Del deseo a la realidad

-
Verónica Ortiz

Moisés Micha va por el tercero. El empresario de bienes raíces y sus socios planean para mediados de 2003 abrir otro hotel, además del Habita, en la ciudad de México, y El Deseo, en Playa del Carmen. El más nuevo se situará en una casona de arquitectura porfiriana, tendrá 40 habitaciones y estará ubicado en la colonia Condesa de la capital.

-

Desde hace año y medio, el hombre de negocios descubrió que el nicho hotelero es rentable, sobre todo si se ofrece una opción diferente, pocas habitaciones, ambiente minimalista, servicio personalizado, informal y relajado. El concepto se ha puesto de moda entre los jóvenes ejecutivos estadounidenses que no se inmutan si los llaman por su nombre de pila.

-

El entrevistado decidió involucrarse en esta actividad al percatarse que existía un número considerable de firmas multinacionales con filiales ubicadas en la zona Polanco que buscaban lugares en dónde hospedar a su gente cuando venía a al país.

-

Aunque Micha asegura que el retorno de la inversión será a seis años, lo cierto es que la buena aceptación que tuvo el Habita entre su público hizo que buscara crear nuevas alternativas. Así, mientras otros hoteleros promueven enormes lugares paradisíacos y exclusivos para gente mayor de 30 años y con altos recursos, a él se le ocurrió hacer el Deseo.

-

Este lugar, ubicado en Playa del Carmen, tiene 15 habitaciones decoradas al estilo mexicano contemporáneo y está dirigido a personas de 18 a 38 años con suficientes recursos para pagar entre $118 y $198 dólares la noche, dependiendo de la temporada.

-

El creador del lugar asegura que se busca la convivencia de los huéspedes, en su mayoría italianos y alemanes, porque tanto la alberca como el bar están situados justo al centro de las habitaciones.

-

Este es el secreto del empresario: no copiar esquemas de negocio, por más redituables que sean, sino aventurarse en generar el tipo de hoteles que el mismo público pide.

Ahora ve
No te pierdas