Botas Pistolero marcan el paso

Una empresa familiar ya vende 60,000 pares al año en EU.
Regina Reyes-Heroles C.

En 1995 los hermanos Vera Hernández se percataron que la onda musical grupera podía ser blanco perfecto de su negocio. En una fábrica de 180 metros cuadrados y con 24 empleados comenzaron a elaborar 300 pares de botas a la semana. Tres años después, participaron en Sapica, una feria comercial que se realiza cada año en la ciudad de Guanajuato. Este evento fue su puerta de entrada al mercado de Estados Unidos, donde ahora exportan 95% de su producción.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Para 1999 adquirieron una planta de 2,000 m2 y una reserva territorial de 6,000 m2 “para futuras ampliaciones”, comenta José Luis Vera. Cada semana, 88 empleados de Botas Pistolero fabrican a mano entre 1,300 y 1,500 pares de botas. La hechura de modelos exóticos, como la de mantarraya, es una de sus especialidades. El crecimiento ha sido meteórico. En 2002 inauguraron su propia distribuidora en Los Ángeles, California, y al año siguiente en Dallas, Texas. En 2004 enviaron a EU, su principal mercado, 65,000 pares. Los migrantes son “quienes gustan de vestirlas, y si son exóticas mejor, aunque también contamos con parte del mercado anglosajón, que nos escogen sobre marcas como Justin, Tony Lama, Luchesse y Cuadra”, presume José Luis Vera. Un par de botas no exóticas de los guanajuatenses cuesta entre $38 y $45 dólares a precio de fábrica y mayoreo. Las exóticas –de cocodrilo– pueden costar hasta $185 dólares.

- Europa es su siguiente objetivo, ya probaron que a los holandeses sí les gusta el Rodeo y les han enviado 230 pares. España, Italia y Nueva Zelanda ya confirmaron sus pedidos.

Ahora ve
La reina Isabel II visitó en el hospital a las víctimas del ataque en Manchester
No te pierdas
×