El conciliador de intereses

PABLO COBALLASI <br>Socio Pron Asociados <br>32 años
Verónica García de León

Desde muy chico Pablo Coballasi tenía claro qué quería hacer en la vida. -En sus aspiraciones se fusionaron el espíritu de servicio de su madre y el alma -financiera de su padre.

- La síntesis es evidente en la meta que se fijó desde los 15 años, cuando -decidió alejarse de su familia para estudiar en el extranjero: poder mejorar -las condiciones de pobreza en México formando negocios.

- Su razonamiento de ese entonces, ahora es lógico: más inversiones, más -empresas generará más empleo y mejorará la calidad de vida.

- Lo demás han sido pasos consistentes para darle forma a su sueño.

- Vivir en Estados Unidos 14 años y hacer sus estudios allá, tuvieron un -sentido. “Decidí ir a averiguar qué sabían los ‘gringos’, qué no -sabían los mexicanos y cómo le hacían para estar tan bien”, refiere -Coballasi. Hace dos años le llegó la oportunidad de regresar a México, cuando -el despacho Pron Asociados lo invitó a ser socio de la firma.

- Ahora, como socio del despacho de banca de inversión, se dedica a asesorar a -las empresas primordialmente mexicanas a realizar compras o vender negocios, y -es intermediario para conseguir capital para que las compañías puedan llevar a -cabo sus proyectos. “Estamos sirviendo como catalizador para que entren -inversiones nuevas al país”.

- Son transacciones que van de los $20 millones a los $150 millones de -dólares. En lo que va del año han trabajado exitosamente en seis operaciones, -50% más que las que tuvieron en el mismo periodo del año pasado.

Ahora ve
No te pierdas