Ciba-Geigy <br>El rumbo de la recuperaci

Pese a la caída de sus ventas, la firma realizará nuevas inversiones para ampliar su planta y elev

Como otras tantas, la industria químico farmacéutica ha aprovechado las oportunidades de exportación que surgieron luego de la devaluación.

-

“Las exportaciones se han convertido en un gran alivio para la actual situación económica que viven tanto las empresas como el país. En 1995 calculamos haber sumado una reducción de 20% en el volumen de las ventas nacionales”, -asegura Peter Reinartz, director general de Ciba-Geigy en México.

-

Así, el ejecutivo afirma que las ventas externas de la compañía en ese año llegaron a $53 millones de dólares, mientras que en 1989 apenas alcanzaban $3 millones de dólares. En gran medida, las exportaciones se han logrado incrementar gracias a la propia devaluación del peso mexicano, más que a una sesuda estrategia.

-

Pero además, Ciba-Geigy es proveedora de casi todas las áreas -productivas. Entre sus productos se encuentran colorantes, productos químicos, aditivos, pigmentos, -polímeros y especialidades farmacéuticas. Actualmente, el sector farmacéutico representa 25% del total de las operaciones de la compañía, mientras a la división agropecuaria le corresponde 22%; el resto es de la parte -industrial. Por ello, las exportaciones han sido definitivamente un respiro.

-

Para el presente año, la compañía de capital suizo invertirá $10 millones de dólares en la modernización tecnológica de sus plantas en Puebla, Jalisco y el Distrito Federal. Sus proyectos de expansión en México incluyen la construcción de nuevas plantas para 1997, las cuales se concentrarán en -incrementar las exportaciones y fortalecer la presencia de la firma en todo el país.

-

Según Reinartz, estos planes no dependerán de los vaivenes de la economía mexicana, pues se trata de inversiones planeadas cuya aplicación es de mediano plazo. “Esperamos que los mercados se restablezcan poco a poco, y estar en condiciones para crecer hacia la segunda mitad de 1996. En 1995 lo que más nos afectó fue el costo del -financiamiento. Las altas tasas de interés se han convertido en un asunto -impagable, que definitivamente influye en las operaciones de la empresa.”

-

Como consecuencia de la depresión que experimentó el mercado farmacéutico, al finalizar 1995 Ciba-Geigy pronosticaba una baja de entre 15 y 30% en el volumen de la demanda local, dependiendo el sector del mercado. Aunque ahora se espera tener un pequeño crecimiento de entre 2 y 3% derivado de una recuperación paulatina a nivel nacional.

-

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×