El futuro de Hong Kong está en chino

Clasificada como la octava potencia económica mundial y el tercer centro bancario del orbe, la ex c
Lucía Rangel Flores

Tras casi dos décadas de negociaciones entre China y Gran Bretaña, la isla de Hong Kong regresará a poder de la República Popular China el próximo 1º de julio, después de 150 años de dominio británico. Las apuestas oficiales de los dos países giran en torno a una transición pacífica, aunque existen ciertas reservas en algunos sectores, sobre todo en lo que se refiere a la posible pérdida de derechos civiles de los habitantes de Hong Kong. En el ámbito internacional subyace la duda acerca del futuro de ese territorio.

-

La Ley Fundamental de la Región Administrativa Especial de Hong Kong –convenida en la declaración conjunta chino-británica– garantiza que se respetarán y protegerán los derechos y las libertades de los residentes de la región, que no se implantará el sistema político comunista imperante en China, y que se mantendrá el capitalismo y la forma de vida actual sin ningún cambio por espacio de 50 años.

-

El decreto también señala que esa región administrativa quedará protegida por la ley de la propiedad privada de bienes, que los idiomas oficiales serán el chino-cantonés y el inglés, que sus habitantes podrán seguir utilizando su emblema y su bandera, y que Hong Kong tendrá su propio primer ministro –elegido por voto directo en un lapso de seis meses–, al igual que sus propios cuerpos legislativos, y contará con un poder judicial independiente. Sin embargo, hay dos puntos en los que Hong Kong quedará sometido al gobierno central chino (Asamblea Popular Nacional): la diplomacia y la defensa.

-

En el aspecto económico, la Ley Fundamental de la Región Administrativa destaca que Hong Kong –cuyo nombre significa “La Perla del Oriente”– formulará sus propias políticas monetarias y financieras, y que los impuestos que recaude serán utilizados en forma independiente y no serán entregados al gobierno central de China.

-

Otro aspecto incluido en la ley es que el dólar de Hong Kong continuará circulando como la moneda legal –actualmente su cotización es de 7.80 por dólar estadounidense– y no se aplicarán políticas de control de divisas, por lo que los mercados de cambios, oro, valores, futuros y otros permanecerán abiertos. Asimismo, se garantizará la libre entrada y salida de capitales.

-

En términos generales, se mantendrá el estatus de “puerto franco”, no se impondrán tarifas arancelarias –excepto las estipuladas en sus propias leyes– y se preservará el libre movimiento de mercancías, bienes intangibles y de capital, lo que permitirá garantizar la política de libre comercio que se ha llevado durante el dominio británico.

-

Para los acuerdos comerciales internacionales, la región administrativa podrá participar en los organismos mundiales y acuerdos comerciales, tales como la -Organización Mundial de Comercio, bajo el nombre de Hong Kong China. El gobierno de la isla podrá emitir sus propios certificados de origen, de acuerdo con los reglamentos -prevalecientes hasta el momento.

-

El gobierno de China se ha comprometido por escrito a que en Hong Kong propiciará un ambiente legal y económico para estimular las inversiones, el progreso tecnológico y el desarrollo de nuevas industrias, y formulará políticas apropiadas para promover y coordinar el desarrollo de distintos negocios como la industria manufacturera, comercio, turismo, bienes raíces, transporte, servicios públicos y agricultura, entre otros, lo que ha permitido a los grandes capitales internacionales tener cierta seguridad ante la transición.

-

OCTAVA POTENCIA ECONÓMICA
-
Con apenas 1,076 kilómetros cuadrados de territorio –menos de la milésima parte del territorio mexicano– y no más de seis millones y medio de habitantes, Hong Kong es, hoy por hoy, la octava potencia económica en el mundo, la tercera potencia financiera –al manejar transacciones diarias por $91,000 millones de dólares– y el tercer centro bancario del orbe, con la -presencia de 358 bancos extranjeros.

-

Hong Kong constituye también un empalme de navegación entre el océano Pacífico y el Índico, y es considerado un puente entre los husos horarios de Norteamérica y Europa, además de ser uno de los principales centros de información internacional.

-

Gran Bretaña, que ostentó durante 150 años la pertenencia o arrendamiento de Hong Kong, deberá devolverlo a la República Popular de China, según el tratado firmado por ambas naciones en 1898, en un hecho sin precedentes en la historia moderna, al que asistirán 5,600 periodistas de todo el mundo.

-

China recibirá entonces una región altamente desarrollada, con un ingreso per cápita de alrededor de $25,000 dólares anuales, el primer puerto de contenedores en el mundo y uno de los principales centros financieros del planeta.

-

Con relaciones comerciales con más de 200 países y regiones, desarrolladas a partir de la década de los 60, Hong Kong se ubica en el primer lugar entre los tigres asiáticos –superando a Corea, Taiwan y Singapur–, y actualmente ocupa el segundo lugar asiático, después de Japón.

-

UNA VISIÓN EMPRESARIAL
-
El secreto de este desarrollo, dice el consejero comercial del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) en Hong Kong, Federico Chávez Barajas, es el trabajo y la enorme visión de los empresarios de la ex colonia británica, quienes no sólo han promovido el desarrollo de su país, sino que han sabido invertir en otras naciones como China, donde han creado 40 millones de empleos y representan 60% de la inversión extranjera.

-

Hong Kong es un reto y una gran oportunidad para los empresarios mexicanos que quieran diversificar sus mercados, dice Chávez. “Aquí –explica en una entrevista vía telefónica desde Hong Kong– la economía depende en 95% de los servicios, ya que no existe una gran producción industrial. Todo lo mexicano que ingrese a Hong Kong puede tener mercado, desde mosaicos, muebles para baños, tapices, materiales de construcción y productos farmacéuticos, hasta plásticos, fibras sintéticas, prendas de vestir y nitrógeno. Todo hace falta, todo se vende; aquí, el problema es de oferta no de demanda, hasta el agua se importa”.

-

En el caso de los alimentos, recientemente se abrió el mercado para la carne de res, cerdo y pescado. En términos generales ya no existen restricciones para los alimentos procesados, por lo que los mexicanos pueden tener aquí un mercado importante. “Lo que hace falta es que el empresario mexicano deje de ser comodino, pues en la actualidad sufre de cierta miopía que le impide ver más allá del mercado estadounidense”, opina Chávez.

-

De acuerdo con el representante de Bancomext, el sistema comercial de ese país es muy parecido al mexicano, al que están acostumbrados los empresarios nacionales, por lo que considerando que existe una economía totalmente abierta, es el momento de que comiencen a arriesgarse.

-

Sin embargo, no hay industrias mexicanas instaladas en Hong Kong, aunque sí existen representaciones de las principales empresas: las cervecerías Modelo y Cuauhtémoc-Moctezuma, Vitro, Cemex, Villacero, ICA y hasta algunas pequeñas empresas como Yeso Único. También hay presencia mexicana a través de alianzas. Por ejemplo, Ricolino vende sus productos en aquel mercado portuario a través de un consorcio alemán.

-

En cuanto a la inversión de Hong Kong en México, en la actualidad es casi inexistente, aunque hay algunos casos como el de la empresa Matrix Aeronáutica, instalada en Tijuana, que repara aviones Jumbo vietnamitas y está avalada por las autoridades estadounidenses y mexicanas.

-

Otras empresas de Hong Kong están dedicadas básicamente a la industria textil, como son la de la familia Fang, instalada en Mérida. Hay una más en el ramo juguetero y otra en el de telecomunicaciones, además de la participación del Hong Kong Shanghai Bank Corporation en Grupo Serfin.

-

INMIGRACIÓN PLANIFICADA
-
Uno de los primeros pasos concretos de la devolución de Hong Kong a China se presentó el pasado 21 de abril, cuando un grupo de 40 soldados del Ejército Popular de Liberación –heredero del ejército rojo de Mao Tse-Tung–, encabezados por el general Zhou Borong, cruzó el control aduanero de Lok Ma Chau para iniciar el proceso de cambio de gobierno. Allí fueron recibidos por Brian Dutton, comandante de las fuerzas británicas en ese país.

-

La llegada de este contingente militar –el primero de una ola que sumará 10,000 efectivos chinos que enviará Pekín a Hong Kong– fue recibida sin problemas y con cierta coincidencia de opiniones. Chris Patten, último gobernador británico de Hong Kong, expresó su confianza en el comportamiento de los militares chinos y defendió su papel en el proceso de transición.

-

Por su parte, Martin Lee, líder del Partido Demócrata –una de las facciones más críticas y que ven con temor el cambio de soberanía– mantuvo sus reservas, aunque señaló: “Espero que, con su conducta, los soldados alejen los temores que la gente de Hong Kong pueda tener todavía sobre su presencia en el territorio”.

-

El secretario cultural de la embajada de China en México, Luo Jun, dice que el pueblo de la isla “festeja el regreso de la soberanía de Hong Kong a China” y explica que las reservas que había sobre este cambio se han disipado totalmente con la nueva ley. Incluso considera que los cambios se han asimilado a través de los últimos años, por lo que no se prevé ninguna modificación repentina.

-

El mismo funcionario asegura que, al pasar a terreno chino, Hong Kong no pierde ventajas económicas comerciales y financieras, sino que se reforzará su progreso, ya que está apoyado moral y políticamente por una potencia tan grande como la de China. Entrevistado en su oficina, el diplomático asegura que prácticamente no existe la posibilidad de fugas de capitales, ya que las leyes otorgan garantías
a los inversionistas.

-

Acerca de una posible migración de chinos a Hong Kong, Jun explica que habrá una política migratoria planificada, que sólo permitirá el flujo de habitantes que requiera la nueva región administrativa.

-

Además, abunda el diplomático, las regiones chinas colindantes con Hong Kong –Shenzhen, Zhuhai, Guan Zhou– son zonas altamente desarrolladas, lo que hace más difícil que se presente una migración masiva.

-

A pesar de que existen todos los elementos legales para que la transición sea pacífica y tranquila, la pregunta acerca de qué pasará sigue en el aire.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×