Contra viento y marea

La crisis en la economía digital vapuleó, sobre todo, a las firmas de comunicaciones. Avaya ha te
Juan Antonio Oseguera

El año pasado fue difícil para la industria de las telecomunicaciones. Sin embargo, Avaya y otros fabricantes de equipo para este segmento se lanzaron a las aguas tibias que bañan la tendencia: transferir voz sobre la red de datos (IP). Esta tecnología promete revolucionar el mercado de las telefónicas y de las empresas en general, que esperan cuantiosos ahorros en infraestructura y en llamadas de larga distancia.

-

Avaya vendría a ser como la firma nieta de AT&T. En 1996, el gigante de las telecomunicaciones dio a luz a Lucent Technologies y de tal gestación vino este retoño en octubre de 2000.

-

Aunque Cisco y 3Com fueron de los primeros en sumergirse en estas aguas y llevan ventaja, Avaya cree que puede remontar el trecho. Donald Peterson, su presidente y director general (CEO), confía en que pueden retomar el liderazgo en este segmento, “aunque no será fácil, debemos trabajar duro”, dice.

-

Lentitud en las telecomunicaciones
Así como las empresas de software impulsan la actualización de los sistemas operativos y de otros productos que fabrican, las de esta rama hacen labor para que sus clientes migren de la ola tecnológica que les vendieron en la década pasada a la novedad que recientemente salió al mercado.

-

“La tecnología IP ha estado en el mercado por tres años. Nosotros llevamos escaso año y medio con nuestra oferta en este nicho, aunque aún seguimos vendiendo aparatos que no pertenecen a este avance”, cuenta Peterson.

-

Según cifras y cálculos proporcionados por el CEO de Avaya, existen en el mundo 100 millones de líneas de conmutador de voz digital (PBX). A menos que el mercado se acelere, le tomará 15 años a esta tecnología ser dominante.

-

Sin embargo no toda la responsabilidad la cargan a cuestas las telecomunicaciones. Peterson delimita el quehacer de su industria: “Las empresas que manejan los datos tienen que trabajar bien. Hoy el teléfono, a través de un módem, nos puede conectar con otro teléfono, con un celular y a internet desde cualquier lugar. Las redes se hacen bolas y realizan el trabajo, nadie se da cuenta. Eso tiene que pasar con las compañías que trabajan con la información: deben ser tan transparentes, útiles y fáciles de usar”, declara.

-

La lectura de lo que debe pasar la tiene clara el encargado de los designios del gigante de las redes. Sin embargo, desde diciembre pasado las ventas de Avaya han caído precipitadamente. Peterson y su organización necesitan un buen plan para salir del bache y obtener ganancias. Su primera estrategia será reunificar a los accionistas. "A finales de año teníamos muchos con pocas acciones", cuenta.

-

El CEO del corporativo platicó con Expansión sobre el pasado, presente y futuro de la firma y del sector de telecomunicaciones en general.

-

¿Qué propició la caída de la llamada economía digital?
Pasaron tres cosas importantes. Primero, el Y2K [el cambio al año 2000] preocupó a todos y se invirtió mucho en redes; segundo, ocurrió una burbuja en la inversión, causada por la entrada de inversionistas excedidos de optimismo; tercero, hubo un reposo económico que alcanzó a toda la economía digital, en parte resultado de los puntos anteriores.

-

Las empresas vendimos bien antes de 2000, continuamos manteniendo el paso a hasta marzo de ese año, creo, cuando se desplomaron los mercados tecnológicos. En nuestro nicho, además, se dio la irrupción comercial de una nueva tecnología: la voz sobre IP.

-

¿Cómo afectó esto a Avaya?
La aparición de voz sobre IP retrasó muchas decisiones en las firmas, que deseaban ver el desempeño de esta novedad tecnológica. Por nuestro lado, reducimos un poco la inversión en investigación y desarrollo. Aunque luego remontamos los niveles acostumbrados.

-

¿Cree que ya empezó la revolución de las computadoras y las telecomunicaciones?
Sí, pero está verde todavía en la mayoría de las naciones. Investigadores del Massachussetts Institute of Technology han dicho que aún usamos grandes monitores, llevamos con nosotros la computadora y trabajamos a través de teclados. La próxima revolución tecnológica la veremos cuando utilicemos hologramas y la computadora responda a nuestra voz.

-

Por ejemplo, hoy no podemos decirle a un equipo que nos proporcione un ranking comparado de autos según su potencia, su costo-beneficio y su kilometraje frente a los litros de combustible que utiliza. Tampoco hay navegadores que hagan esto. Nosotros debemos hacer manualmente la operación, paso por paso. Cuando las computadoras realicen el trabajo todo cambiará.

-

¿Dónde está el secreto?
No está en la PC, sino en la Red. Ahí reside el valor real, como dice el eslogan de Sun Microsystems. Lo más formidable en internet es que se pudieran tener poderosos navegadores activados por voz que ofrecieran respuestas a las preguntas.

-

Internet, telecomunicaciones y PCS, ¿pueden cambiar a las sociedades?
Le voy a dar un ejemplo: 14,000 periodistas cubrieron el Mundial de Futbol. Cuando uno de ellos llegaba con su PC a cualquiera de los 20 sitios asignados al propósito, podían conectarse y bajar fotos, videos en tiempo real, la biografía del jugador, datos sobre cuántas veces Ronaldo había anotado, archivos, información. La tecnología inalámbrica estaba en todas partes.

-

Por la Red circularon 12 terabytes de información en esos días, nosotros los movimos. Estas son las cosas que ya están disponibles. Hay gente que ya trabaja con estos adelantos en su vida diaria.

-

¿Qué decisiones son más importantes para internet: las tecnológicas o las políticas?
Del lado de la tecnología, las referentes al ancho de banda. Del lado de la política, las que abordan privacidad y la seguridad, sobre todo cuando opera una transacción electrónica. Creo que estos dos puntos son prácticamente impredecibles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Qué hace Avaya al respecto?
Seguridad y privacidad en la Red son tópicos que queremos resolver, desde la información personal que viaja por la web hasta las transacciones en línea. Por ejemplo, el negocio de los centros de atención de llamadas (call center) se verá modificado.

Ahora ve
“En donde yo trabajo, es peligroso estar vivo”, dijo Javier Valdez a CNN en 2015
No te pierdas
×