Calamares y chiles para Corea

Globos de latex, pelotas de plástico, dulces, chocolates, calamares y chiles secos son algunos de l
Roberto Fuentes Vivar

Cuando el 25 de junio de 1950 se inició la guerra de Corea, nadie se imaginaba que, 46 años después, la economía de Corea del Sur llegaría a ser una de las más dinámicas del mundo, al grado de que una sola empresa de ese país –Samsung– obtuvo, en 1996, ventas por $88,000 millones de dólares, cantidad similar a la totalidad de las exportaciones mexi­canas en el mismo año.

-

Hacia el fin de siglo, Corea tiene uno de los mayores ritmos de crecimiento en su Producto Interno Bruto (PIB) y su ahorro interno está colocado como el segundo más alto del mundo, después del de Singapur. Durante el año pasado, su comercio exterior llegó a $271,778 millones de dólares y aún no cumple 20 años de haber ingresado al Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT).

-

Pero, ¿qué significa México para los coreanos? La respuesta es sencilla: mano de obra barata y altamente calificada para la expansión de sus consorcios en el continente americano, aprovechando las condiciones estratégicas que tiene la república para el mercado estadounidense y para América del Sur. Por ello es que, tan sólo en el primer trimestre de 1997, cuatro empresas de aquel país han comenzado a construir plantas en México.

-

Se trata del consorcio textil Kopah, que producirá hilos y tejidos en el estado de Hidalgo; Korean Telecom, que se ubicará en el Distrito Federal –en asociación con Miditel para brindar servicio de telefonía de larga distancia–; Sae Han Electronics, fabricante de circuitos electrónicos que tendrá su sede en Tijuana, y la empresa Woo Chang, que fabricará camisas de algodón en Torreón, Coahuila. El total de la inversión de estas cuatro compañías es de $207 millones de dólares y existen negociaciones para otros 14 proyectos que podrían concretarse este año.

- -FIESTA A LA MEXICANA
-
Otra forma en que los coreanos ven a México es como proveedor de ciertos productos, muchos de los cuales se enfrentan a barreras arancelarias para su ingreso a ese mercado. El caso más concreto es el del calamar, en el que la Asociación de Pescadores coreanos solicitó a su gobierno se impusiera un arancel de 50% para el producto mexicano. Después de algunas negociaciones del gobierno de México, el arancel quedó en 30%. -

Otro ejemplo es el del tequila. Hasta el año pasado, la bebida mexicana tenía un arancel único de 30% para ser importado a Corea; a partir de enero de 1997 se le concedió una reducción a 20%, lo que hace al mercado coreano más atractivo para los exportadores mexicanos.

-

Más recientemente –el 18 de marzo–, se obtuvo la aprobación del gobierno coreano para que se pudiera importar carne de cerdo procedente de México, lo que permitió de inmediato un primer embarque con valor de $600,000 dólares y abrió la puerta para que en el mediano plazo se incrementen fuertemente estas exportaciones.

-

En términos generales, durante 1996 Corea exportó a México $1,191 millones de dólares e importó $408 millones, lo que significó un saldo deficitario para nuestro país de $783 millones.

-

La participación mexicana en el comercio exterior coreano es mínima, pues este país importa anualmente mercancías por $130,000 millones de dólares.

-

En lo que se refiere a las exportaciones mexicanas a Corea, el calamar ocupa uno de los principales renglones, ya que representa 11% de las ventas externas de este producto, y quizá el enojo de los pescadores coreanos se debe a que 95% de las importaciones de calamar sazonado se realizan desde México. Tan sólo en los tres primeros meses del año se vendieron más de $6 millones de dólares de este subproducto pesquero.

-

La vieja leyenda de que México es un pueblo globero parece estar presente en el mercado coreano, pues otras de las compras que realiza ese país asiático son, precisamente, las de globos de látex y pelotas de plástico.

-

Por si fuera poco, este año también el país exportará dulces y chocolates por más de $2.5 millones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

O sea que para la fiesta coreana, a los propietarios de Samsung, Daewoo y Goldstar se les vende tequila, cerveza, globos y ¡hasta el postre! Y para que la fiesta tenga un sabor más mexicano, este año el país asiático comenzará a comprar Chile seco, con un primer embarque por un monto de $120,000 dólares.

Ahora ve
La última semana muestra ejemplos de la violencia excesiva que vive México
No te pierdas
×