Contrabando. La vista gorda: ¿mal inven

¿Qué hay detrás de los $30,000 millones de dólares en pérdidas que ocasiona el contrabando al s
Verónica García de León R.

Antes de llegar al puente internacional, Martín esconde la mercancía debajo de los asientos e incluso en el tanque de gasolina de su Grand Marquis 1980. Su ropa interior, dado el caso, también es útil para ocultar la carga. Son artículos pequeños: bisutería, productos de belleza y lencería femenina, los cuales adquirió en una tienda de saldos en San Antonio, Texas. Su destino es un puesto del tianguis que cada ocho días se levanta en las calles del barrio capitalino de Polanco y que satisface el capricho de señoras y jóvenes de la zona. Pocas de estas compradoras están conscientes de que al consumir las mercancías de Martín alimentan un negocio ilegal llamado "contrabando hormiga", por medio del cual el fayuquero introduce artículos al territorio mexicano evadiendo una serie de impuestos sin incurrir en otro gasto más que el de la transportación y, quizá, el pago del espacio para el puesto.

- -

No es este, sin embargo, el contrabando que preocupa más a las autoridades. Por su magnitud, el verdadero flagelo es el que se denomina "bronco" o "liso y llano", que utiliza brechas clandestinas y soborna a funcionarios para introducir no pequeños montos de mercancía, sino contenedores y furgones repletos, sin documento alguno.

- -

Hay, además, otra modalidad incluso más dañina para el sector formal: la que se vale de la manipulación y falsificación de instrumentos legales, la que viola sistemas electrónicos y aprovecha las ventajas que el libre comercio otorga a los importadores legales para cruzar las aduanas. Este contrabando es tipificado como "técnico documentado".

- -

Las dos últimas formas de proceder tienen su arraigo en grupos criminales muy bien estructurados, que en muchos casos crean complicidades con autoridades, agentes aduanales e importadores.

- -

Estos contrabandistas de "grandes ligas" se organizan de manera similar a lo que suele ocurrir en la economía formal. "Hay un gran mayorista que introduce la mercancía, además de un medio mayorista que la acopia y la distribuye a los detallistas, que son los mercados del ambulantaje", describe Roberto Álvarez, administrador de Auditoría Fiscal Federal de la Secretaría de Hacienda (SHCP). Los vendedores de los mercados y tianguis son por lo general empleados de quienes en realidad operan el negocio del contrabando.

- -

Más allá de las variantes y modos de operar, tienen algo en común: evadir impuestos y comercializar productos en el mercado informal.

- -

"Es un cáncer que daña gravemente a la industria, pues le resta competitividad", dice Raúl Picard, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra). El éxito del contrabando se sustenta en que "la economía formal tiene que considerar una serie de gastos en su estructura de precios que la informalidad, obviamente, no tiene necesidad de hacer". Se trata de costos administrativos, fiscales y de producción, entre otros.

- -

Por esta razón, difícilmente el industrial que produce bisutería podrá competir con Martín, el fayuquero.

- -

Arturo González Cruz, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), estima que de no redoblar los esfuerzos para combatir el comercio ilegal y el contrabando, el descalabro para el fisco podría superar los $62,000 millones de pesos que el gobierno dejó de percibir en 2000 por esa razón. Hoy, puntualiza, el comercio ilícito crece a niveles de 11% al año, en tanto que el establecido lo hace a sólo 4%.

- -

egún cálculos de las cúpulas empresariales, el contrabando causó al sector formal pérdidas por $30,000 millones de dólares el año pasado.

- -

De burdo a sofisticado

- -

El contrabando organizado y a gran escala tiene su origen en la época de la economía cerrada, cuando lo normal era que los gobiernos protegieran a la industria. El mercado negro y los viajes al extranjero eran las únicas formas de acceder a productos distintos a los nacionales y generalmente de mejor calidad. Para Humberto Chávez, presidente de Agentes Aduanales Asociados en la Aduana Interior de México (Aaaaime), la costumbre de comprar productos de contrabando "fue una respuesta a la ineficiencia de la industria doméstica".

- -

No hace más de 15 años, la extorsión por parte de las autoridades era el pan de todos los días. No salía o entraba mercancía –aunque cumpliera con todas las regulaciones y trámites– si no había dinero de por medio; esa y no otra era la regla.

- -

Al instalar la figura del semáforo fiscal en 1991, las oficinas aduaneras dejaron de tener "todo el poder" en la introducción de bienes al país. La responsabilidad de clasificar, valorar y verificar el origen de las mercancías recayó en el importador y exportador a través de su agente aduanal.

- -

"Poco después, la autoridad se da cuenta que el sistema de aduanas es mal utilizado, comienza a poner candados al contrabando y nacen instrumentos como el certificado duro de textiles, las cuotas compensatorias, productos exclusivos, padrón de importadores, precios estimados, y normas sanitarias y comerciales para productos sensibles (golpeados por el contrabando)", reseña Eduardo Reyes Díaz-Leal, director de la consultora Bufete Internacional.

- -

Pero la versatilidad de los contrabandistas les permitió adoptar modos de operar más sofisticados. ¿Para qué irse al contrabando "liso y llano" si podían documentar fracciones arancelarias apócrifas y sustentar una valoración falsa del producto?

- -

Así surgió y florece el contrabando técnico documentado, cuyo objetivo es pasar de una manera aparentemente legal artículos que no cumplen con regulaciones y normas. Entre las formas que adopta, son frecuentes las operaciones de subvaluación, en las que los importadores fraudulentos facturan los productos a un precio menor al que tienen realmente en el mercado del cual provienen. "Pero la sofisticación del contrabando técnico va más allá de nuestras fronteras: hay grandes volúmenes de productos que llegan desde Asia con etiquetas y certificados de origen falsos", refiere Álvarez, al hablar sobre la triangulación, que a fin de cuentas es hacer pasar un producto que por lo general es de Oriente, como si fuese de otro (comúnmente estadounidense), para exentarlo de impuestos o cuotas compensatorias.

- -

También figura la falsificación de documentos indispensables para identificar al producto y al importador, como el pedimento de importación –una declaración pormenorizada de los bienes que se introducen– o el mismo registro federal de causantes. Esta práctica se utiliza para hacer aparecer y desaparecer empresas de la nada.

- -

Los ejemplos de contrabando documentado sobran. Entre los más recientes está la identificación de 2,300 empresas que, "durante años, se hicieron pasar por maquiladoras e industrias con programas de importación temporal", dice Rocío Ruiz, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (se). El descubrimiento ocurrió apenas este año al cotejar la base de datos de esa dependencia con la de Hacienda. Las empresas fantasmas tenían su Registro Federal del Contribuyente (RFC) dado de alta ante la SHCP, pero no estaban autorizadas por Economía para trabajar bajo el esquema de maquiladoras.

- -

Ruiz confiesa que a diferencia de otros programas y regulaciones para el comercio exterior, el de maquila era el único en el que el intercambio de información con la SHCP no era electrónico sino a través de "papelitos" método ineficiente, reconoce.

- -

Al parecer, los vivales falsificaron no sólo su alta en Hacienda sino también la autorización de la otrora Secretaría de Comercio, hoy se. Al intentar investigarlas, ya no existían. No dejaron ni rastro.

- -

Legalmente, las maquiladoras importan insumos sin pagar impuestos con el compromiso de exportar el producto final. La ilegalidad en la que incurrieron las empresas en cuestión es que introducían productos terminados, sobre todo ropa, no insumos, y en vez de regresarlo al extranjero lo vendían en el mercado doméstico.

- -

Las primeras conquistas

- -

Aunque la autoridad puede en ciertos casos ser "víctima" de los engaños de las mafias, los golpes que les han propinado en los últimos meses la SHCP, la Secretaría de la Contraloría (Secodam) y la Policía Federal Preventiva revelaron que sigue existiendo complicidad de los propios servidores públicos y ex funcionarios.

- -

Tras el operativo del 2 de abril pasado en la aduana fronteriza de Ciudad Juárez, el vista aduanal Ramón Amatón Díaz admitió haber permitido el paso de tres vagones de ferrocarril con ropa procedente de China cuando le correspondía revisión. No sólo eso: Carlos Estrada, tercer inspector, declaró haber recibido $6,000 dólares a cambio de permitir el cruce de ocho vehículos extranjeros. Ellos son sólo dos de los 26 funcionarios dados de baja por corrupción en esa aduana. En la investigación se constató que el personal estaba coludido con empresas comercializadoras y agencias aduanales, formando redes organizadas.

- -

"La sustitución masiva de personal y ejercicios de la acción penal contra la corrupción" es, según Álvarez, una de las principales políticas del nuevo gobierno en contra del contrabando. Hacienda asegura que, hasta mayo pasado, 43 funcionarios del Sistema de Administración Tributaria (SAT) han sido "separados de su cargo" en la presente administración por "pérdida de confianza", 22 de ellos relacionados con aduanas. Además reconoce que, como parte del control interno de aduanas, se han reemplazado a 829 servidores públicos, ya sea por razones de pérdida de confianza o por renuncia, sin aclarar cuántos en cada caso.

- -

Otra estrategia de combate al contrabando es el decomiso de mercancía a los grandes distribuidores. Según la SHCP, en los tres primeros meses de esta administración se han confiscado 36 veces más productos de origen ilícito que de enero a noviembre de 2000. Y precisa: de marzo a mayo del año en curso, el valor de la mercancía de procedencia extranjera embargada sumó $75.2 millones de pesos.

- -

Sobresale también la acción coordinada de la SHCP, Secodam, Secretaría de Seguridad Pública y Procuraduría General de la República, con la cooperación de las cámaras empresariales, en "operativos de inteligencia", para definir el modo de proceder de las mafias que, dice Álvarez, actúan tipificando el delito de delincuencia organizada.

- -

¿Principio del fin?

- -

Algunos creen que el cerco al contrabando se está cerrando. Sin embargo, Picard duda de que la destitución de funcionarios sea una medida efectiva en el largo plazo: "Si detrás del contrabando se mueve tanto dinero habrá la cantidad que compre a los nuevos funcionarios."

- -

El encarecimiento de las operaciones de los contrabandistas es visto como una señal de que las medidas para detenerlos por lo menos les ha dificultado el trabajo. "Dicen que antes las mafias ofrecían contenedores con mercancía ilegal por $8,000 o $10,000 dólares. Ahora cobran $20,000 dólares", comenta Chávez. Las acciones del gobierno deben ser más expeditas, añade, porque las redes de contrabando se reorganizan rápidamente.

- -

Reyes atribuye el aumento en el decomiso de productos ilegales a una mejor administración del Sistema Automatizado Aduanero Integral (SAAI). "Antes, las autoridades no podían o no querían administrar técnicamente la información. Cuando se quería detener un embarque no tenían un sustento en los datos. Ahora cuentan con más información del producto, pues se utiliza mejor la que contiene el pedimento que ya tenían a su alcance."

- -

Las herramientas de supervisión y detección que utilice la Administración General de Aduanas serán más efectivas en tanto dependa de menos personas, opina el directivo de Bufete Internacional.

- -

Erradicar la corrupción y buscar gente "pulcra" al frente de las operaciones de comercio exterior sí debe ser una prioridad. Sin embargo, aunque renueven la planta de todas las aduanas, los vicios prevalecerán si no se mejoran los procedimientos, se aventura a decir Ruiz, de la se.

- -

Los entrevistados comparten una teoría: el contrabando disminuirá mayormente en tanto se convierta en una actividad poco rentable. Para conseguirlo, la operación aduanera debe simplificar sus costos y procedimientos. Menos impuestos, restricciones y regulaciones no arancelarias harían que la vía rápida y barata que es el contrabando se convierta en la más cara.

-

Ahora ve
No te pierdas