El Hollywood de la Florida

Telemundo usa las telenovelas para ganar presencia en el mercado hispano y hace de Miami La Meca de
Eduardo Porter

Valeria se asoma por la ventana de su recámara y se encuentra con Salvador. “Estoy muy contenta de que estés trabajando con nosotros”, le dice ella con labios trémulos. “Espero que sea por mucho tiempo”.

-

Salvador es, después de todo, uno de los protagonistas de la historia y el chofer de la casa que, cuando llegue el momento reclamará su papel como el señor de la casa.

-

Valeria, que por ahora en la historia es únicamente la prima huérfana de la dueña de la casa, está acostumbrada a ser ignorada. Humilde y sumisa, ella es víctima regular de su arrogante pariente. Pero ella se ha enganchado del protagonista y probará que está dispuesta a todo con tal de defender su amor.

-

Diana Osorio, que interpreta el papel de Valeria en la nueva telenovela El Cuerpo del Deseo, también tiene grandes planes. La serie, producida en Miami por una alianza estratégica entre la cadena hispana Telemundo y RTI de Colombia, libró de una oscura y encerrada carrera en México a esta actriz de 26 años y la puso detrás de una pantalla de televisión, en donde es vista por cientos de miles de televidentes hispanos en Estados Unidos. “Telemundo está buscando rostros que no sean tan conocidos”, dice Osorio durante un descanso de las grabaciones. “Hay muchas oportunidades aquí”.

-

Telemundo, la cadena en español número dos de  Estados Unidos, que hace tres años fue comprada por NBC en 2,700 millones de dólares, ha estado desarrollando un plan para producir todos los contenidos de su barra estelar de entretenimiento en lugar de comprarla a otras empresas. En el proceso, está desarrollando una nueva industria de televisión en español basada en la ciudad de Miami.

-

La nueva industria está ávida de actores, escritores, encargados de reparto, directores e incluso, de actores secundarios. Y está enfocada en el contenido de mayor demanda del horario estelar: telenovelas en donde se enfrenta el bien contra el mal, series que atraen a la mayoría de la audiencia y de las ganancias por publicidad. “En casi un año y medio dimos la vuelta a adquirir toda nuestra programación en horario estelar de lunes a viernes”, señala Mimi Belt, vicepresidente de desarrollo artístico de Telemundo. “Eso es mucho espacio por llenar”.

-

Como era de esperarse, actores y directores se están mudando a Miami desde México y Colombia. Los maestros también están llegando al pueblo. Algunos han instalado incluso algunas academias para preparar a estrellas hispanas en el género de la telenovela.

-

Robert Contella, un desarrollador de bienes raíces que está casado con una actriz venezolana, cree que Estados Unidos no ofrece lo suficiente para preparar a actores hispanos. Muchas veces, dice, “son hermosos pero no pueden caminar, hablar o bailar”. Agrega: “Tuvimos que importar gente de México, Colombia y Venezuela”. Así fue como él voló a Caracas con el fin de contratar a un maestro y el año pasado abrió el Centro Internacional de Formación Actoral Luz Columba (CIFALC).

-

En noviembre del año pasado, Telemundo y Miami Dade Collegue también comenzaron a ofrecer un programa académico de un año para preparar a escritores en el arte de los guiones de telenovelas. María Soledad Rico Sanin, una escritora y periodista que hace cinco años dejó su natal Colombia para vivir en Miami, se incorporó a la nueva escuela el año pasado para intentar escribir este género que, cuenta, siempre le ha fascinado. “Las telenovelas son un fenómeno cultural muy importante en nuestra historia”, apunta Rico Sanin. “En ellas hay emociones. Las telenovelas hablan del corazón”.

-

Ahora, Miami se está llenando de latinos optimistas que están seguros que su gran oportunidad está a la vuelta de la esquina. “Todos quieren venir aquí”, relata Carlos Mesber, un actor venezolano que vive en Miami. “Hay mucha competencia”.

-

Tomemos a Diana Chávez Vela, una peruana de 22 años de edad que es una de las dos docenas de estudiantes de la escuela Luz Columba. Pequeña y alegre, Chávez Vela aún no la ha pegado en grande, y aún tiene que sufrir haciendo trabajos ‘de la vida real’ para pagar las cuentas, tales como ser cajera de un valet parking o laborar de recepcionista en el spa Mystique. Sin embargo, ella confía en que pronto lo logrará. “He hecho dos o tres pruebas para telenovelas”, dice. “Me han dicho que debo trabajar en mi cuerpo, pero siento que lo he hecho bien”.

-

Las telenovelas son fundamentales en el éxito de las cadenas hispanas de televisión en Estados Unidos. No únicamente es el género más popular del mundo de habla hispana, también es el fenómeno cultural de exportación más grande de esta comunidad. Las telenovelas han sido traducidas al ruso, rumano, griego, filipino, tailandés, chino, japonés, coreano y árabe.

-

Para el televidente estadounidense promedio, las telenovelas pueden ser algo así como una serie diaria con una dosis adicional de dramatismo. Las novelas tienden a seguir el mismo guión: un joven y atractivo millonario se enamora de una pobre pero atractiva mujer. Ella le corresponde. Pero la arrogante madre, junto con la vengativa ex novia del protagonista tratan de bloquear la relación. El amor, al final de la historia, triunfa.

-

A través de los países de América Latina y la región hispana de Estados Unidos, las novelas se han convertido en el vehículo perfecto a través del cual la mayoría de las mujeres pobres pueden dar rienda suelta a sus aspiraciones, accediendo a un mundo en donde los buenos son buenos, los malos son terribles, y la gente sufre inexorablemente las consecuencias de sus actos.

-

En la novela de Telemundo El Cuerpo del Deseo, por ejemplo, Donoso, el viejo millonario que posee ranchos de cítricos, se casa con una encantadora jovencita. De repente muere misteriosamente. Pero él no permanece en el más allá: vuelve a la vida como Salvador, el joven y adusto campesino que se convierte en el chofer de la familia. Él, gradualmente, se da cuenta que su nueva esposa había tratado de envenenarlo y se enamora de la prima de su esposa que ahora es una mujer hermosa.

-

El futuro del crecimiento de esta industria en Miami dependerá de la habilidad para competir con las ya populares telenovelas mexicanas que Univisión importa de Televisa.

-

Además de utilizar a este género como un gancho, el plan maestro de Telemundo debe enfrentarse a  un fuerte bloque demográfico. Casi dos terceras partes de los 42 millones de hispanos que viven en Estados Unidos son descendientes de mexicanos. Más de 10 millones de ellos, de hecho, nacieron en México. La mayoría de esta población comenzó a ver las telenovelas de Televisa desde muy pequeños. La larga y creativa lista de estrategias fallidas de Telemundo atestiguan la dificultad de separar ambas partes.

-

Telemundo empezó con la estrategia de crear nuevas producciones hace tres años. Firmó alianzas estratégicas con casas productoras en México, Colombia y Miami. NBC triplicó el presupuesto de entretenimiento de Telemundo. En 2003, la cadena transmitió su primera novela de esta nueva etapa: Amor Descarado.

-

Los directivos de Telemundo dicen que su meta no es vencer a Univision, sino mantener una porción respetable de una audiencia en rápido crecimiento. Aseguran también que han aprendido de los errores cometidos en el pasado. Creen que pueden entregar a sus televidentes algo que no tienen las novelas mexicanas hechas por Televisa: una conexión con la realidad que se vive en Estados Unidos.

-

Los escritores son alentados por la televisora a poner especial énfasis en el contexto de la realidad local, tratando subtemas como el apoyo que desde Estados Unidos se les da a los miembros de la familia que se quedan en México. La inmigración ilegal también es mostrada ocasionalmente, como tema o subtema.

-

Ramón Escobar, vicepresidente ejecutivo de la cadena, dice que “este tipo de historias tienen mucho éxito”. Pero alerta: “Es una línea muy delgada. No queremos desviarnos hacia un drama social”.

-

Escobar asegura que los programas están creciendo en popularidad. También, menciona, está aumentado la sindicación de contenidos, atrapando a las audiencias de países como España y Venezuela. El mercado hispano, una mezcla de gente con diferente bagaje cultural, podría ser la audiencia más emocional por ganar. Y él está dispuesto a hacerlo.

-

“Sólo han pasado dos años y ya tenemos más telenovelas al aire que cualquier otro competidor, excepto Televisa”, apunta Escobar. “La gente está golpeando la puerta para venir a trabajar aquí”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Derechos reservados The New York Times.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×