Créanme

-

“De veras, la inflación va a bajar”, esa parece que será la frase que deberá repetir Guillermo Ortiz, gobernador del Banco de México, en sus informes y discursos. Según el principal encargado de mantener el valor del peso, el banco ha hecho su tarea, la inflación empieza a ceder, con la ayuda de un tipo de cambio más favorable frente al dólar y de menores precios de productos agrícolas… El banco promete “vigilancia constante y cautela extrema”. Pero para vencer por completo a la inflación, pide confianza: si todos le creen, los precios subirán menos.

-

En el recién presentado Informe sobre Política Monetaria en el primer semestre de 1999, el Banco de México se queja de que los aumentos salariales –en promedio, 18%, según las negociaciones– aún se dan con expectativas de que la inflación será mayor. Así no se puede, sería la conclusión. Pero el jalón de orejas no es sólo para los negociadores salariales. En un encuentro con representantes de empresas estadounidenses, Ortiz pidió al gobierno que los aumentos de precios de bienes y servicios públicos (como la gasolina) no superen las expectativas de inflación, de 10% en el año 2000. El banco también advierte que subir impuestos indirectos sería echarle leña al fuego.

-

Algunos puntos del informe (que puede verse en Internet: www.banxico.org.mx):

-

Los títulos del Fobaproa/IPAB ya representan 29.8% del financiamiento total, contra 23.5% en 1997.

-

El crédito otorgado por tiendas como El Palacio de Hierro, Liverpool y Elektra ya representa 28.5% del financiamiento al consumo, contra 4.1% en diciembre de 1994.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El financiamiento de la banca comercial al sector privado equivale a dos terceras partes del que existía en 1994.

Ahora ve
La muerte de cientos de peces hace sonar las alarmas en Paraguay
No te pierdas
×