Convergencia: guerra a todo sonido y col

La unión telecomunicaciones-computadora obliga a los fabricantes de equipo a aliarse y trabajar hor
Alejandro Castillo

Es cierto que se habla mucho de la revolución de las telecomunicaciones. Obligan a ello los acelerados avances tecnológicos en la informática y la telefonía, así como los progresos en su conectividad. Aunque son mejorables, existen ya las condiciones para proporcionar un servicio integrado de manera masiva, es decir, para enviar mensajes donde van unidas ondas radiales e imagen. Esta convergencia, que hace confluir, por medio de Internet, a la industria del cómputo y las telecomunicaciones, abre amplias perspectivas para nuevos y acelerados desarrollos.

-

Internet va a reconfigurar a la industria, anticipa Raúl Lucido, vicepresidente de Planeación Estratégica de Ericsson; esta tendencia encaminada a la convergencia entre telecomunicaciones, computación e industria de entretenimiento, señala, dará lugar a un nuevo concepto denominado infocomunicaciones. Al implicar una reducción de costos sustancial, el negocio tradicional de los carriers u operadores de telefonía ya no será la larga distancia, sino los servicios de valor agregado: “si los carriers actuales no identifican la importancia de Internet y no se preparan en ese sentido, quedarán fuera del negocio.”

-

En un “futuro cercano, de hecho, podría haber no más de 10 o 15 operadores globales, y tal vez 100 regionales, mientras que hoy en día hay más de 1,000 operadores en el mundo. Las recientes alianzas y fusiones en el sector (Bell Atlantic con GTE, World Com con MCI y British Telecom con AT&T, así como el anuncio de la fusión de Deutsche Telekom con Telecom Italia) son un reflejo de ese proceso previsto por Ericsson”.

-

“(Nuestro) proyecto gira alrededor de Internet, con productos que cuenten con mayor ancho de banda para lograr más acceso, más velocidad y con más variedad, para utilizar todos los medios, con todo tipo de información, imagen, voz y datos, en cualquier momento y para todos los usuarios”, explica Pedro Macedo, director de Soporte Técnico a Ventas de Lucent Technologies. Una visión similar guía al resto de los proveedores de equipo de telecomunicaciones, algo que por cierto no deben ignorar los gobiernos interesados en el desarrollo del sector.

-

Se rompen barreras, pero no todas
En México el servicio de telefonía pública está abierto a la participación de empresas privadas. Primero se privatizó Telmex, en 1990, luego se liberó el servicio de telefonía celular y, siete años después, se inició la competencia por el servicio de larga distancia nacional e internacional. La liberalización de la telefonía pública local ocurrió también en 1990, pero no fue sino hasta 1997 que existieron las condiciones tecnológicas apropiadas para su funcionamiento, y con ellas llegaron las primeras solicitudes de concesiones.

-

Por su parte, los servicios de valor agregado que Internet hace posible –correo electrónico, videotexto, teletexto, consulta remota de base de datos, entre otros– quedaron liberados en 1994, en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) . Otros servicios, como la radiolocalización móvil de personas (paging), las radiocomunicaciones especializado de flotillas (trunking) y las comunicaciones vía el espectro radioeléctrico, las microondas y los satélites, llevan un gran avance y han captado un monto importante de inversiones.

-

La inyección de recursos no termina todavía. Desde la privatización de Telmex hasta el año 2002 se habrán invertido en el sector más de $19,594 millones de dólares, de acuerdo con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), con lo que este sector se coloca entre los más dinámicos de la economía nacional. Mientras el PIB nacional creció a una tasa media de 3% anual entre 1990 y 1998, las telecomunicaciones lo hicieron en 13.3%, precisa Tendencias Económicas y Financieras (TEF, publicación de Grupo Editorial Expansión) .

-

Con normas que facilitasen la resolución de conflictos entre los concesionarios de los distintos tipos de telefonía y contribuyeran a la incorporación de nuevas tecnologías, este crecimiento podría ser mayor. Pero hasta ahora no ha sido así, debido en parte a la discrecionalidad de las autoridades y a la velocidad con la que evoluciona el sector. Tampoco ayudan mucho las tentaciones de aplicar impuestos, como lo fue la –infructuosa– iniciativa de gravar con 15% al servicio telefónico en 1999.

-

En la industria hay quienes opinan que la Cofetel ha actuado con lentitud y que su normatividad es compleja. Ciertamente, su posición no ha sido fácil pues, como explica Jorge Rowe, subdirector de Telecomunicaciones Públicas de Siemens: “El gobierno promovió la llegada de nuevos operadores, pero no podía desproteger a Telmex, lo que complicó la posición de la Cofetel.” El mal momento de la economía mundial y nacional, por otro lado, explica el hecho de que “hoy en día, la mayoría de las nuevas operadoras de larga distancia, incluidas Avantel y Alestra, tengan pérdidas”. Rowe urge a “encontrar pronto la fórmula justa para el pago de la interconexión, porque algunas empresas nuevas están analizando ya si continúan sus inversiones o se retiran, y si esto sucede sería muy malo para el país”.

-

Estos problemas en la telefonía, derivados de su carácter de servicio público, no afectaron a la industria informática. De acuerdo con la consultora especializada Select-IDC, la planta instalada de computadoras pasó de 633,000 unidades en 1990 a 4.1 millones en 1998, una tasa media de crecimiento anual de 26.3%, muy superior al conjunto de la economía. Además, un porcentaje creciente de esa base productiva se encuentra conectada en forma de red local (LAN). Al mismo tiempo, los equipos son cada vez más baratos y cuentan con mayor capacidad. Select–IDC estima que la participación de las redes locales con respecto al total crece aceleradamente, y que pasará de 50% en 1998 a 63% en el 2000. Lo mismo ocurrirá con las PC’s conectadas en Internet; según sus pronósticos, el número de usuarios pasará de 500,000 en 1998 cuatro millones en el 2003.

-

Dos maneras de llegar a la convergencia
Hay dos tipos de proveedores de equipo de telecomunicaciones. De un lado están los fabricantes de equipo para transmitir voz –Alcatel, Ericsson, Lucent y Nortel Networks (antes Northern Telecom) y Siemens–; en su mayoría son empresas con tiempo en el mercado, bien posicionadas para competir y que desarrollan avances importantes en su campo y en la convergencia.

-

El segundo grupo lo constituyen los desarrolladores de soluciones para redes. Son empresas más pequeñas y jóvenes, pero con una acelerada tasa de crecimiento: Cisco, New Bridge Cabletron System, Ascend, Xylan y 3Com. Esta última las ejemplifica bien. “Somos una empresa cuya tecnología evolucionó de la conducción de datos a la transmisión de voz sobre el protocolo Internet, que es proveedora de equipo para el usuario final –quien se encuentra en la frontera de la Red–. La oferta consiste en soluciones de conectividad para redes corporativas y para conectarse a Internet con dispositivos de gran velocidad”, dice Jorge Tsuchiya, director de Carrier e ISPs (proveedores de servicios de acceso a Internet).

-

De acuerdo con los fabricantes, en 1998 las ventas mundiales del conjunto de proveedores de redes telefónicas superó los $125,800 millones de dólares, en tanto que los negocios del grupo de proveedores para redes de datos alcanzaron $24,000 millones de dólares. Y aún falta incluir a jugadores como Motorola, Nokia, Philips, así como a las asiáticas NEC, Sony, Panasonic, entre otras.

-

Ni duda queda de las ventajas que traerá consigo la convergencia tecnológica para un país como México, y que Lucido ilustra con un ejemplo: “Se estima que casi 50% de las llamadas de larga distancia transatlántica corresponden a envíos de fax y representan un alto porcentaje de los ingresos de los grandes operadores. Actualmente, con la Red, la transmisión de documentos se hace mucho más rápido y al costo de una llamada local por medio del correo electrónico.”

-

Desempeño en México
México es una sede importante para los fabricantes de equipo. Además de los aportes que estos han hecho a la economía en generación de empleo y a la asimilación de tecnología, dejan ver algunas constantes.

-

La relación entre las generadoras de tecnología para transmisión de voz y datos adquiere dinamismo. Frecuentemente las compañías formalizan alianzas entre sí para proyectos específicos, como ha ocurrido en algunas investigaciones conjuntas entre Siemens y 3Com o New Bridge. También se hacen adquisiciones, como la compra de Bay Network por Northern Telecom. Otro caso es el de Alcatel, que fortaleció su posición con la compra de Xylan, Assured Acces Technology y Packet Engines. A su vez, Ericsson adquirió Qualcomm, un desarrollador de soluciones, con el propósito de mantenerse como líder en la convergencia para transmisión de datos inalámbricos.

-

Las empresas de reciente formación buscan romper las limitaciones a su desarrollo. En este desafío centran su atención los directivos de Cisco, una de las firmas que ha logrado mayor éxito en el desarrollo de tecnologías para la convergencia y que ahora pretende ubicarse como proveedor de soluciones en telecomunicaciones. Según Rodolfo Molina, director de Ingeniería para México y Centroamérica, la empresa ya está en posibilidades de ofrecer soluciones integrales, lo que la lleva a enfrentar a Lucent y Nortel, entre otros.

-

Necesidad de negociar ante la imposibilidad de las compañías de ser tecnológicamente autosuficientes. Si bien las empresas que han invertido fuerte en investigación y desarrollo y han hecho adquisiciones y alianzas se acercan bastante a la convergencia, todos siguen necesitando de todos. “Sería arrogante quien dijera que tiene todas las soluciones a la mano –dice Marco Antonio Malfavón, director de relaciones públicas de Lucent Technologies–, no somos tecnológicamente autónomos y las empresas que lo han intentado han enfrentado graves problemas.”

-

Las soluciones integrales requieren de los aditamentos de diferentes proveedores. Aún Siemens que, según el subdirector de telecomunicaciones de redes privadas, Erwin Eller, está en condiciones de cubrir toda la gama de servicios de telecomunicaciones, mantiene su cooperación con New Bridge y 3Com, al tiempo que “integramos a Cisco en nuestros equipos para lograr la mejor combinación en la transmisión de voz y datos.”

-

La calidad de las soluciones proporcionadas en Internet con la base actual está a debate. La tecnología instalada hasta el momento no brinda una confiabilidad de 100% para el uso de Internet, señala Lucido, de Ericsson, lo que implica grandes riesgos para los usuarios que busquen hacer transacciones por ese medio. Por su parte, Rogelio de la Guardia, de New Bridge, considera que las soluciones que ellos brindan, basadas en el protocolo ATM (Asynchronus Transfer Mode), ya permiten una total seguridad acerca del origen y destino de las transmisiones de voz y datos por medio de la Red. En el mismo sentido, Ernesto Sareñana, director de Planeación y Mercadotecnia de Nortel, explica que la solución webtone diseñada por esta empresa, conforme a la estrategia de unificar redes (Unified Networks ), busca proporcionar una confiabilidad “de 99.999%”, en el uso de las redes de datos, semejante a la que ya existe en las redes de voz.

-

Hay diferencias en el protocolo y el ancho de banda utilizados. Al inicio de Internet, se trabajó con el protocolo Internet (IP) –un protocolo define las reglas con las que se lleva a cabo la comunicación entre equipos–, pero se ha comprobado que éste no es totalmente confiable. Es por ello que se ha comenzado a difundir el protocolo ATM, una tecnología para la transmisión por paquetes de información en banda ancha con un canal tan amplio para llevar datos que la voz va como un producto adicional. En el mercado hay soluciones que ofrecen una combinación de ambos, con tal de aprovechar mejor la base instalada, ofrecer soluciones adecuadas y lograr el mejor rendimiento.

-

Los operadores podrán ofrecer sus servicios como outsourcing. Al igual que la red telefónica, en la actualidad Internet no es del todo confiable en México, y es común que los mensajes (o e–mail) que deberían llegar de inmediato, inexplicablemente tarden más de una hora en hacerlo o jamás lleguen a su destino. En respuesta, muchas compañías desarrollan su propia red privada para evitar esos problemas. Pero eso no es suficiente. Si los nuevos operadores ofrecen redes públicas de ATM e IP de calidad, el negocio de compañías como Lucent Technologies “puede consistir en ofrecer a los usuarios corporativos la calidad (tal como la) que reciben en su red privada –asegura Guadalupe Pérez, directora de mercadotecnia–, pero en una red pública (y) a un costo menor. Este esquema de outsourcing permitirá a los usuarios eliminar gastos de mantenimiento, operación y actualización de sus redes y cubrir sus necesidades de ancho de banda, tráfico, videoconferencias.”

-

Desubicación de los pequeños. Los nuevos operadores pequeños que han estado invirtiendo, pensando sólo en la transmisión de voz, en instalar equipo de banda estrecha, “tendrán que emigrar de acuerdo con la demanda del mercado hacia bandas de mediana capacidad”, dice Rogelio de la Guardia, de New Bridge. Incluso los operadores que ya prestan servicios y los nuevos concesionarios deberán considerar la necesidad de establecer redes de datos, añade Rowe, de Siemens. “Actualmente su fuente de ingresos es la transmisión de voz, pero dentro de dos años la base de sus negocios será la transmisión de información. No pueden quedarse sólo transmitiendo voz, porque serían desplazadas por la competencia.”

-

La tecnología inalámbrica gana terreno. No sólo Ericsson, líder en telefonía celular, reconoce la importancia de la comunicación inalámbrica. Jorge Rowe, de Siemens, considera que los nuevos operadores “deben proponer soluciones inalámbricas (las cuales) permiten ahorrar todo el proceso de cableado de redes y tiene menor costo.” De hecho, uno de los concesionarios de telefonía local, Pegasso, ya contrató con Alcatel la construcción de una red inalámbrica –uno de los proyectos más ambiciosos después de los que implicó la telefonía de larga distancia–

-

Todos buscan promover sus tecnologías, pero la característica de éstas es que son abiertas. En el contexto de la convergencia tecnológica, todos los participantes reconocen la conveniencia de contar con sistemas abiertos, escalables, modulares, estandarizados o compatibles. En Nortel, por ejemplo, están conscientes de que la industria evoluciona rápidamente, por lo que sus equipos están diseñados de tal forma que, dice Sareñana, “no serán inversiones que corran el riesgo de perderse en la obsolescencia, sino que pueden asimilarse a las nuevas tecnologías que surjan”.

-

Asimilación de tecnología. Aunque el capital de estas firmas en México proviene en 100% de sus corporativos en el exterior, hay un proceso de incorporación tecnológica. Al llegar al país, por ejemplo, la plantilla de técnicos de Nortel se componía en 30% de canadienses y 70% de mexicanos; actualmente esos porcentajes son de 1% y 99%, respectivamente. Desde sus plantas de manufactura en México, por otro lado, Lucent, Nortel, Alcatel y Ericsson exportan sus equipos a diferentes partes del mundo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El autor es editor ejecutivo de Tendencias Económicas y Financieras

Ahora ve
Cómo lograr que tu oficina aproveche las nuevas herramientas tecnológicas
No te pierdas
×