Del acero a los jugos

Un directivo de AHMSA lanzó una empresa de jugos. Pretende robar 10% de mercado a los refrescos.
Roberto Campa

Como para un coctel, el mercado de jugos y néctares envasados está repleto de jugadores, y ahora se suma uno más a la lista. La pelea es por un negocio de $550 millones de dólares al año, con casi una decena de grandes marcas.

- Se trata de Toma Products, que preside Manuel Ancira Elizondo, quien combina el negocio del acero con el de jugos. El nuevo empresario de los néctares es también director general de Operaciones en Altos Hornos de México (AHMSA). “Tomé la decisión por añoranza y para sacarme la espina”, dice el directivo.

- En los 50, su familia tenía una concesión para producir y distribuir el refresco de uva Delaware Punch en la ciudad de México, que después perdió.

- Su apuesta viene renovada. El producto abre un segmento no explotado en México: el de las aguas de frutas envasadas. Incluye sólo 2% de fruta concentrada, asimilándose al producto preparado en casa; la mayoría de su competencia contiene 20%. Ya ha sacado nueve sabores y pronto uno sin rivales: horchata.

- El proyecto le llevó dos años y una inversión de $5 millones de dólares para la operación del primer año (desde mediados de 2003), de los cuales más de 70% ya fueron usados. Su planta en Ramos Arizpe, Coahuila, opera a 40% de su capacidad instalada, despachando cuatro millones de unidades mensuales.

- La apuesta mayor
Toma Products quiere robarle 10% del mercado a los refrescos en los próximos cuatro años y entrar al mercado de la nostalgia en Estados Unidos. Si la Food Drug Administration lo autoriza, iniciará en marzo la exportación a Texas, California, Chicago y Atlanta. Como en México, allí sus 10 sabores se distribuirán en centros comerciales, tiendas de conveniencia, cafeterías, clubes deportivos, restaurantes y hoteles.

Newsletter
Ahora ve
Las posibilidades de un juicio político para Donald Trump
No te pierdas