De la patada

El fútbol es una de las 13 industrias más grandes de Italia. Pero los clubes lloran en la cancha
Jorge Gutiérrez

Vistas las descomunales sumas de dinero que mueve el fútbol mundial resulta del todo lícito preguntarse si este popular deporte ha dejado de ser eso, un deporte, para convertirse en un negocio.

-

Il calcio italiano puede considerarse el negocio futbolístico por antonomasia. “No tendremos el fútbol más espectacular, pero sí el más rico y caro del mundo”, repiten los cronistas y aficionados de este país.

-

Con un movimiento cercano a $4,500 millones de dólares anuales el calcio es la decimotercera actividad industrial de Italia. Con lo que  reciben sus casi 450 jugadores podrían pagarse los sueldos de 70,000 empleados públicos, las transmisiones de este deporte fueron de un promedio de cinco horas diarias el año pasado, y algo así como 24 millones de personas va a los estadios o sigue el fútbol en los medios.

-

Los colores de la squadra del cuore (equipo del corazón) determinan hasta la posición política de los hinchas: los del Roma son considerados de izquierda y los del Lazio de derecha.

-

Para la temporada 1999-2000 el Inter de Milán pagó $50 millones de dólares por el cañonero Christian Vieri; el Parma más de $30 millones por Marco Amoroso; la Roma, $30 millones por Vincenzo Montela y el Lazio, una suma similar por Juan Sebastian Veron.

-

Los salarios de los jugadores suman casi $1,000 millones de dólares y representan 64% de los gastos de las sociedades. “Es la irrefrenable alza del costo del trabajo lo que más nos preocupa”, afirma Antonio Marchesi, uno de los primeros en estudiar la economía del futbol, quien ha sugerido un salario tope, como en el baloncesto y el fútbol americano en Estados Unidos. Alessandro del Piero, que  percibe más de $5.5 millones de dólares al año, dice: “respecto a otros deportes, los futbolistas estamos subvaluados”.

-

Los clubes de la primera división italiana contarán para este campeonato con el dinero de la venta de los derechos televisivos, casi $600 millones de dólares, que a muchos de ellos les permitirá balancear sus números.

-

Los patrocinadores, la publicidad y los seguidores también ayudan. Estas contribuciones están muy por debajo del nivel en de los derechos televisivos. En la temporada pasada, los clubes recaudaron unos $172 millones de dólares en taquilla.  Otro ingreso es la venta de los derechos para la fabricación de camisetas y otros artículos.

-

Cierto o falso el déficit económico que declaran gran parte de los clubes, parece extraño que una empresa invierta en un negocio con pérdidas. Es lógico que el objetivo  fundamental del fútbol hoy en día sea obtener las mayores utilidades posibles. Pero, ¿para eso fue creado?

-

Newsletter
Ahora ve
Periodista mexicana es asesinada a balazos en la capital del estado de Chihuahua
No te pierdas