Eduardo Fernández, CNBV. Capitalizació

-

Cobijada bajo el paraguas gubernamental —esos -controvertidos programas de apoyo o rescate que suman unos $120,000 millones de pesos (alrededor de 6% del PIB)— la banca se levanta y comienza de nuevo a caminar. Cuando menos así lo piensa Eduardo Fernández, responsable del organismo supervisor del sector financiero mexicano, quien tiene en su despacho un diagnóstico optimista: “Si la evolución de la economía y de los mercados financieros se mantiene como hasta hoy, dentro de tres años tendremos una banca mucho más sólida, mucho mejor administrada.”

-

¿Cómo salir de un círculo vicioso (estancamiento económico-debilitamiento de la banca) que frena el crecimiento?
-
Capitalizando a los bancos. Pese a las severas críticas que han experimentado los programas de apoyo gubernamental a las instituciones de crédito, la única forma de conseguir una recuperación consistente de la economía es el -fortalecimiento de la banca, que es un vehículo vital para la generación de ahorro interno y para el otorgamiento de nuevos créditos.

-

En contrapartida, una banca débil se refleja en elevados niveles de cartera vencida y esta última presiona desfavorablemente a las tasas de interés.

-

¿Qué indicios específicos hay de recuperación?
-
Un indicador importante de que estamos mejorando es justamente el comportamiento de los mercados financieros, en los cuales observamos tasas de interés descendentes y mayor estabilidad del tipo de cambio, síntomas inequívocos de que el camino es correcto.

-

Sin embargo, la recuperación económica reiteradamente ofrecida parece cada vez más lejana...
-
Existen indicadores económicos que evidencian que comienza una etapa de crecimiento. Como autoridad financiera, me encuentro optimista porque en mi gestión al frente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores he vivido muy de cerca durante 1995 y 1996 los problemas del sector financiero, derivados de la crisis económica. He podido percibir la actitud de los mercados y los problemas de los bancos, justo cuando la situación verdaderamente no apuntaba a que estuviera cerca una solución. Por ello percibo que el crecimiento y la estabilización ahora si están muy cerca.

-

Los mercados se estabilizaron y presentaron tendencias favorables desde 1995, sin embargo, en octubre y noviembre todo volvió al caos. ¿Cómo tener claro que no estamos viviendo un periodo coyuntural de tranquilidad en vez de una tendencia real hacia la estabilidad?
-
Los esfuerzos realizados en 1995 comenzaron a madurar y están arrojando resultados concretos. Un ejemplo claro de esta fortaleza es que todos sabíamos que en abril existirían presiones inflacionarias y a esto se sumó el incremento en las tasas de interés de los bonos de largo plazo de Estados Unidos e importantes caídas en la bolsa de valores de Nueva York. En otras circunstancias habríamos visto estragos sobre los mercados financieros mexicanos y no sucedió así, sino que reaccionaron de forma ordenada y mínima.

-

¿Qué es lo que más preocupa de la banca mexicana a la CNBV en este momento?
-
La capitalización y la generación de nuevos créditos para proyectos viables. Un sistema bancario bien capitalizado ofrece un sinnúmero de posibilidades y alcances dentro de la actividad económica.

-

Hay quienes afirman que, desde el punto de vista estrictamente técnico, la banca mexicana se encuentra quebrada. ¿Cuál es la opinión del presidente de la CNBV al respecto?
-
Definitivamente no comparto esa apreciación, incluso, me parece irresponsable. Los bancos mexicanos publican su información financiera e incluyen en esta información sus niveles de capital y reservas.

-

Estos datos son revisados por la CNBV, pero existen además calificadores de valores, auditores externos, analistas bancarios nacionales e internacionales, acreedores domésticos e internacionales de los bancos. Todos estamos revisando acuciosamente la evolución de la banca nacional. No podemos estar todos equivocados.

-

Como autoridades, ustedes reconocen que el rescate a los bancos debe guardar proporciones que “puedan financiarse sin problemas en el futuro”. ¿No ha rebasado ya el gobierno los -parámetros convenientes?
-
El costo de la crisis bancaria de México ha sido muy alto, pero sigue siendo relativamente modesto si se le compara con el que tuvieron que afrontar otros países para materializar el rescate bancario. Por ejemplo, en el caso chileno, salvar a las instituciones de crédito exigió recursos públicos del orden del 25% del PIB, mucho más que lo observado en México. -Adicionalmente, dicho costo se distribuirá a lo largo de 30 años, de tal forma que no lesionará de ninguna manera las finanzas públicas en los años por venir.

-

De hecho, del costo total de 6% del PIB, el equivalente a 1.5% ya fue cubierto con el superávit público obtenido en 1995 y el resto será absorbido en el futuro.

-

¿Valdría la pena revisar la conveniencia de incurrir en un ligero déficit público durante algunos años para rescatar de forma contundente a los bancos, para fortalecerlos en esta coyuntura económica?
-
No tendría sentido. El límite a los apoyos financieros para bancos lo fija -justamente la salud permanente de las finanzas públicas. Incurrir en un -déficit público generaría el efecto contrario a lo que se está buscando.

-

Hay inquietud de la banca extranjera y de observadores privados sobre los requerimientos específicos que está pendiente el gobierno a los bancos a cambio de los apoyos... ¿son suficientes?
-
En lo relativo a las recompras de cartera el compromiso que tienen que asumir los banqueros ha sido muy claro: inyectar capital. Esa parte del acuerdo está clara. Nuestra gran lección después de la crisis bancaria es consolidar un sistema bancario con mejor calidad en todos los sentidos. Estamos cuidando que la calidad del capital sea cada vez mayor.

-

Por otra parte, hemos estado actuando para que los bancos que no tienen viabilidad salgan del mercado. No es despreciable el número de instituciones que han sido intervenidas o tomadas por el Fobaproa; siete de 19 instituciones de tamaño importante que operaban con anterioridad han salido del mercado y ahora están bajo nuestro control para sanearlas y después venderlas, -fusionarlas o liquidarlas.

-

En materia de fusiones ¿qué está en puerta?
-
La solución de Banca Cremi se resolverá en muy corto plazo. El arreglo definitivo de Banca Unión se concretará en este segundo trimestre, probablemente a través de una fusión. Lo mismo sucederá con instituciones pequeñas como Banco de Oriente, Banco Obrero e Interestatal.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Qué nuevas políticas de selección de crédito están aplicando actualmente las autoridades con miras a garantizar que no se vuelva a repetir una crisis como la actual?
-
Es muy simple. Por una parte, estamos supervisando en forma estricta el comportamiento de los bancos y, por otra, la materialización de pérdidas que han tenido que sufrir los bancos por políticas laxas de crédito ha hecho caer en la cuenta a los accionistas de la conveniencia de mantener administraciones capaces y controles internos adecuados en las instituciones. Hacia ese punto nos dirigimos las autoridades y los bancos. El -costo de la crisis ha sido alto, pero también el aprendizaje. La conclusión de esta fase de crisis será una banca mucho más fuerte una vez superada esta experiencia.

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×