Cómo hacer el presupuesto

Muchos saben que sí mejora las finanzas, pero pocos, muy pocos, se atreven a hacerlo. Ejemplos real
Martha Mejía

Promete curar todos los males financieros. Una vez que alguien recurre a él, deja de temerle al fin de la quincena, gasta menos en intereses de su tarjeta, está más tranquilo sobre su futuro.

- A pesar de los beneficios que promete, su solo nombre suele espantar a más de uno. Resulta que hacer un presupuesto no es tan complicado como parece, tal como atestiguan un ama de casa, un emprendedor y una profesora de finanzas que aquí cuentan cómo lo han hecho y cuánto los ha beneficiado.

- Sólo si se elabora un presupuesto se podrá ser “un ahorrador más constante y un deudor más responsable”, dice Uriel Galicia, director de Adelante con tu Futuro, un programa de Educación Financiera de BBVA Bancomer. Los programas como éste en México arrancan con la elaboración del presupuesto desde las primeras sesiones y tienen en sus sitios de internet formatos que ya sólo se llenan y permiten planear mejor el uso del dinero y lo que tendrá que hacerse para alcanzar objetivos.

- YA NO VIVIR AL DÍA
Lilia Domínguez,
secretaria y ama de casa, logró más control.

- Por qué hacer un presupuesto: Si alguien me hubiera preguntado hace cinco años en qué gastaba mi dinero, habría respondido: “No sé, gano bien, pero nunca tengo dinero”.

- Nunca me había podido comprar casa propia ni tener dinero ahorrado. Cuando tenía una emergencia o algún gusto me acababa lo que tenía e incluso pedía prestado. Me sorprendí al ver que manejar el dinero es mucho más fácil de lo que parece si lleva un orden. Ya tengo dinero que pienso invertir en la educación de mi hija. También compré un coche.

- Cómo hacerlo: Anoto mis ingresos. Enlisto mis gastos. Empiezo por los de mayor importancia, como la mensualidad del departamento. Enseguida enlisto los que no realizo todos los meses: ir de compras, cumpleaños o vacaciones. Destino una cantidad al ahorro. Lo ajusto cada mes.

- TODO POR ESCRITO
Javier Vázquez Gómez,
administrador, socio director de Tok.

- Por qué hacerlo. La idea de mi empresa comenzó en una servilleta de Starbucks. De no aterrizar las cosas en papel se nos olvidan. A los siete años, perdí un billete de 50,000 pesos (50 de hoy) para comprar el pan. Regresé a casa y le dije “pa, perdón pero perdí el dinero”. Él, muy tranquilo, me dijo: “No te preocupes, pero si tú lo perdiste lo vas a pagar porque tienes que aprender que el dinero se cuida”. Esa lección me hizo ser independiente, estudié finanzas y, al día de hoy, manejo una empresa.

- Cómo hacerlo: Reflexiono qué es lo que quiero y qué es lo que tengo. En una hoja de cálculo registro ingresos. Después, checo cuánto voy a ahorrar. Si me queda muy poco, monitoreo en qué se está yendo ese dinero. Para ahorrar sólo se necesita imaginarse que se gana 10 o 20% menos. Después checo gastos fijos y luego variables. Lo más complicado es sentarse y hacerlo.

- VIVIR CON TRANQUILIDAD
Martha Reyes Villa,
coordinadora de Extensión Académica de la Escuela de Actuaría de la Universidad Anáhuac del Sur.

- Por qué hacerlo. El hábito de hacer un presupuesto me viene de familia. Cuando niña mis papás nunca me dieron todo lo que pedía, no sé si fue porque no podían o porque me estaban educando, pero el hecho de no darme todo hizo que despertara en mí el hábito de la planeación y del ahorro.

- Mi enfoque es conservador, no me gusta gastar lo que no tengo. Las tarjetas de crédito las uso sólo para financiarme máximo un mes hasta la fecha de pago.

- Cómo hacerlo. Primero veo mis necesidades. Siempre ahorro, ya sea para el retiro, para el futuro o para una emergencia. Una vez que tengo cubierta esa parte planeo actividades extras, como vacaciones o el cambio del auto. Anualmente hago un presupuesto de cuánto se va a gastar en alimentación, colegiaturas y todos los gastos operativos en casa. Al final tengo un aproximado en gastos, sólo le aumento 5 o 7% de inflación.

- Hacer el presupuesto en el programa Excel  me ayuda, porque ya tengo una planilla, a la que le hago algunas modificaciones de vez en cuando. Lo comparo con presupuestos anteriores, y puedo ver si voy bien, si hay altas y bajas, y de haberlas me permite identificarlas y corregirlas.

- El presupuesto me permite vivir con tranquilidad. Conozco a gente que compra a crédito y gasta de más. Saca dinero de un lado para pagar en otro.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

-

- -
CONTROL DESDE EL CELULAR
-
- La autora del blog de finanzas personales Blogylana, Sonia Sánchez, - analiza programas para llevar presupuesto en un iPhone.
-
- SpendingLite. Se puede probar gratis. Apenas como registro de gastos. - Supongo que la versión pagada estará más robusta, pero ya no llegué a - comprarla. No me convenció.
-
- SplashMoney (4.99 dólares más 19.95 por software de escritorio). Usa el - iPhone como registro y se sincroniza con el escritorio. Es difícil - entender cómo cambiar los nombres de cuentas, cómo agregar gastos y cómo - hacer un presupuesto. No es intuitivo.
-
- Al final, opté por un software de escritorio efectivo, intuitivo y - eficaz: You Need a Budget (59.99 dólares en www.youneedabudget.com). Es - más rústico, porque no se sincroniza con el teléfono, pero se puede - tomar notas durante el día y pasarlo a la computadora.
-
- Por el momento, el software financiero más completo y eficiente está - fuera del APP store.
Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×