Cuentan la vida en zig zag

-

Feroces letras
El escritor sudafricano J. M. Coetzee es el único autor que ha ganado dos veces el Booker Prize, el premio literario más importante otorgado en el Reino Unido. Pero nunca ha hecho acto de presencia para recoger ni esos galardones ni ninguno otro de tantos que le han sido concedidos, excepto el Nobel de literatura el año pasado.

- Hasta hace muy poco era un autor casi desconocido para los lectores en lengua española. Lo mejor y lo peor que se puede decir de él es que escribe con una cruda honestidad, sin concesiones, sin moralinas, ni complacencias con la vida o con sus personajes. Desgracia y Juventud son dos buenos ejemplos de la mejor literatura que se escribe hoy en el mundo. Y de la más dura. Otras obras de Coetzee son Esperando a los bárbaros, Infancia y Foe.

- Todos buscamos expiación
Ian McEwan comparte con Coetzee esa mirada fiera, sin perdón, hacia la vida. Quizá la diferencia esencial entre estos dos escritores es que las novelas de McEwan dejan regados rescoldos de esperanza, sus personajes se aferran a los valores positivos, al amor, a la lealtad, aun cuando de repente ven su vida trastornada por circunstancias que no eligieron y se encuentran girando en el torbellino de la tragedia. Perros negros –una novela sobre un amor tan malogrado como inevitable, las atrocidades que muestra la historia y la capacidad humana de enmendarlas, por lo menos a escala personal– y Expiación –la historia de una pequeña vileza y una culpa enorme en el crudo contexto de la Segunda Guerra Mundial– son las otras dos obras que recomendamos a aquellos lectores que buscan adentrarse en el laberinto de las pasiones humanas. Y sólo a ellos.

Newsletter
Ahora ve
La polémica presencia de las fuerzas armadas en las calles mexicanas
No te pierdas