Desencuentro. ¿Patadas de ahogado?

-

Un choque de interpretaciones causó el anuncio foxista de recortar el gasto del presupuesto federal. Según los detractores del actual régimen, no es más que un chantaje para que los legisladores aprueben, en su momento, la tan llevada y traída nueva hacienda pública.

-

La versión oficial asegura que este recorte, que incluso dio al traste con el esperanzador programa de microcréditos, sólo es una medida preventiva de cara a la desaceleración de la economía mexicana que irremediablemente es víctima de la situación estadounidense.

-

Independientemente de la discusión que se genere, el recorte representa apenas 0.5% del gasto para este año y sólo demuestra que hay muchas palabras que se puede llevar el viento, como las expresadas en tiempos de campaña electoral, cuando Fox –ajeno a la realidad– sobredimensionó sus metas y planes. Hoy el mandatario enfrenta infructuosamente una amarga realidad.

Ahora ve
Así es el primer hotel de gran lujo que abre sus puertas en Cuba
No te pierdas
×