De copas

-

THE WHISKEY
(Campos Elíseos 252, Polanco; T: 91 38 18 00; abierto todos los días, de una a una).

-

Conocido como “El W” o bien “El Midnight Oil”, The Whiskey es el nombre original, enredo aclarado finalmente por el mismísimo gerente general, Andrew Falasco, tras una elaborada –y necesaria– explicación etimológica. Los tragos son excelentes, pero el que más se aprecia es el martini tradicional (seco y con Beefeter). Sin duda el mejor de la ciudad, con tres aceitunas de tamaño descomunal. Curioso que lo mejor sea el martini en un bar de nombre The Whiskey.

-

La música es digamos ecléctica, entre lounge, disco, pop, rock y de regreso al lounge. Pertenece a la cadena de “Whiskies” de Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Las Vegas. Mejor no ir vestido de negro, so pena de confundirse con las meseras de altas botas o con los guardias de seguridad, cuya proporción entre los consumidores parece ser casi de uno a uno. Hay que ir lo más elegante posible y de preferencia con reservación. Para sentarse hay echaise-longues, cubos con cojines de peluche blanco o bien sillones normales, el humor del momento decidirá.

-

LA ESTRELLA DE GALICIA
(Alejandro Dumas 7, Polanco; T: 52 80 77 37; abierto todos los días de dos a dos.)

-

Justo a unos pasos del Hotel w se encuentra esta cervecería sin mayores pretensiones que la de tener la deliciosa cerveza del mismo nombre (Estrella de Galicia), descrita en la carta como “una cerveza suave y ligera con todo el sabor de las mejores cervezas Pilsen”. Es buena, y también hay otras como la HR, (de “intenso lupulado y 5.5 grados”) la River (sin alcohol y “para toda la familia”) y la 1906 (de 6.5 grados). Los miércoles hay música en vivo, que curiosamente no es ni desagradable, ni desafinada ni estridente. Este sitio es ideal para departir con los amigos. Las tapas son excelentes y accesibles, al igual que la cerveza (25 pesos la medida de vaso que se conoce como caña). Las opciones que ofrece el barman son buenas y muy variadas.

-

PRIMA
(Plaza Villa de Madrid 17, Roma; T: 52 08 20 29; abierto de 18 a 1 hrs.)

-

Con camisetas que dicen “I nostri cuochi cucinano nudi” (“en nuestra cocina cocinamos desnudos”), Edgar y Alberto se ganan la vida preparando los cocteles que el “niño genio del coctel”, Jaspar Eyers, les ha enseñado a elaborar. Para desgracia de todas sus admiradoras, Jaspar no cocina desnudo. Los cocteleros dicen que “el niño” es bastante accesible, y que incluso acepta sus sugerencias y las incorpora en sus diseños. Cada estación, Eyers diseña su colección de tragos. En verano destaca, por ejemplo, el Prima Fresco de Pepino, elaborado con menta, vodka, y Sprite. Absolutamente delicioso. Los otros cocteles tienen siempre nombres sugestivos, como Trappe Miel (con brandy, manzana, miel y chartreuse) o Gasparín (con vodka, albahaca, fresas y pimienta negra). Lugar relajado donde uno puede quitarse los calcetines sin que lo miren feo. La música lounge está siempre a bajo volumen, ideal para charlar, lo cual, después de los 27 años, empieza a ser importante.

-

SUSHI GROOVE
(Mazaryk 410, esq. Calderón de la Barca; T: 52 81 16 31; de martes a sábado de 18 a 1 hrs., y domingo de 16 a 1 hrs.)

-

En los fines de semana ir al Sushi Groove no es una buena opción: las hordas de postadolescentes se adueñan del lugar y lo llenan de música ponchis-ponchis. Pero entre semana es ideal para tomar la copa. El interior, diseñado por Mathew Holmes, contiene desde luego lámparas multicolores empotradas en el piso, una bonita terraza techada y paredes con iluminación extremadamente anaranjada. Muy minimalistas, como era de esperarse, las mesas de caoba de Finlandia y están decoradas con floreros y nada más.

-

Literalmente, el hombre que cuida los cientos de veladoras en una de las paredes tiene paciencia de “santo”. Pero pasando a la bebida, que es lo que nos interesa, la especialidad de este groovy lugar son los cocteles de sake, como el Fiebre Amarilla (sake con jugo de uva clara y jugo lima limón fresco) o La Amante de Mr. Dole’s (sake con un chorrito de jugo de piña). Ahora que, para aquellos con gaznate de acero, está la Mordida de Cobra (Centenario añejo, jugo lima-limón e ingrediente secreto). Según dice la carta: “Mordida muy fuerte que te tumba, servido frío y derecho.” La comida es japonesa fusión coreana, vietnamita, china y lituana. Hay tacos de lechuga y unos churritos de papa con jengibre, buenísimos, pero los cocteles los superan.

-

LA CASA PORTUGUESA
(Emilio Castelar 111-A, Polanco; T: 52 81 00 75; de 8 a 23:30 hrs., excepto domingos hasta las 18 hrs.)

-

Este es el único lugar de la ciudad donde se puede tomar el delicioso vinho verde, acompañado de una comida extraordinaria que puede incluir calderaida de mariscos, almejas a la portuguesa, o un buen filete. También hay una muy buena selección de oportos, un Tawny de 30 años, por ejemplo. Y aunque el fado en demasía resulta enfadoso, quien quiera disfrutar de este nostálgico arte en vivo puede acudir a las presentaciones que se realizan un viernes sí y otro no. Hay que reservar entonces, porque el sitio se llena, a pesar de que ya se engulló al restaurante de junto y ahora hay más espacio. Y para bajarse la tranca, uno de los mejores postres: el gran pastel de manzana con ruibarbo, cerezas y helado de vainilla.

-

LOBBY BAR SHERATON
(Avenida Juárez 70, Centro Histórico; T: 51 30 53 00; todos los días de 12:30 a 1 hrs.)

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿A quién se le ocurre ir al lobby bar del Sheraton a tomar una copa? Pues desde Bill Clinton hasta a Ana Guevara. Ambiente muy relajado, luz tenue. Ideal para platicar de negocios o convencer al cónyuge de firmar el divorcio. La especialidad de la casa es el martini de maracuyá (bien decía la experta en gastronomía, Carolina Alvarado, que en esta ciudad ya a todo se le puede llamar martini). Música chillout a volúmenes moderados, con jazz en vivo los jueves y un buen DJ los viernes (ambos de 21 a 23 hrs.).

Ahora ve
Un remolque se quedó sin frenos; la policía intervino y evitó una tragedia
No te pierdas
×