Campeón con Corona

Una compañía que inició hace 80 años en unos baños abandonados vende hoy $700 millones de dóla
Lolbé Corona

Aunque Fábrica de Jabón La Corona no invierte en publicidad, sus marcas son conocidas por millones de mexicanos. Aceite 1-2-3, Rosa Venus, Foca, Roma y Jabón Zote están presentes en muchos hogares del país, Estados Unidos y América Latina.

-

Los orígenes de la firma se remontan a los años 20, cuando debido a la escasez de jabón los hermanos González Padilla tuvieron la idea de establecer una planta para elaborarlo en la ciudad de México.

-

Encontraron un local en Peralvillo: las instalaciones de unos baños públicos fuera de servicio, cuya vieja caldera les permitía completar los procesos de fabricación. Ahí, con un equipo rudimentario, empezaron a vender jabón en trozos directamente al público. El local tenía por nombre Baños Corona, y cuando la gente acudía a comprar decía: “vamos a La Corona”, por lo que la organización decidió adoptar ese nombre.

-

En 1921, tras superar algunas limitaciones económicas, la empresa sacó al mercado su primer jabón de lavandería bajo esa misma denominación, el cual tuvo gran demanda. En 1925 adquirió un predio en la colonia Rastro, donde se instaló formalmente la primera Fábrica de Jabón La Corona. Hoy la compañía se ubica en Xalostoc, Estado de México.

-

A pesar del éxito conquistado, dos de los fundadores decidieron retirarse y sólo Esteban González Padilla se mantiene al frente.

-

Su primer paso fue diversificar la oferta: a los jabones de lavandería sumó detergentes, crema dental y jabones de tocador. Décadas más tarde empezó a producir aceites comestibles –una de sus marcas, Aceite 1-2-3, vende hoy 190 millones de litros al año– y, más recientemente, suavizantes y limpiadores líquidos.

-

A pesar de la acogida a sus nuevas líneas, la firma sigue produciendo jabones de lavandería, entre los que destacan las marcas Tepeyac y Zote. Esta última fue adquirida en 1970 como pago de una deuda.

-

En un principio –cuenta Jorge Rueda, subdirector de Ventas– no se esperaba que el sello llegara a tener tanto éxito. Su rival más fuerte –hoy Unilever– sacó a la venta Jabón Feliz, un producto con características similares a las de Zote, lo que los hizo pensar que estaban en el buen camino. La agrupación notó que el producto tenía mercado, así que decidió comercializarlo con su nombre original. “Igual en color y sin empaque. La diferencia con nuestros competidores es que Zote tiene más calidad”, cuenta el ejecutivo.

-

El producto pronto tendrá una presentación líquida; sin embargo, su participación de 83% en el mercado del nicho y una producción de 89,000 toneladas al año hacen prever que habrá Zote pastilla para rato.

-

Al hablar sobre su rechazo a la publicidad, Rueda refiere: “Hace muchos años lanzamos dos marcas de detergente: Doña Blanca y Roma. A la primera se le hizo publicidad y a la otra no. A la fecha Roma es un producto líder.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Y así, sin publicidad, Fábrica de Jabón La Corona cuenta hoy con 15 bodegas en la República Mexicana y factura más de $700 millones de dólares al año.

Ahora ve
Jennifer López pide ayuda para Puerto Rico tras el paso del huracán María
No te pierdas
×