Diseño en su esplendor

El arte mexicano pasa por un buen momento. Nuevos materiales y diseños poco ortodoxos llegan a las mejores galerías del mundo.
Miguel Ángel Ceballos / Obras

El diseño hecho en México se encamina a la mejor época de su historia. En 2010, el Instituto de México en Washington presentó la exposición ‘Rethinking Tradition. Contemporary Design from Mexico'; este año, la feria de arte contemporáneo Zona Maco incluyó una sección de diseñadores mexicanos actuales, y para 2012, la tienda del Museo de Arte Moderno de Nueva York prepara el proyecto ‘Destination: Mexico', el cual consiste en mostrar durante tres meses el diseño mexicano.

"Estamos a uno o dos años de que el diseño mexicano ‘explote' y empiece a colocarse de manera importante en la escena internacional", asegura Ana Elena Mallet, curadora independiente especializada en arte y diseño.

Apenas se empieza a tener una cultura del diseño y se vive un boom, la gente comienza a voltear a verlo y a comprarlo, pero la verdad es que el diseño hecho en México viene de tiempo atrás con muchos diseñadores que abrieron brecha para su comercialización, dice Cecilia León de la Barra, diseñadora integrante del colectivo NEL.

Los diseñadores mexicanos están tratando de revisar y reestudiar la historia y el peso histórico de nuestro patrimonio y nuestra tradición con algo de humor, asegura Mallet. Un ejemplo de esto es la pieza Pípila, diseñada por Masiosare Studio, la cual consiste en un objeto que carga a otros más para proteger la mesa, como una reinterpretación del héroe indígena que durante la batalla de Independencia cargó una losa en su espalda para cubrirse de las balas y así prender fuego a la puerta de la Alhóndiga de Granaditas.

El colectivo nel creó ‘Pack of Dogs', una serie de perros de madera fabricados en diversos tamaños y posiciones. Estos personajes, nombrados como famosos luchadores mexicanos (Dos Caras Jr., Aguayo, El Santo, Alushe y Místico), funcionan como mesitas laterales, bancos, libreros, revisteros, apoya-libros, etcétera.

"El diseño mexicano se distingue porque cuenta con sentido del humor, además del uso de materiales locales y el color", explica Cecilia León de la Barra, quien también precisa que falta propiciar una mayor comercialización de los productos.

Para Lydia Martínez Murillo, directora general del Instituto Mexicano de Estudios y Capacitación sobre la Industria Mueblera (Imecim), "es buen momento para incursionar en el mercado europeo, pues está cansado del mobiliario asiático", cuya propuesta se basa en precios bajos con poco diseño.

Este año se presentó en el Salón Satellite del Salón Internacional del Mueble en Milán la colección ‘From DF with love', de 13 alumnos de la carrera de diseño industrial de CENTRO -capitaneados por su profesor Sean Yoo-, que tomaron como inspiración objetos y tradiciones de la Ciudad de México.

Una forma de diseño responsable es el trabajo que hace Ariane Dutzi, fundadora de Dutzi Design, quien hace dos años abrió un taller donde trabajan 23 mujeres yucatecas, quienes elaboran bolsas con materiales locales, como el yute recogido a mano y la rafia blanca, al mismo tiempo que cambia la vida de la comunidad de Valladolid, Yucatán.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Mi idea es trabajar con materiales reciclados, incluso mi colección más conocida es la hecha con costales de yute reciclados. Para mí, utilizar materiales reciclados es una forma de manifestar un respeto a la naturaleza", comenta Dutzi.

Para Sebastián Lara, del despacho de diseño eos México, más allá de utilizar materiales locales o no, el diseño debe ser un reflejo de los impulsos diarios. "Por ende, el diseño que hacemos tiene una característica específica, que no es la misma a lo que enfrentan los italianos, los finlandeses o de cualquier otro país. No por ser diseño mexicano tiene que tener una greca o valerse de clichés".

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×