Busco departamento de lujo

Un puñado de firmas aprovecha el éxodo de millonarios hacia céntricos y lujosos departamentos.
Tonanzi Granados y Giovanna Mejía

A juzgar por la seguridad que proyecta el constructor Jorge Gamboa, parece -que los diarios en la ciudad de México realmente estuvieran publicando anuncios -como el que ilustra en forma sarcástica este artículo.

- Pero debe faltar muy poco para que esto sea realidad.

- Gamboa, director de Grupo Dahnos, está al frente de una desarrolladora que -ahora construye en pleno corredor Reforma un complejo con 205 departamentos de -lujo que estarán listos hasta finales del año que entra. Y ya vendió la -mitad.

- Esta es una de las empresas que está aprovechando lo que sucede en varias -ciudades del mundo, en donde las clases altas dejan sus enormes mansiones en las -afueras de la ciudad para regresar a lugares más céntricos, de donde algún -día salieron en busca de más espacio.

- En la ciudad de México, algunas colonias como Juárez, Roma, Polanco y -Condesa son las que más desarrollos inmobiliarios de lujo albergan impulsadas -por esta moda.

- Mientras en 1990 sólo había 12 proyectos inmobiliarios para el sector -residencial plus (la vivienda más cara), este año suman 142 desarrollos que -agregarán a la oferta actual más de 7,100 departamentos de lujo, dice Claudia -Velázquez, directora de Estudios de Mercados de Softec, una consultora -inmobiliaria.

- ¿El precio de los departamentos? Este es un dato que usualmente no le -importa mucho a este tipo de compradores, pero varía entre $200,000 dólares y -$2 millones de dólares.

- Son varias las razones que tiene este mercado para elegir un departamento en -colonias céntricas en lugar de las casonas de la periferia, desde la seguridad -de los habitantes y el estatus social, hasta las aspiraciones culturales.

- En muchos casos, los motivos para ser parte de esta tendencia son más -poéticos y menos ligados a plusvalías o conveniencias económicas. “(En mi -departamento) el paisaje exterior se convierte en una extensión de mi casa, los -árboles forman parte de la estancia y así, hasta las nubes”, dice Eduardo -Arroyuelo, un actor que vive en la colonia Roma en un exclusivo edificio -diseñado por el arquitecto Fernando Romero y catalogado como patrimonio -histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

- Es un hecho, los ricos regresan al barrio, y las empresas inmobiliarias se -pelean por atenderlos.

- Esta tendencia de éxodo hacia departamentos de lujo, se repite en otras -grandes ciudades como Monterrey y Guadalajara.

- Compradores exclusivos
-
Grupo Dahnos es el responsable del complejo inmobiliario llamado Reforma -222, el cual está valuado en $120 millones de dólares.

- El inmueble, con un adelanto de 30% de la obra, consta de tres torres -diseñadas por el arquitecto Teodoro González de León, el mismo que creó el -Museo Rufino Tamayo, la casa José Luis Cuevas, El Colegio de México, el -Auditorio Nacional y el Palacio de Justicia, entre otros inmuebles.

- En los 174,000 metros cuadrados de espacio construido (30% más que la Torre -Mayor), las torres albergarán viviendas, oficinas y un centro comercial. “No -estamos preocupados, sabemos que va a ocuparse todo el inmueble”, dice Gamboa.

- Esto no es un mérito menor si se toma en cuenta que el precio de cada unidad -fluctúa entre $200,000 dólares y $500,000 dólares. Aunque su compra no es -cuestión de dinero.

- “No son una opción para las familia convencionales con padres, hijos y -abuelos. Los que compran son ejecutivos de televisión, profesionistas como -arquitectos, legisladores, padres de familia que mañana se quedarán solos”, -describe el director de Grupo Dahnos.

- En realidad, a Gamboa le faltó agregar un dato: El poder adquisitivo.

- Estos departamentos tienen un destinatario, quien gana más de $1,000,000 -pesos anuales y que hoy puede vivir en las colonias Bosques de las Lomas, -Tecamachalco, La Herradura y Villa Verdún.

- Los mercadólogos se refieren a este grupo como la clase A/B y se calcula que -en la metrópoli este segmento representa 6.3% de la población, según el mapa -mercadológico de la ciudad de México 2004, editado por la agencia BIMSA.

- El perfil educativo de estos jefes de familia es licenciatura y suelen ser -medianos empresarios, directivos destacados de grandes empresas o miembros de la -aristocracia con recursos suficientes para mantener su linaje real.

- Lo vertical está inn
-
Eduardo Arroyuelo dice que siempre elegiría vivir en un departamento aunque -formara una familia y tuviera hijos. “Quiero vivir en un departamento porque -hay movimiento, mientras que en una casa hay quietud, es estática”, dice.

- Arroyuelo no es el único. Ocho de cada 10 familias con dinero optan ahora -por vivir en departamentos antes que hacerlo en una casa, de acuerdo con datos -de la consultora Softec.

- 90% de los departamentos de lujo que actualmente se construyen en el Valle de -México se ubican en la zona poniente y en todos los casos están destinados a -personas del segmento socioeconómico AB, es decir, que obtienen ingresos -superiores a $77,000 pesos mensuales.

- El boom de los departamentos de lujo ha llegado a la periferia. Se -puede ver incluso en fraccionamientos que hasta hace unos años eran ocupados -totalmente por casas, como los clubes de golf Chiluca, Bella Vista, Valle -Escondido y otros. Actualmente, aun los más exclusivos, dedican 90% de las -edificaciones nuevas a torres departamentales con los más altos atributos de -lujo y seguridad.

- Tal es el caso de las 578 hectáreas de Bosque Real, ubicado en Huixquilucan, -Estado de México. Se trata de un proyecto residencial único en América Latina -por su infraestructura de servicios, que incluye campo de golf, proyectos -arquitectónicos y áreas verdes. Ahí se ofrecen departamentos de lujo donde -cada metro cuadrado se comercializa desde $800 dólares hasta $1,350 dólares, -precisa Pablo Junco, de Relaciones Públicas del desarrollo inmobiliario.

- Los departamentos del segmento alto son diversos. Los hay pequeños y -lujosos, como en el corredor Reforma 222, donde ofrecen departamentos a $2,200 -dólares el metro cuadrado. Estos fueron construidos especialmente para -ejecutivos que privilegian los servicios sobre el tamaño ya que incluso cuentan -con centros comerciales en el mismo espacio habitacional.

- También están aquellos departamentos que emulan una casa por lo que los -diseñan con dos o tres niveles y de hasta 500 metros cuadrados, habitados por -familias con dos o tres hijos, con cuatro recámaras, tres o cuatro -estacionamientos, dos o tres baños, cuartos de servicio, sala de televisión, -sala y comedor separados.

- Buscan la bohemia
-
La zona de Polanco es otra ganadora en esta historia. La residencia de Pablo -Heredia, ejecutivo que labora en el mercado de valores, se ubica en esta -colonia, sobre la calle Emilio Castelar.

- Es un departamento de 180 metros cuadrados con tres recámaras y tres cajones -para estacionamiento. “Es un edificio tipo europeo donde se pagan rentas -mensuales de $27,000 pesos por sus comodidades y exclusividad”, cuenta el -ejecutivo.

- Desde hace pocos años, en esa colonia abunda la construcción de torres que -albergarán departamentos que ofrecen cada una entre 30 y 40 viviendas de lujo.

- Esta tendencia ya empieza a tener su efecto en el mercado inmobiliario de -otras áreas de la zona metropolitana. “Hay sobreoferta de casas en -Tecamachalco”, dice Alejandro Magaña Gurria, director de Mercadotecnia y -Comercialización de BOBA Impulse, una empresa de ingeniería inmobiliaria.

- De acuerdo con el directivo, las casas tienen menos demanda porque son -inseguras y las familias actualmente son más pequeñas que antes, por lo que -demandan menos espacio.

- Esa es otra razón por la que los departamentos para el nivel socioeconómico -más alto se multiplican en las colonias Roma y Condesa, en donde se desarrollan -unos 60 proyectos de departamentos caracterizados por un diseño arquitectónico -equiparable a zonas exclusivas de ciudades como Londres, Nueva York o Barcelona.

- Uno de ellos es Capital Park, ubicado entre los parques España y México, un -desarrollo exclusivo que ofrece 86 departamentos desde $150,000 dólares hasta -más de $500,000 dólares. Se trata de un conjunto inteligente, de estilo -arquitectónico modernista combinado con Art Déco, que va a contar con alberca -y asoleadores en la azotea, áreas de estar, asador y salón de fiestas. “El -60% ya está vendido y será habitado en octubre de 2005”, precisa Ita -Rodríguez, encargada del Departamento de Ventas de Capital Park, un proyecto de -Hasbani Arquitectos.

- No es la primera vez que colonias como Roma y Condesa estén pobladas de -millonarios. De hecho, sus primeros habitantes pertenecían a la clase alta. En -la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX la aristocracia se concentró -en ambas colonias junto con la Juárez. “Esto originó ejes preferenciales de -residencia con una mayor valorización de la tierra, ya que la clase obrera se -estableció en colonias como la Bolsa, Santa Julia y Romero Rubio”, describe -la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) -María Dolores Morales en el artículo Expansión de la ciudad de México en -el siglo XIX: el caso de los fraccionamientos.

- Compras usuales
-
En algunos casos existe la alternativa de rentar la vivienda de lujo, pero -la opción más común es la compra del inmueble.

- Las transacciones de compra se han incrementado gracias a los préstamos -hipotecarios que se otorgan mientras las tasas de interés son las menores que -la economía mexicana ha observado en los últimos 30 años.

- Pero no hay que olvidar que se trata de la clase más pudiente. Cuatro de -cada 10 familias adineradas obtienen su vivienda con el pago de contado, -mientras que el resto recurre al financiamiento otorgado por promotores -inmobiliarios o entidades bancarias.

- En la ciudad de México los edificios más caros están sobre la calle Rubén -Dario, colonia Bosque de Chapultepec, porque es uno de los sitios más cotizados -de la capital. Una persona que quiera vivir en las torres Coca-Cola debe -invertir unos $2 millones de dólares para comprar 400 metros cuadrados.

- De todos modos, el valor de los departamentos es difícil de determinar -porque depende de si el producto está terminado o si se entrega en obra blanca -(sin acabados de pisos, baños, paredes, techos ni accesorios definidos). El -segmento alto compra 60% de los productos inmobiliarios en obra blanca porque -prefiere decorarlo a su gusto. Y este detalle es significativo en el costo final -de cada vivienda, porque en acabados, dependiendo el tamaño, se pueden gastar -unos $100,000 dólares en promedio, aclara Claudia Velázquez.

- Y esto es sólo el principio. Ya sea por moda, inseguridad, estatus o simple -gusto, esta tendencia de que los millonarios regresen a los barrios que hace -décadas ellos mismos fundaron representará una explosión de oportunidades -para los comercios de la zona.

Ahora ve
No te pierdas