Con el sí de Bush

Estados Unidos atenúa su dura posición hacia Chávez. En el petróleo está la clave.

Las relaciones entre estados unidos y Venezuela, congeladas en los últimos tres años, están regresando a la cordialidad después de la victoria del presidente, Hugo Chávez en el referéndum revocatorio del 15 de agosto, según funcionarios y analistas estadounidenses.

- Una semana después del referéndum, la Organización de Estados Americanos (OEA) le otorgó a Chávez un nuevo sello de legitimidad política cuando reconoció su triunfo electoral en una votación que la oposición esperaba lo dejara fuera del cargo.

- Valter Pecly Moreira, el embajador brasileño que lideró la misión de la OEA para observar los comicios, dijo que no había encontrado ninguna evidencia de fraude electoral.

- El resultado afianzó la posición política del Presidente al menos a corto plazo y confirmó su mandato para gobernar hasta comienzos de 2007.

- La exitosa culminación del papel de la OEA en Venezuela es también un pequeño incentivo para su secretario general, Cesar Gaviria, antes de finalizar por estos días sus 10 años al frente de la organización.

- El gobierno estadounidense exhortó a Venezuela a dejar atrás sus diferencias políticas, dando señales de un giro en su dura política contra Chávez.

- “Instamos al gobierno de Venezuela y a la oposición democrática a trabajar hacia la reducción de las tensiones y asumir el compromiso de un diálogo constructivo y democrático”, declaró Adam Ereli, vocero del Departamento de Estado.

- Una vez concluida la influyente intervención de la comunidad internacional en Venezuela, los asuntos petroleros delinearán las relaciones Washington-Caracas, de acuerdo con analistas. Venezuela, el quinto exportador mundial de petróleo, surte aproximadamente 14% de las importaciones estadounidenses y dos tercios de las exportaciones petroleras venezolanas van a Estados Unidos.

- “Chávez va a estar allí por un tiempo y Estados Unidos tendrá que aprender a convivir con él porque tiene petróleo, así de simple”, dice Mark Falcoff, experto en Latinoamérica del American Enterprise Institute. “Y él (Chávez) tendrá que convivir con Estados Unidos también, porque aún necesita nuestro mercado.”

- Los funcionarios estadounidenses esperan que Chávez continúe en el poder después de las próximas elecciones, a finales de 2006.

- Pese al interés por el petróleo, en Washington hay preocupación por la indiferencia de Chávez en la cooperación con el gobierno colombiano en su lucha interna contra la guerrilla, a la que Estados Unidos califica de “terroristas”.

- Hasta ahora se ha logrado escasa evidencia para demostrar que Chávez apoya a los “terroristas”, reforzando la idea de que el petróleo será el factor definitorio de las relaciones bilaterales.

- Un funcionario estadounidense de alto rango a cargo de los temas de seguridad en Latinoamérica dijo: “El factor petróleo repercutirá en contra de cualquier tipo de estrategia agresiva real hacia Chávez. En el futuro inmediato, tendremos que convivir con esta persona por algún tiempo.”

- La ruta peronista
Para algunos miembros de la oposición venezolana, el triunfo de Chávez es un desastre que conducirá a un estado policiaco al estilo Cuba y que intentará exportar la revolución al resto de América Latina. Para los seguidores de Chávez, pertenecientes a la izquierda, el resultado representa un gran golpe al “imperialismo yanqui”. El teórico del marxismo Heinz Dietrich lo explicó recientemente de esta manera: “La revolución Bolivariana y su Presidente se han convertido en la incuestionable vanguardia del proceso liberador antiimperialista.”

- La realidad es más prosaica. La victoria de Chávez, ratificada por observadores internacionales como limpia, es importante, y quizá tenga un impacto en América Latina. Pero no porque Chávez piense exportar la revolución, como hizo Cuba en los años 60, o al estilo de Simón Bolívar a principios del siglo XIX.

- Al contrario. Con sus políticas sociales que dejan una buena dosis de votos financiada con el alto precio del petróleo, Chávez podría estar anunciando el regreso de la tradición populista latinoamericana, cuyo mayor ejemplo fueron el general Juan Domingo Perón y su esposa Evita en la Argentina de los años 40.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Mucho de lo que Chávez ha hecho desde su primera victoria electoral en 1998 se ha basado en la riqueza petrolera. Venezuela obtiene tres cuartos de sus ingresos por exportaciones del petróleo. Por eso, el alza del precio del crudo a sus máximos niveles en dos décadas le ha dado dinamismo a una economía que hace dos años estaba en la crisis más profunda en su historia moderna.

- El apoyo cubano, a cambio de petróleo barato, ha sido fundamental. En el último año han llegado a Venezuela 17,000 médicos, dentistas y un número aún mayor de maestros. Ese fue un factor que la oposición subestimó. Los pobres salieron a votar por Chávez, dejando atrás una tradicional apatía electoral.

Ahora ve
Los europeos tenemos que pelear por nuestro propio destino: Angela Merkel
No te pierdas
×