Chiapas, el aburrimiento

-
Ricardo Medina

Desde 1996 el diálogo entre el gobierno federal y el EZLN se canceló. -Durante algún tiempo la opinión pública pudo ilusionarse con un remedo de -diálogo, que en realidad fueron escarceos retóricos entre voceros oficiosos -del EZLN y voceros del gobierno cuya personalidad como tales nunca quedó -claramente establecida. La matanza de Acteal en diciembre de 1997 sacudió el -letargo. Si el principal sospechoso de cometer un crimen se descubre buscando el -beneficiario, parecería que el EZLN o sus simpatizantes provocaron la matanza. -Aparentemente no fue así, pero Acteal permitió que “lo de Chiapas” -volviera a lugares destacados en los medios de comunicación y obligó a -definiciones del gobierno (relevo del gobernador, investigaciones, intercambio -de acusaciones, desmantelamiento de los llamados municipios autónomos), todo lo -cual en términos de propaganda ha beneficiado al EZLN y a sus simpatizantes.

- Hay quien interpreta el prolongado silencio de Marcos como una táctica de -quien quiere mantener latente el conflicto y de Chiapas con vistas a las -elecciones presidenciales del 2000. Si en esos comicios el PRD y su caudillo, -Cuauhtémoc Cárdenas, se alzan con el triunfo, Marcos y el EZLN replantearán -su relación con un gobierno que les resulta más afín. Esa es la hipótesis. -Sin embargo, es una conjetura que hace agua en un punto clave: un conflicto -empantanado es un conflicto en vías de extinción de la peor manera, por -fastidio y aburrimiento.

- Además, ¿si ese silencio fuera signo, en cambio, de una ruptura o -desaparición en el liderazgo del EZLN? En ese caso, el del agotamiento del tema -Chiapas a los ojos y a los oídos de la opinión pública, todos pierden, -especialmente los habitantes más pobres y explotados de Chiapas. Ellos, de -enero de 1994 a la fecha se han empobrecido más (si cabe) y han experimentado -una novedosa explotación, que se suma a la ancestral de caciques y políticos -tradicionales: la explotación autoritaria del EZLN fundada en los “buenos -sentimientos progresistas”.

- Así las cosas, el 1º de julio el presidente Ernesto Zedillo consideró -conveniente fijar la posición del gobierno acerca del conflicto. Calificó al -obispo Ruiz no sólo de hipócrita, sino de ineficaz mediador por su parcialidad -y doble lenguaje; motejó a Marcos de líder mesiánico; reiteró la necesidad -de que el ejército permanezca en Chiapas como factor de estabilidad; reafirmó, -paradójicamente, la propuesta de un diálogo directo con el EZLN y defendió la -actuación del gobierno durante el conflicto como tolerante y prudente. Además, -dijo que el objetivo es restaurar y defender el estado de derecho y la -legalidad. Dentro de estas definiciones llama la atención la paradoja de una -invitación al diálogo que se sabe de antemano que cae en el vacío. Para -cualquier observador informado queda claro que ese diálogo es hoy -prácticamente imposible: el EZLN no desea dialogar. Imposible también porque -la invitación al diálogo es lo menos comedida posible: al enlace con el EZLN -se le tacha de hipócrita (no sin razón) y al encapuchado líder de los -neozapatistas, de mesiánico (también con razón).

- Si no hay diálogo, y esto parece saberlo el gobierno, entonces ¿el -aplastamiento militar? No, tampoco. Lo que queda es el sostenimiento del actual -estado de cosas, confiando en que no se provoque otro Acteal para reavivar la -atención de la opinión pública. ¿A quién le conviene matar lentamente el -conflicto por la vía del aburrimiento y el fastidio? A nadie y a todos. A -nadie, porque todos pierden. Dos años de aburrimiento perjudican al EZLN y a -sus compadres porque es demasiado tiempo para mantener la atención prioritaria -de los medios de comunicación y de la gente común en el tema de Chiapas. Pero -tampoco benefician al gobierno, quien deberá cargar con el peso de un conflicto -irresuelto. El gobierno de Zedillo parece resignado a seguir caminando con esa -piedra en el zapato. Conflicto controlado, enmarcado en el fastidio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Nos beneficia a todos, sin embargo, porque se aleja la probabilidad de un -enfrentamiento armado, de la guerra o del exterminio de los rebeldes. Nos -beneficia porque, si tenemos suerte, al menos lograremos terminar con la “excentricidad” -del conflicto chiapaneco, acotarlo a su lacerante realidad regional en lugar de -hacerlo motivo de vida de la nación entera.

- El autor es colaborador de TV Azteca y de El -Economista.

Ahora ve
Atentado contra un mercado en Pakistán dejó al menos 26 muertos
No te pierdas
×