El Gordo volvería a votar por Fox

Hay magníficas personas y una que otra carambola desafortunada. Lo malo es que todos, los buenos y
Ricardo Medina Macías

Se lo pregunté de súbito, para que no tuviese tiempo de elaborar una respuesta evasiva:

- -

–Gordito, ¿no estás desilusionado del gobierno de Fox?–. La respuesta fue inmediata: –No, porque nunca he sido iluso.
-–¿Volverías a votar por él?
-–Por supuesto.
-–¿Crees que ha sido el Presidente que México necesitaba?
-–No creo en los hombres providenciales.
-–¿Me vas a decir que no ha cometido errores?
-–Ha cometido muchísimos y seguirá cometiéndolos.
-–Y su gabinete, ¿qué te parece?
-–¿Cuál gabinete: el legal?, ¿el otro?, ¿la superposición de ambos?
-–Tú dime.
-–El gabinete legal tiene tres o cuatro joyas, tal vez más. Algunas ineptitudes graves y personajes incómodos.
-–Nombres.
-–Sólo las "joyas": Gobernación, Hacienda, Desarrollo Social, Turismo, tal vez Medio Ambiente y alguno más.
-–¿Y el otro gabinete?
-–Hay magníficas personas y una que otra carambola desafortunada. Lo malo es que todos, los buenos y los que no sirven, hacen un ruido ensordecedor que perturba las tareas de gobierno.
-–¿Qué hacer?
-–Depurar.
-–¿Y las toallas?
-–Se ensucian si no te lavaste bien las manos, son muy útiles si te gusta la limpieza. En cambio los "cochinitos"…
-–¿Y los ladridos?
-–Mala cosa si crees que los mensajes son ruidos o que los ruidos son mensajes.
-–Gordito, me parece que eres víctima de lo que llaman "disonancia cognoscitiva".
-–No me digas, y eso ¿qué es?
-–Que como ya compraste el producto Vicente Fox te ves obligado a elogiarlo y te ciegas ante los defectos evidentes.
-–No me ciego ante los defectos. Te digo los principales: mucho verbo innovador, poca ciencia; mucho entusiasmo, poca paciencia; mucho consenso, poca definición; muchas encuestas, pocos principios.
-–Entonces...
-–Entonces, Medina, muy sencillo: las otras opciones efectivas, los dos viejitos emanados del sistema de siempre, no abrían ninguna oportunidad para México, Fox sí... La oportunidad está ahí, aunque muchas veces parezca que vamos a empellones hacia la meta.
-–¿Cuál es la oportunidad, Gordo?
-–Restaurar el Estado de Derecho, dejar que los mexicanos seamos lo que podemos y soñemos ser sin que el gobierno metiche nos diga hasta cómo debemos sonarnos las narices.
-–¿Nada más?
-–Nada más y nada menos.

- -

Fin de la apresurada entrevista con Aníbal Basurto Corcuera, quien a más de un año de distancia de la "revolución de los pulgares pintados" sigue satisfecho, con aire de niño con juguete nuevo, con talante de "a mí, el gustazo nadie me lo quita".

-

Ahora ve
No te pierdas