Conflictos de identidad

Si piensas cambiar tu celular por uno con aplicaciones de asistente digital, primero sopesa las opci
Antonio Puertas

¿Qué es un “teléfono inteligente”? no sólo es aquel celular capaz de -conectarse a una PC para sincronizar datos básicos –contactos, calendarios, -pendientes, notas y correos– con nuestro PIM (Personal Information Manager); -tampoco se limita a otras modalidades de comunicación, como enviar mensajes de -texto y recuperar correos electrónicos. Lo que distingue a estos dispositivos -es que tienen capacidad para soportar otras aplicaciones, como un navegador y un -sinnúmero de programas adicionales que facilitan la vida y el trabajo. En -breve, se puede decir que un teléfono inteligente es, además de celular, un -asistente digital personal o PDA (o al revés, además de PDA es un celular).

- Expansión evaluó dos de los llamados teléfonos inteligentes: el Treo -600, de PalmOne y el P900, de Sony Ericsson. Ambos son equipos GSM, -cuentan con pantalla a color, capacidad para almacenamiento externo adicional, -una cámara y cumplen funciones casi idénticas. Como teléfonos, su desempeño -es muy similar y padecen por igual las groseras limitantes de la red GSM: -llamadas que no entran, que se cortan de repente y una recepción mediocre. En -mi experiencia, el Treo fue más consistente en su reporte de la -“fuerza” de la señal, mientras que para el extremista P900 era o muy buena -o muy mala. Y por contradictorio que parezca, éste tuvo una recepción -ligeramente mejor que aquél. Llama la atención que, siendo teléfonos, ambos -son incómodos para hablar; aunque afortunadamente, los dos vienen con un manos -libres que facilita el uso.

- Primera gran diferencia: el Treo viene con un teclado completo y un -botón-navegador de cinco vías que facilita su uso y opaca al incómodo botón -lateral del Sony. A primera vista, las teclas del Treo parecen demasiado -pequeñas, pero resultan mucho más útiles que el Jotter –una especie -de graffiti que reconoce la letra manuscrita– del P900, que nos obliga -a utilizar la pluma. Lo anterior es de suma importancia si se toma en cuenta que -muchos usamos el teléfono mientras vamos manejando o estamos ocupados, así que -el usuario agradecerá la posibilidad de accesar a todas las funciones del teléfono -celular y del PDA sin tener que usar ambas manos.

- Segunda diferencia: la pantalla del P900 es casi 30% más grande y de -mejor resolución. Y para los presumidos, quizá no sobra decirles que el Sony -Ericsson es un teléfono de diseño mucho más elegante.

- ¿Para qué sirven las cámaras digitales de los celulares? Pasada la -novedad, dejamos de usarlas y muy pocos agregamos fotos de los contactos a la -agenda. Lo peor del caso es que ni el P900 ni el Treo son capaces -de sincronizar las imágenes de la agenda de teléfonos con las del PIM (utilicé -Outlook 2004, en una estación de trabajo Hewlett-Packard XW4100, -y para el Treo también usé el Palm Desktop). Sin embargo, la cámara -del Sony es muy superior a la del Treo y es capaz de capturar clips de -video sin necesidad de adquirir software adicional.

- En el terreno de la sincronización de datos, ambas compañías deberán -esforzarse mucho más: cuando modifiqué un contacto o un pendiente en los teléfonos, -ambos duplicaron esa entrada en mi PC en lugar de reemplazarla. El Treo -es mucho más consistente en este error, pero el software del P900 -siempre ignoró los cambios de pendientes y de citas en el teléfono (y a veces -repitió la falla en el sentido inverso, o sea: al modificar datos en la PC no -se sincronizaron correctamente con el celular). En ambos casos tuve que corregir -manualmente los datos, pero cuando se maneja una complicada agenda de citas este -error puede ser mortal.

- Por el lado de la conectividad, tanto el Treo como el P900 -vienen con puertos infrarrojos y son capaces de intercambiar archivos entre -ellos; pero el de Sony cuenta además con Bluetooth integrado. En teoría, -ello le permite sincronizarse de manera inalámbrica, intercambiar archivos con -otros dispositivos que tengan puerto o adaptador Bluetooth y conectarle -accesorios como un manos libres sin cables. El Treo no sólo carece de -esta conectividad inalámbrica, sino que apenas viene con el software esencial.

- Las mayores diferencias provienen del sistema operativo. El Treo opera -con el veterano y popular Palm OS, mientras que el P900, como los -otros dispositivos de Sony Ericsson, utiliza el más reciente Symbian OS. -Aquí la ventaja va para el Treo pues el Palm OS cuenta ya con una -comunidad de más de 20,000 desarrolladores de aplicaciones y programas para -todos los gustos y presupuestos. Los programas en Symbian son más -escasos, más difíciles de encontrar y, muchas veces, más caros. Quizá por -eso el P900 viene con más software de fábrica: un administrador general -de imágenes y video y un reproductor de audio que soporta varios formatos (MP3, -AIFF y MIDI y que permite personalizar ringtones y alertas.

- En teoría, Symbian es un sistema operativo más eficiente para -conectarse a internet y navegar por la Red, pero en mi experiencia ambos equipos -fueron igualmente mediocres, con páginas que tardan siglos en desplegarse. Es -bien probable que ello se deba a la pésima calidad de la red GSM, que sigue -siendo costosa y de pobre desempeño, tanto en voz como en datos. Mi recomendación: -no utilice el celular para navegar por internet o consultar su cuenta de e-mail, -a menos que sea absolutamente necesario. Con los precios que mantienen los -operadores de celulares, el acceso a datos a través de GSM es un hobby caro -todavía, casi exclusivo de millonarios.

- Constreñido por el espacio, hago un breve y apresurado repaso de ambos teléfonos -y de sus características. Sin duda, el futuro de los celulares está en este -tipo de dispositivos. Falta avanzar en lo esencial: que realmente sean 100% -inteligentes y sincronicen mejor los datos, que sean más compactos y de mejor -precio: el Treo 600 tiene un precio sugerido de $600 dólares, mientras -que el P900 ronda los $950 dólares.

Ahora ve
No te pierdas