Casas de bolsa: tiempos difíciles

-
LHM

Agobiadas por el “efecto dragón” y la caída en los precios internacionales del petróleo, las 32 casas de bolsa que operan en el país experimentan, unas más que otras, uno de los periodos más difíciles en su historia: por un lado, el deseo de los inversionistas institucionales por abandonar los mercados emergentes y, por el otro, la búsqueda de una operación más eficiente con menos gastos.

-

Algunas de las medidas de corrección, según explicaron analistas de Santander Investment, intentaron iluminar el túnel con recortes a la plantilla de personal. Incluso, la mayoría de los intermediarios bursátiles navegó hacia el refugio virtual de la renta fija, toda vez que el mercado de capitales giró en contra de sus intereses.

-

“Hoy por hoy –menciona un especialista– la situación es difícil. Los grupos financieros y las casas de bolsa en general están adecuando sus estructuras; están tratando de reorientar negocios donde pueda haber un poco más de oportunidad. Sin duda, en lo que sería un comparativo de contextos históricos, el que vivimos hoy no nos ayuda en nada.”

-

Los analistas recuerdan que gran parte del negocio de las casas de bolsa, entre 60 o 70%, gira alrededor de las comisiones que cobran por las operaciones de compra-venta de títulos. De hecho, en las últimas semanas, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registra un promedio de operaciones diarias que oscila entre 25 y 50 millones de transacciones, cuando en los momentos de auge se realizaron 100 millones.

-

Otra de las formas con las que cuentan los intermediarios bursátiles para allegarse de recursos es la colocación de acciones. En 1997 se concretaron 23 ofertas públicas primarias que involucraron $6,143.4 millones de pesos. No obstante, en lo que va del año, ninguna empresa buscó al mercado accionario como herramienta de fondeo.

-

Las casas de bolsa, para contrarrestar el desánimo de los inversionistas institucionales, tomaron posiciones en el mercado de dinero, a través de la compra de papel gubernamental. La estrategia nueva se reflejó en el incremento que observó el renglón de inversiones en renta fija, pues pasó de $372 millones de dólares al primer trimestre de 1997 a $792 millones de dólares un año después, según datos del Banco de México (Banxico).

-

Por otra parte, aunque la inversión en capitales observó algunas entradas de recursos, no recuperó su perfil positivo y, como el año pasado, mantuvo un saldo deficitario: de -$793 millones de dólares, como saldo de los primeros tres meses de 1997, a -$243 millones en igual periodo de 1998.

-

“Las casas de bolsa buscaron recuperar terreno a través del mercado secundario. Sin embargo –acota un analista de Banorte–, además de los elementos de carácter externo, como la crisis asiática o los precios del petróleo, el mercado de dinero se afecta por los aumentos en tasas de interés y el comportamiento en el tipo de cambio. Es decir, además de las variables internacionales, entraron a un terreno que está sujeto a situaciones de tipo político o sociales internas.”

-

No obstante, para Luis Ballescá Loyo, director general del Instituto del Mercado de Valores (Imerval), desde el punto de vista intermediario, las casas de bolsa no salen afectadas con las crisis internacionales. “Los desajustes –dice– no le pegan directamente a los intermediarios, sino a los que invierten en valores.

-

Si baja la bolsa, aquellos que compraron acciones de las empresas, pues se verán afectados. Las casas de bolsa no se ven afectadas porque sólo hacen el trabajo de comprar y vender por cuenta de los clientes. Si tuvieran posiciones propias en acciones, entonces sí se verían afectadas.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Aunque Ballescá reconoce que, por la globalización y a pesar de que los fundamentales del país lucen sólidos, existe capital extranjero que prefiere operar fuera de México.

Ahora ve
¿Qué países tienen mayor adicción a la tecnología?
No te pierdas
×