Delgada, elegante y poderosa

-

La Compaq Armada M300 es el ejemplo a seguir en las computadoras ultraportátiles, ya que combina el poder de cómputo con la ligereza. Y para ser pequeña no sacrifica el tamaño del teclado, ni acorta la vida de la batería, ni se ve pequeña su pantalla (de 11.3 pulgadas). Es más, es tan delgada como un cuaderno de 100 hojas e incluye dos puertos USB, espacio para PC card, trae bahía para red Ethernet y módem de 56 kbps y la opción de conectarle la unidad de diskete. Ahora que si desea en esta portátil un CD-ROM o DVD-ROM, puede adquirirlos aparte con la unidad móvil de expansión (UME), eso sí, el costo de estos accesorios es de $350 y $500 dólares respectivamente.

- Nadie es perfecto: aunque los usuarios que gustan de trabajar durante los viajes largos se sentirán seguros de que el vecino de adelante no le aplastará la portátil cuando recline el asiento,sufrirá con la batería, ya que le aguantará sólo más de la mitad del trayecto hasta Cancún (digamos, poco más de una hora).

- Si bien Compaq no tiene abolengo en la fabricación de portátiles —Apple, IBM y Toshiba ya han andado camino— esta M300 los pone en el estrado de los contendientes. Incluso el touchpad (el cuadrito en el que el dedo hace la función de mouse) es tan bueno que soporta al más sudoroso dedo índice.

Ahora ve
No te pierdas