extraída de una película de ciencia ficción, actualmente hay muchos cerebros trabajando en este proyecto.

-

“Ya no queremos saber que la máquina corre más rápido, que tiene más memoria, que tiene más disco duro... Yo quiero una máquina que sepa quién soy yo, que adivine cuáles son mis necesidades, los paquetes de software que utilizo y que me ayude, no que me sobrecargue”, dice el científico chileno quien desde 1990 se ha dedicado al estudio de la propagación de microondas internas y redes ópticas. En su opinión, ha llegado el momento de hacer un cambio cualitativo, más que cuantitativo. Lo que esto significa es que ya no les interesa crear aparatos, sino simplificar y optimizar los que ya existen para que los usuarios administren mejor su tiempo.

-

Enrique Hernández-Valencia, miembro del Departamento de Análisis Funcional de Redes de los mismos laboratorios, afirma que están creando opciones para que los usuarios de la tecnología interactúen con más medios de información sin que ello implique complicarse la vida. A manera de ejemplo, explica que están trabajando en tecnología de lenguaje y lenguaje natural para traducir los textos en sonidos, lo cual permitirá escuchar el correo electrónico en el automóvil. También están desarrollando sistemas operativos más ligeros para diseñar dispositivos más compactos con códigos extremadamente inteligentes que ocupen poco espacio. De esta forma se facilitará la interacción con las redes de voz y datos desde cualquier lugar, ya que la idea es inventar un aparato portátil universal que conjunte las funciones del teléfono celular, la computadora portátil y el localizador.

-

Coincide con Valenzuela en que las innovaciones tecnológicas todavía tienen una relación “fría” con los usuarios, por eso se están dedicando a la personalización de los servicios. Y señala que están en proceso algunos proyectos para lograr que la red “tenga conciencia” de quién es el usuario con el que está interactuando. Aunque la idea suena interesante y muy avanzada, desde el punto de vista práctico uno de los obstáculos más importantes será la protección de la privacidad, ya que para individualizar los servicios es necesario tener información del usuario. Esto implica un riesgo, pues la información podría ser utilizada para otros fines que nada tienen que ver con la tecnología.

-

En el campo de la telefonía, Valenzuela apunta que no está lejano el día en que el celular se pueda utilizar como si fuera teléfono inalámbrico, lo que generará grandes ahorros para los usuarios. La intención es ampliar el radio de acción de tal forma que la persona pueda utilizar el celular dentro o fuera de su hogar pagando la tarifa del teléfono convencional.

-

Además, están haciendo estudios para crear una tarjeta magnética inteligente que identifique al usuario cuando requiera hacer una llamada telefónica. Con este avance, una persona podría rentar un celular en cualquier ciudad y, al introducir la tarjeta, el aparato se transformaría automáticamente en su teléfono personal temporal.

-

EL FACTOR DINERO
-
Desde el 30 de septiembre de 1996, la empresa estadounidense Lucent Technologies es independiente de AT&T, y esta situación ha transformado la forma de trabajar de los científicos de los Laboratorios Bell, que es el negocio de investigación y desarrollo de la compañía.

-

Hernández-Valencia reconoce que anteriormente podían darse el lujo de investigar por el simple gusto de hacerlo, sin pensar mucho en cuestiones de mercado, porque la firma telefónica era un monopolio, pero ahora que compiten abiertamente con otras compañías, tiene que haber una justificación económica para el lanzamiento de innovaciones tecnológicas.

-

Los modelos matemáticos que utilizan para sus proyectos de investigación no sólo sirven para evaluar la efectividad de la tecnología, sino también para saber el costo de la tecnología con una visión de mercado. “Si no hay una justificación desde el punto de vista de negocio, digamos que hay menos incentivos.” Admite que en algunos casos se han visto obligados a archivar proyectos muy interesantes y revolucionarios, pero poco viables en lo económico.

-

Para Lucent Technologies, uno de los campos de acción más rentables es el desarrollo de software para redes, porque es un mercado de $30,000 millones de dólares que crece a un ritmo anual de 13%. Hernández-Valencia pronostica que cada día las redes serán más dinámicas, pero lo importante es que se adapten a las condiciones y posibilidades del usuario, ya que la tecnología que implica un cambio radical es difícil de introducir debido a su alto costo.

-

Valenzuela agrega que uno de los propósitos de Laboratorios Bell es ofrecer alternativas de comunicación a las pequeñas comunidades que hasta ahora han quedado en el olvido, sobre todo en los países en desarrollo. Un buen ejemplo son las antenas inteligentes para concentrar las señales de radio, que son distribuidas para cubrir una amplia región geográfica. Con esta innovación será posible concentrar la señal en los lugares precisos donde se encuentran los usuarios y esto contribuirá a aumentar la capacidad de los sistemas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La idea es utilizar este tipo de antenas para los sistemas telefónicos inalámbricos fijos, que al tener mayor capacidad, permitirán reducir los costos por suscriptor. Así será posible dar acceso telefónico a los sectores que hasta ahora han sido relegados por sus condiciones socioeconómicas. El científico agrega que ésta sería una excelente alternativa para un país como México, que tiene pequeñas comunidades ubicadas en sitios remotos donde es imposible tender cableado telefónico. Obviamente, lo que falta es que el gobierno y la iniciativa privada se animen a invertir en un proyecto de este tipo.

Ahora ve
Reino Unido le dirá adiós a los automóviles de gasolina y diésel
No te pierdas
×