Boehringer Ingelheim Promeco

-
Alberto González

En esta farmacéutica, que por segundo año consecutivo se alza con un lugar entre las mejores empresas para trabajar, el recurso más valioso es su gente. Existen programas institucionales que promueven el desarrollo profesional interno.

- Además ofrece reconocimientos a sus empleados cuando realizan bien su trabajo. Los trabajadores de la compañía la consideran un gran lugar para  laborar porque encuentran un ambiente amable y acogedor. Además cuentan con instalaciones modernas, grandes áreas verdes y la tecnología más avanzada. La gente de BI Promeco siente que trabaja con libertad, confianza y comunicación en todos los niveles. Se vale del International management development program para que los gerentes de mayor potencial tengan exposición y experiencias al trabajar en proyectos desarrollados en otros países.

- La organización brinda a sus empleados la oportunidad de generar nuevas ideas. Incluso, gracias a que está orientada a resultados, sus colaboradores cuentan con un horario flexible de trabajo.

- Ahí impulsan la labor en equipo. “Aquí siempre hay nuevos retos y eso nos motiva”, expresa un empleado de la firma. Incluso se fomenta un amor razonable por las cosas muy bien hechas. “No ser perfeccionistas –recomienda Carlos L. Sagasta, presidente y director general de Boehringer Ingelheim México–: ser perfecto implica ser enemigo de lo bueno.” El directivo es consciente de la importancia de impulsar estas políticas desde la dirección, con un proverbio chino en mente: “Los pescados se pudren empezando por la cabeza .” Si no hay un director general que realmente promueva un clima de trabajo creativo, positivo, y que sirva de ejemplo, la gente no lo cree y, por  tanto, no  participa.”

Newsletter
Ahora ve
Autoridades de Corea del Sur recuperan ferry naufragado
No te pierdas