Como me ves te verás

La reforma a la Ley del SAR busca evitar que los mexicanos lleguen a viejos sin dinero para su pensi
Jesús Hernández

No falta mucho para que México sea un país de viejos. Hacia 2050 uno de cada cinco habitantes será mayor de 65 años y su subsistencia dependerá de la solidez del sistema de pensiones y de la infraestructura en seguridad social que se construya hoy con el objeto de enfrentar esos tiempos. Las perspectivas pueden ser dantescas, pues el envejecimiento de la población podría implicar escasez de recursos, fuertes presiones sobre el sistema de salud e insuficiencia de fondos para pagar a los jubilados. Aunque también existe la posibilidad de tomar medidas a tiempo.

- -

Los primeros pasos a fin de evitar el peor de los escenarios ya se están dando, con la reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), del pasado 24 de abril. Se permitirá a las Afore invertir hasta 10% del total de sus recursos ($420,839.9 millones de pesos hasta marzo de 2002) en valores en el extranjero. A partir de abril de 2003 el porcentaje aumentará a 20%, previa evaluación del Congreso. Los factores a discutir serán el manejo de riesgo y la rentabilidad, así como la correcta información de cada movimiento que hayan logrado para sus ahorradores. A febrero de 2002, el rendimiento nominal promedio de las 12 Afore básicas fue de 21.32%, pero al transferirlo a valor real quedó sólo en 9.44%.

- -

Alejandro Villagómez, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), considera que esta reforma es una parte de la solución que permite diversificar las opciones de inversión y disminuir el riesgo país, pero sólo para las Afore que sean autorizadas por la Consar. En la agenda aún quedan por resolver puntos como la capitalización de la parte de ahorro para vivienda y, sobre todo, el problema social que implica la dependencia futura de los mayores de 65 años, pues las Afore "sólo garantizan mantener el valor del ahorro a quienes están inscritos en el IMSS; todo lo demás está en veremos, los sistemas públicos se encuentran quebrados y hay un amplio sector que no tiene acceso a pensiones ni a la seguridad social."

- -

Luis Pazos, diputado de la Comisión de Hacienda, coincide en que la reforma no es suficiente, pero opina que tiene que ser gradual en la medida en que se incremente en la población la cultura financiera para no permitir malos manejos de los fondos. Al modificar el sistema se procurará sanear un sector que bajo el viejo sistema de pensiones sólo sirvió para quebrar instituciones como el IMSS y el ISSSTE, y enriquecer funcionarios. "Se requiere crear un sector sano, porque la parte insana puede crearnos todavía muchos dolores de cabeza", advierte el legislador panista.

- -

El país tendrá la oportunidad de crear la riqueza suficiente con el fin de enfrentar el problema. Entre los años 2010 y 2040 la población económicamente activa (PEA) -hoy en día equivalente a 44 millones de personas- será la mayor de la historia. El desafío implica establecer fuentes de empleo formal y bien remunerado para los 75 millones de individuos que integren la pea en 2010 -cuando se requieran 1.1 millones de plazas nuevas- y para los 80 millones que la compongan en 2030, de tal forma que sus aportaciones individuales al SAR puedan financiar su propia sobrevivencia futura.

- -

En diciembre de 2000 los pensionados amparados por el IMSS sumaban 1.86 millones, de los cuales 1.78 eran pensionados y 78,456 tenían rentas vitalicias. La cifra contrasta con la estimación del Consejo Nacional de Población, que calcula que hasta mediados de 2001, uno de cada 12 hogares (alrededor de 1.67 millones) contaba con un adulto mayor que no tenía seguridad social del Estado, mientras que en entidades con altos índices de pobreza y marginación como Chiapas, Guerrero, Hidalgo y Puebla, la cifra se eleva a 80%.

- -Por ahora hay mucho que hacer y las condiciones se acercan más a la tragedia que a las perspectivas de bienestar. Por ello, advierte Villagómez, habrá que "procurar que se arregle el marco jurídico que posibilite la existencia de pensiones dignas de una vez, para evitar llegar a una situación así."

-

Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas