Chubb de México la protección corporat

La apertura le permitió a esta empresa, que cuenta con más de un siglo de experiencia en el campo
Ivette Estrada

Cuando apareció en el horizonte el Tratado de Libre Comercio, Chubb decidió invertir en México. Primero adquirió una participación accionaria en Seguros Equitativa y Central de Fianzas; más tarde, creó el servicio operativo para las dos empresas, y finalmente, en 1995 creó la compañía afianzadora y de seguros Chubb de México. Hoy posee el 100% de participación en la afianzadora y espera que al concluir 1996 su inversión en la aseguradora también sea integral.

-

Para lograrlo, Chubb se avocó al nicho empresarial del mercado. Según Eduardo J. Sobrino, presidente de Chubb de México, una de las principales estrategias de la compañía fue dirigirse a un mercado diferente al que operaban Central y Equitativa. “Dejamos atrás la venta de seguros individuales y pequeñas fianzas, que buscaban volumen, para especializarnos en un selecto mercado de clientes corporativos medianos y grandes.”

-

Esto, para proseguir la filosofía de Hendon Chubb, fundador de la empresa, quien decía que “no puede tenerse la respuesta para todas las necesidades que surgen en el mercado de seguros y fianzas, por lo tanto, debe identificarse a los clientes que puedan servirse realmente bien y luego dirigir todos los esfuerzos a lograrlo”.

-

Actualmente, Chubb de México es la única compañía de seguros y fianzas en México cuyos productos, servicios y atención se dirigen exclusivamente a los requerimientos de la empresa.

-

La estrategia dio resultado. En menos de un año, esta compañía (que en Estados Unidos obtuvo utilidades por $528 millones de dólares durante 1994), ya posee clientes en México como American Express, ICA y General Electric, entre otros, menciona Yolanda Palmeros, gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas. Ella enfatiza que el dirigirse al mercado empresarial implicó diferentes cambios estructurales en todas las áreas, como la creación de nuevos productos y servicios, respaldados por la capacidad de reaseguro y reafianzamiento que, a su vez, muestran la posibilidad inmediata de respuesta ante cualquier siniestro, pues es el “seguro” de los riesgos asumidos por la compañía aseguradora.

-

Metamorfosis
-
La reestructuración de Chubb implicó una cuantiosa inversión (que sin embargo se mantiene en las carpetas de la confidencialidad), aplicada en las áreas de infraestructura, personal y atención a intermediarios y clientes. Entre otras cosas, menciona Sobrino, esto conllevó el establecer relaciones de trabajo con despachos de corredores, es decir sociedades anónimas de capital variable con autorización de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) para operar como agentes de personas morales.

-

Claro que la transformación de Chubb de México no sólo se basó en la contratación -de brokers, sino que fue integral. En infraestructura, donde se consideraron los requerimientos del mercado mexicano a largo plazo, “de cero se creó todo un programa de cómputo para lograr dar respuestas ágiles y precisas en todas las etapas de operación, así como un sistema enfocado al correcto manejo de información hacia clientes e intermediarios y una red de correo electrónico nacional e internacional”, menciona Sobrino.

-

El director general de Chubb dice que para lograr ofrecer en el país productos y servicios con los estándares de calidad establecidos a nivel mundial, se contrataron “experimentados profesionales en el ramo” y se realizan ya programas de capacitación en diferentes áreas y actividades como la suscripción, ingeniería y manejo y ajuste de reclamaciones.

-

A nivel mundial, Chubb tiene más de 10,000 empleados y apoyo global de expertos en servicios técnicos, lo que permite respuesta profesional donde se requieren conocimientos específicos. Entre otros, cuenta con especialistas en minas, protección contra incendios, alarmas, generación de energía, instituciones financieras, protección ejecutiva, ruptura de maquinaria, transportes y otros.

-

Fundada en 1882 en Nueva York, actualmente está presente en 22 países, donde cuenta con subsidiarias o sucursales. Esta red le permite a Chubb de México intercambiar experiencias y tecnologías para atender las necesidades internacionales de sus clientes. Además, la compañía cuenta con un centro de capacitación en Estados Unidos, donde anualmente participa personal que integra la red.

-

Respecto de la atención a clientes e intermediarios, en México cuenta con un área para el ramo de daños y otra para fianzas. Quienes atienden a los intermediarios y clientes son suscriptores técnicos en sus ramos que analizan un riesgo y presentan un programa adecuado a las necesidades del cliente. Se apoyan además en un equipo de actuarios y especialistas en el área de beneficios que diseñan productos y servicios en el área de gastos médicos, accidentes y seguros de vida.

-

Para Sobrino, existen tres puntos fundamentales que le permiten mantener una visión a largo plazo: “La solvencia financiera de la compañía, el servicio al cliente --que incluye un Programa Anual de Prevención de Riesgos elaborado por expertos de Chubb en forma conjunta con sus clientes-, y personal altamente calificado en todas sus áreas”.

-

Con tales corazas, esta compañía espera triunfar en el mercado empresarial de México. Ahí está el potencial, sin duda, pero también la competencia.

Ahora ve
Por error, HBO transmite episodio seis de la nueva temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×