El gigante que viene

La fusión de BBV-Probursa y Bancomer le pone velocidad a la película del sistema bancario.
Ulises Hernández, Yolanda Ruiz

Los rumores de que se formaría un gigante financiero se desataron desde una semana antes, en la Convención Bancaria, aunque los representantes de los bancos preferían mantener la discreción. Por fin, BBV-Probursa y Bancomer anunciaron el 10 de marzo su acuerdo de fusión para crear la mayor institución financiera del país.

- La nueva entidad, que se denominará Grupo Financiero BBVA-Bancomer, contará con activos superiores a $340,000 millones de pesos y una red de más de 2,000 sucursales. Controlará una cartera de créditos de $240,000 millones de pesos y depósitos de $250,000 millones –más de 30% del mercado–. La fusión debe ser aprobada por las autoridades regulatorias (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) y antimonopolios (Comisión Federal de Competencia).

- Esta es una conquista más de la banca española en su estrategia de expansión en América Latina. Varios analistas opinan que el nuevo gigante presionará a sus competidores e impulsará el proceso de consolidación de la banca mexicana. “Esto va a cambiar el entorno competitivo”, opina Robert Lacoursiere, analista de bancos latinoamericanos de la correduría neoyorquina, Bear Stearns. “La presión está sobre Citibank y Santander; y por extensión sobre Banorte y Bital, porque tienen que ganar más escala”, afirma.

- Banamex, que será desbancado del primer lugar, tomó las cosas con calma. “Se trata de la unión de dos instituciones que respetamos. Nuestra estrategia no cambia”, dijo Manuel Medina Mora, director del Grupo Financiero Banamex-Accival.

- El acuerdo de fusión establece que los accionistas de BBV-Probursa, encabezados por el grupo BBVA, aportarán capital por $1,200 millones de dólares, la mitad será inyectada en un primer tramo y posteriormente BBVA reunirá $600 millones más a través de una emisión de obligaciones subordinadas convertibles en acciones.

- La participación accionaria de BBVA en la nueva entidad ascenderá en un principio a 26%, pero la meta es llegar hasta 40%, explicaron directivos del grupo español. Los accionistas de control de Bancomer, encabezados por la familia Garza Lagüera, verían diluida su participación actual de 30% a 23%. También se reducirá la participación de Bank of Montreal, hoy de 16%.

- Los directivos de ambos bancos niegan que la fusión se traduzca en recortes de personal. Se suprimirán las sucursales que se dupliquen, pero los empleados serán reacomodados, dicen. Enrique Aguilar Borrego, presidente de la Federación Nacional de Sindicatos Bancarios, considera que si hay recorte no será significativo.

- Aunque el presidente del nuevo grupo será el mexicano Ricardo Guajardo Touché, los funcionarios españoles tendrán mayoría (ocho contra siete) en el consejo de administración.

Ahora ve
Esta es otra inevitable comparación entre Lio Messi y Cristiano Ronaldo
No te pierdas
×