Dinero sucio no se lava en casa

Los capitales de dudosa procedencia no se lavarán en el sistema financiero mexicano. Eso es, al men
Maricarmen Cortés

A partir de enero de 1998 entrará en vigor en todos los bancos, casas de bolsa, casas de cambio, especialistas bursátiles y sociedades financieras de objeto limitado (Sofoles), el nuevo manual para combatir el lavado de dinero, que oficialmente se denomina "Manual de Operación para prevenir y detectar operaciones con recursos de procedencia ilícita".

-

Este manual fue anunciado en la pasada Convención de Banqueros de México que se realizó en marzo, justo en plena batalla para que México obtuviera la certificación por parte de Estados Unidos, por lo que se interpretó como una decisión política del gobierno mexicano para convencer a las autoridades del vecino país del norte de que efectivamente se está avanzando en el combate al narcotráfico.

-

La elaboración del manual no fue tarea sencilla, porque lo más importante para banqueros e intermediarios financieros era garantizar que se mantendría el secreto bancario, y evitar caer en una serie de medidas burocráticas que resultaran ineficientes y muy costosas en su operación.

-

Finalmente, después de varios meses de negociaciones entre la Asociación de Banqueros de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), quedó concluido a mediados de agosto el prototipo del manual. Con base en éste, los intermediarios tuvieron menos de 10 días para realizar los ajustes que consideraron necesarios en función de su actividad, cobertura geográfica y tamaño para presentar su propio manual ante la CNBV, que lo analizará y aprobará para que entre en vigor a partir de enero próximo.

-

Es interesante subrayar que se busca detectar no sólo las operaciones de lavado de dinero procedentes del narcotráfico sino también de otro tipo de operaciones ilícitas; por ejemplo, recursos provenientes de asaltos o del rescate de secuestros, que se han convertido ya en una verdadera industria para los delincuentes.

-

La detección de las operaciones irregulares se realizará a través de dos mecanismos básicos, supervisando todas las operaciones realizadas en pesos o en cualquier moneda por un monto igual o superior a los $10,000 dólares, a las cuales se denomina operaciones relevantes, y reportando cualquier operación que realice una empresa o persona física y que se considere como sospechosa, sin considerar aquí el monto. De esta forma se pretende evitar que los delincuentes recurran a lavar dinero con operaciones por montos inferiores a los $10,000 dólares (u $80,000 pesos), en el afán de que no se clasifiquen como relevantes.

-

La responsabilidad principal para detectar estas operaciones recaerá sobre el personal de los bancos e instituciones financieras que estén encargados directamente de la atención al público, por lo cual la capacitación es un factor clave para garantizar que el manual tenga éxito.

-

También están incluidos estrictos procedimientos para la apertura de cuentas o contratos. Así, se exige a las instituciones financieras la identificación del cliente con documentos oficiales si son mexicanos, o con pasaporte si se trata de extranjeros; comprobante actualizado de domicilio y, en el caso de empresas, el Registro Federal de Contribuyentes, acta constitutiva y poderes notariales.

-

Uno de los temas que preocupa a muchos inversionistas es que no se viole el secreto bancario, fiduciario o bursátil, por la presentación de reportes sobre operaciones sospechosas ante las autoridades. Al respecto, la CNBV aclara que se protege la confidencialidad y el secreto bancario y que sólo se entregará información a las autoridades de la Procuraduría Fiscal de la Federación de la Secretaría de Hacienda a través de la CNBV.

-

El manual implica una gran labor para los bancos, porque deberán presentar información trimestral sobre las operaciones relevantes, a más tardar 20 días hábiles después del cierre de operaciones del último mes, y se realizará a través de medios magnéticos –hay que considerar que en el caso de las grandes instituciones bancarias se realizan miles de operaciones por montos superiores a los $80,000 pesos en efectivo–.

-

Por lo que se refiere a las operaciones "sospechosas", la obligación de reportarlas está en vigor desde mayo pasado, y se pide a bancos e instituciones que lo fundamental es conocer al cliente para que puedan detectar operaciones que salgan fuera del patrón de comportamiento normal del cuentahabiente, considerando factores como los montos de operaciones que habitualmente realizan, así como los usos y prácticas comerciales y bancarias de la plaza donde operen. En este sentido, hay que recordar que existen actividades como el transporte y los comercios de la Merced o la Central de Abastos, en la ciudad de México, donde se realizan fundamentalmente operaciones en efectivo.

-

Entre los ejemplos de operaciones sospechosas que el mismo manual establece, está el hecho de que los depósitos y retiros se realicen fundamentalmente en efectivo y no en documentos; cuentas con grandes transacciones en efectivo; cuentas que en el mismo día reciban varios depósitos en diferentes sucursales; clientes que liquiden un crédito problemático sin justificación aparente de la procedencia de los recursos, y cartas de crédito stand by para garantizar préstamos otorgados por entidades financieras del exterior.

-

Se crea también un Comité de Comunicación y Control en cada institución financiera, que estará aprobado por el Consejo de Administración e integrado por funcionarios con cargos relevantes en las áreas jurídica, de operación, de negocios y auditoría. Este comité tendrá la obligación de establecer y modificar las disposiciones internas para prevenir el lavado de dinero; vigilar el cumplimiento de estas disposición; conocer las operaciones sospechosas y determinar si procede o no informar a las autoridades –porque puede darse el caso de que sean lícitas–; aprobar los programas de capacitación y difusión, así como su aplicación y ser el órgano de comunicaciones de los reportes a las autoridades para garantizar el anonimato y evitar venganzas por parte de los denunciados, lo que podría presentarse con facilidad en pequeñas localidades.

-

El prototipo del manual que se aplicará en México está basado en el que ya existe en Estados Unidos desde hace más de una década. Éste no ha permitido detectar sino unas cuantas operaciones de lavado de dinero, y fue totalmente ineficaz para que una institución tan importante como Citibank notara la falsedad de los documentos que presentó Raúl Salinas de Gortari para transferir ya no se diga $10,000 dólares, sino más de $100 millones de dólares a Suiza.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Sin embargo, es importante que efectivamente se ponga en práctica este manual, pues constituye un gran esfuerzo coordinado entre autoridades e intermediarios para frenar el grave problema del lavado de dinero.

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×