El humor y lo insólito

-

El escritor británico –autor de El mundo según Garp , El hotel New Hampshire y Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra , entre otras novelas– regresa para mostrarnos su profunda agudeza en la construcción de personajes que cobran vida en circunstancias del todo disparatadas; situaciones que, debido a su narrativa magistral, no hay lector que no termine por caer en sus redes.

- En esta ocasión dos mujeres son los personajes axiales: Ruth Cole, escritora atractiva y famosa cuya infancia es una historia de despojo y abandono. Y, a manera de antagonista o personaje de contrapunto, está la propia madre de Ruth, Marian, quien olvida la existencia de una Ruth de cuatro años para vivir un romance con un joven de 16 años. Pero una vez que Ruth se ha abierto paso por la vida e incluso ha encontrado el amor, Marian regresa...

- La historia, una farsa trágica sobre el amor, pareciera ocurrir en un país donde hadas y duendes tienden trampas a cada instante. Los tres tiempos que sirven de marco –el verano de 1958, el otoño de 1990 y el de 1995–, tienen la función de ventanas que permiten asomarse a la vida de los protagonistas.

- Irving demuestra una vez más que domina la intriga y el humor por igual; de ahí que el lector recorra las páginas con la curiosidad de saber cómo desemboca la historia pero no sin frecuentes sonrisas y, en ocasiones, carcajadas. La trama se abre a múltiples historias que, al final, se encuentran para cerrar con un broche donde presentes están claros ecos de la escena inicial.

Newsletter
Ahora ve
Una ‘casa de espejos’ irrumpe en el paisaje infinito del desierto de California
No te pierdas