Creo en la tercera vía

A estas alturas de su campaña por la presidencia del país, el panista Fox tiene estructurado su di
Margarita Gurza

El polémico Vicente Fox, candidato panista a la presidencia de la república para el periodo 2000-2006, no se guarda las ideas. No cree ni el estatismo ni en el liberalismo a ultranza, y se confiesa seguidor de la “tercera vía”: una economía con rostro humano.

-

En esta charla con Expansión, habla de su proyecto económico y se compromete a hacer crecer al país a un ritmo de 7% anual, para que “el ciudadano y su familia mejoren su nivel y calidad de vida”.

-

¿Cuál es su propuesta económica?
Trabajamos en ella tomando en cuenta las ideas y sugerencias de empresarios e inversionistas. No creo en el estatismo que padecimos en el pasado y que tantos estragos causó al país, como tampoco creo en el liberalismo a ultranza, en esa fe ciega, que muchos tienen, en el mercado. Creo en una tercera vía, con una economía con rostro humano. Pienso que el proceso de desarrollo tiene que ser conducido desde el Estado, pero siempre en armonía con el mercado. En México es indispensable generar riqueza y crecer la economía, lo que no ha sucedido en los últimos 25 años, pero a la vez, tanto o más importante es distribuir el ingreso.

-

Para que se dé esa distribución del ingreso y se aseguren oportunidades para todos, tenemos que generar una política de Estado y una política de gobierno, precisa y puntual. El modelo económico que someteré al diálogo, consulta y escrutinio de los mexicanos está sostenido por cinco pilares:

-

1. Políticas económicas que:
a)Garanticen la estabilidad de los fundamentales de la economía;
b)aseguren la solidez del sistema financiero y su papel como motor de una economía de emprendedores y empresarios;
c)provean de un nivel adecuado de divisas que asegure nuestra solvencia ante los mercados internacionales de capital.

-

2. Reformas estructurales que completen la transformación sectorial necesaria para mejorar la competitividad de la economía.

-

3. Reformas legales que doten a México de un marco de reglas de interacción claras y transparentes entre los sectores público y privado.

-

4. Incentivos que abran la puerta del desarrollo a los mexicanos excluidos, que faciliten la incorporación del sector informal de la economía a los mercados formales y que den la más alta prioridad a la generación de riqueza en las familias de más bajos ingresos y al aseguramiento de oportunidades iguales para todos y cada uno de los ciudadanos.

-

5. Reforma del sector público que eleve sensiblemente su eficiencia y permita evaluar el desempeño de los funcionarios.

-

Estoy convencido de que el desarrollo económico debe crecer paralelamente con el desarrollo humano. Si se desfasan, por impulsar más el desarrollo económico sin formar capital humano, aquél se ve estrangulado en su crecimiento de manera muy rápida, porque no hay los recursos humanos para alimentarlo.

-

De igual manera, sólo invertir el presupuesto en formar capital humano genera profesionistas que no tienen dónde emplearse.

-

¿Cómo se concreta el crecimiento económico con rostro humano?
Economía con rostro humano es aquella cuya única orientación y meta es el avance de cada familia y cada persona en la mejoría de su ingreso. Proponemos un crecimiento económico mínimo de 7%, el indispensable para que el país pueda generar empleos y procurar un nivel de vida digno.

-

Hemos perdido mucho tiempo teorizando alrededor del crecimiento económico, en el sentido de las variables macroeconómicas. Durante varios sexenios, los gobiernos han presumido del crecimiento del Producto Interno Bruto, de las tasas de interés y de la globalización, pero no se nos habla de lo único que interesa a los ciudadanos: cómo mejorar su ingreso, cómo tener mayor poder adquisitivo y cómo formar un modesto patrimonio. En resumen, el objetivo y la meta de todo nuestro proyecto de gobierno es que el ciudadano y su familia mejoren su nivel y su calidad de vida.

-

¿Qué significa una alianza con los empresarios?
Significa un compromiso total del gobierno con el sector empresarial. Tengo el concepto claro de que el crecimiento económico y la generación de empleos no los hace el gobierno. Estos son generados por la iniciativa privada, inversionistas y empresarios. Bajo esta concepción y convicción, es claro que la relación con el aparato productivo y con los empresarios tiene que ser muy intensa. Por eso creo en un gobierno que no estorbe y deje en libertad a los empresarios y a los inversionistas, pero que sea a la vez intensamente promotor, que convoque a esa gran alianza y que apoye hombro con hombro el esfuerzo de los inversionistas para que se traduzca en bienestar y en desarrollo para el país.

-

¿Cómo ajustará las empresas públicas a los criterios del mercado?
Las privatizaciones no son decisión de un candidato o de un presidente de la República, son facultad reservada al Congreso Federal. En algunos casos consultaría a la ciudadanía a través de un referéndum o de un plebiscito. ¿Cuándo y cómo proponer la conversión de una empresa pública del Estado en una empresa pública del mercado? Cuando se den cuatro condiciones. La primera de ellas es que el propio Estado gane, aumentando su ingreso. No me refiero a la venta de la paraestatal, sino al ingreso que se percibe permanentemente a través de los impuestos y tarifas que pagan estas empresas. Condición número dos: que salga ganando el consumidor. Las privatizaciones y las transferencias son exitosas cuando bajan los precios de los productos o servicios, como gasolina, gas, diesel o luz eléctrica. Me consta que en muchas de estas transferencias hechas alrededor del mundo los precios han bajado 25, 30 y hasta 40% para el consumidor. Condición número tres: que los trabajadores no salgan raspados. Normalmente el neoliberalismo es muy eficaz en desemplear trabajadores y no se preocupa después por lo que genera en pobreza y, como consecuencia, en violencia. Hay que asegurarse de que los trabajadores y los empleados, en el caso de una transferencia, si van a ser desplazados puedan tener una ocupación productiva en otro lado, y que queden como accionistas con una parte del paquete accionario de la empresa a la que pertenecían.

-

Condición número cuatro: que las privatizaciones tengan un sentido social, por ejemplo, utilizando recursos del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), con lo cual automáticamente 14.5 millones de trabajadores se convertirán en accionistas de las empresas públicas transferidas.

-

Sin embargo, como estamos proponiendo una economía que crezca 7%, alcanzar esa meta no requiere de privatizaciones, por tanto, no tenemos ninguna presión ni necesidad de proceder en ese sentido.

-

¿Cómo promoverá el comercio exterior y la atracción de inversiones?
Hay muchos caminos. El primero de ellos es la confianza; el inversionista se basa principalmente en la confianza. El segundo es la certidumbre de un marco legal que garantice la inversión; el tercero es viajar para promover intensamente al país, como lo hicimos en Guanajuato. Además, podemos atraer inversiones y promover exportaciones a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la cual tiene abundantes recursos humanos y talento que actualmente están subutilizados; tiene presencia en todos los países del mundo y, en muchos de ellos, es múltiple a través de los consulados. Es un instrumento poderosísimo la diplomacia y la economía del país. Cuarto: generando las condiciones dentro del país para que resulte atractiva la inversión. Quinto: abriendo nuevos intercambios con otros países. Sexto: queremos avanzar hacia una segunda fase, generando condiciones atractivas para que la inversión sea redituable en el país. Séptimo: introducir un mecanismo de incentivos para la inversión, selectivo y temporal; por ejemplo, queremos proponer, para el sureste del país, una exención del Impuestos Sobre la Renta que vaya de cinco a 10 años por la generación de empleos y la instalación de empresas importantes. Promoveremos el desarrollo regional y el equilibrio de lo que hoy se encuentra en gran desventaja.

-

Nos sentimos cerca de las empresas, porque como gobierno tenemos muy claro el mandato de la sociedad y de los ciudadanos en el sentido de generar empleos y de que haya oportunidades para todos. Si ésta es la demanda, qué mejor manera de hacerlo que junto con los empresarios y los inversionistas.

-

¿Qué papel tendrán las empresas y los empresarios en la propuesta educativa?
Un papel clave y estratégico. Habremos de invitar a todas las empresas del país, chicas, medianas y grandes, para que se conviertan en centros de educación y capacitación. Hoy por hoy, los empresarios dan la capacitación y el entrenamiento. Nosotros vamos a apoyar para que las empresas se conviertan en centros de educación escolarizada, donde el obrero y el trabajador se puedan titular al terminar sus estudios de secundaria y preparatoria y, por lo tanto, los empresarios tengan mejores y más productivos recursos humanos. La UNESCO ha ratificado que el peso invertido en educación formal es el peso más redituable para una empresa.

-

Las empresas invierten mucho dinero en capacitación y entrenamiento, preparando personas que no están tituladas en primaria y secundaria, por eso resulta tan costosa. Pero cuando se invierte en capacitar a personas con secundaria y bachillerato, el costo se reduce considerablemente.

-

Frente a la globalización, ¿qué ajustes hay que hacer a la legislación laboral?
La legislación laboral merece ser actualizada sin perder lo mucho de bueno que tiene y la importante protección que da al trabajador, equilibrando su situación con la de la empresa. Pero necesitamos que la ley promueva intensamente el desarrollo de la productividad, de la capacitación y el entrenamiento, al igual que el desarrollo de la propia empresa, a fin de que se vuelva un equipo de trabajo donde terminemos con las diferencias del pasado y donde se entienda, como hoy se entiende en las empresas de vanguardia, que el mejor capital que tiene una empresa es su capital humano. Hay que ser cuidadosos de no ir a una nueva ley laboral neoliberal a ultranza, porque no sería el mejor instrumento de promoción del crecimiento.

-

Me he encontrado con empresarios que prefieren que la ley laboral casi no cambie y, de igual manera, a otros que piensan que la ley tiene que modificarse audazmente.

-

¿Repercute en la economía el persistente conflicto en Chiapas?
El problema de Chiapas repercute en toda la vida del país. Tener violencia y una guerra declarada en cualquier parte del territorio nacional siempre será un obstáculo para el desarrollo, la credibilidad y la certidumbre a mediano y largo plazo. Por lo tanto, estos problemas deben de resolverse. ¿Cómo resolverlos? Creo firmemente que el diálogo y la negociación son el camino para que todo mundo salga ganando.

-

Ningún país ha logrado terminar con la guerrilla a través de la misma violencia, puesto que lo único que genera es más inestabilidad. Toda mi vida he actuado enfrentando los problemas, analizándolos, informándome, dialogando, conociendo y buscando soluciones. Es un proceso que funciona en los negocios, en las empresas, en la política y en la solución de cualquier problema.

-

Como candidato tengo más oportunidad de iniciar este diálogo con el propósito concreto de llegar a una solución.

-

Estoy buscando una entrevista con Marcos para conocer a fondo su postura, qué defiende, qué pretende para los indígenas y para Chiapas. Si lo que quiere es la dignificación de los indígenas y el respeto a su cultura y a sus valores y dar impulso al desarrollo humano y económico de Chiapas y de México, yo creo que encontraremos una salida rápida a este asunto. Por esto, quiero darme y darle a Marcos y a Chiapas, la oportunidad de que dialoguemos.

-

Todos conocemos a Don Ganón, que es muy soberbio, el PRI, que sólo piensa que él tiene la razón y sólo acepta sus propias soluciones. Esta manera de sentirse dueño de México, es lo que ha imposibilitado, durante todo el siglo, que a través del diálogo y la negociación se resuelvan los problemas. Lo de Chiapas hay que tratarlo con humildad, inteligencia y de manera directa. Se dice que Marcos estaría satisfecho con que se aprueben los acuerdos de Larráinzar, sin embargo, el gobierno no los quiere aceptar. En Acción Nacional estamos al 99.9% de acuerdo con Larráinzar, lo cual quiere decir que podemos arreglarnos, terminar con ese problema y empezar a construir un verdadero proceso de desarrollo para Chiapas y, a través de ese acuerdo, lograr para todo el país estabilidad y tranquilidad, que son la tierra fértil donde se dan la inversión y la empresa.

-

¿Cuales serían las prioridades en su administración?
Actualizar los códigos de comercio e inversión; establecer reglas transparentes y eficaces entre el sector público y privado; simplificar los procedimientos administrativos para el establecimiento y clausura de empresas en el país; combatir la corrupción dentro del gobierno, aplicando reglas claras en el desempeño de los servidores públicos;  hacer la guerra frontal al narcotráfico y al crimen organizado.

-

¿Cómo incorporará a los millones de mexicanos excluidos de la economía?
Impulsaré la banca social, el microcrédito y el ahorro popular, así como el desarrollo de oportunidades regionales y la industria local. Habrá incentivos para las micro y pequeñas empresas pero, a la vez, trabajaremos en la simplificación fiscal y administrativa que facilite el cumplimiento de las obligaciones fiscales y legales.

-

El empleo y el autoempleo son uno de los mejores medios de combatir la pobreza. No hay mejor política social que un empleo bien remunerado.

-

¿Su meta prioritaria?
Elevar a nivel nacional las inversiones de educación y desarrollo tecnológico, hasta que representen 9% del PIB, e incrementar la escolaridad de siete a 10 años.

-

Lo que ofrezco es un cambio para mejorar y progresar, un nuevo liderazgo de la sociedad y con la sociedad: fuerte, humano, honesto y capaz.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Será la primera revolución del siglo XXI, de ideas, de talento y de un amplio desarrollo humano.

Ahora ve
¿Cómo Flexi pasó de ser una pequeña productora a una empresa multinacional?
No te pierdas
×