El octavo hábito de Covey

Después de hacerse rico y famoso con <i>Los siete hábitos...</i>, ahora el gurú lanza uno nuevo:
Gabriela Ruiz

Lejos de estar exhausto por el jet lag, Stephen Covey regresa a casa -después de un largo vuelo y enseguida se va al gimnasio y se pone a nadar antes -de ir a la cama. El gurú trabaja mucho, pero no para escapar de sus problemas. -Una parte significativa de su ingreso se va a la iglesia mormona, a la que -pertenece. Asesor de Bill Clinton durante su periodo presidencial y consultor de -gobiernos corporativos, Covey asevera que él no inmiscuye ni religión ni -política en su trabajo.

- Sus hábitos respaldan las palabras y de sus páginas salen las ganancias. Su -obra más reconocida Los siete hábitos de la gente altamente efectiva ha -vendido más de 15 millones de copias y es uno de los best sellers no -literarios más vendidos en la historia.

- En 1996, la revista Times nombró a Stephen Covey como una de las 25 -personas más influyentes en Estados Unidos.

- Pero el éxito no siempre fue tan seguro. Cuando Covey se fusionó con -Franklin Quest, en 1997, para crear Franklin Covey se auguró un rotundo -fracaso. En su reporte anual del 2004 la empresa logró ventas netas por -$275,438 millones de dólares. Esta suma no contempla los ingresos que obtiene -de sus conferencias y de las regalías que recibe por las ventas de sus libros.

- De tener sólo una oficina en Salt Lake City, en Utah, actualmente Franklin -Covey cuenta con 39 filiales en 95 países y más de 150 tiendas. En los -congresos, enormes filas de ejecutivos con libro en mano esperan que Covey -autografíe una página.

- ¿A quién no le gustaría ganar esas cantidades por predicar sus ideas? -Covey dice que los hábitos pueden ser conocimiento común, pero que no -necesariamente prácticas comunes.

- Quince años después de publicar su afamado libro, logró añadir el octavo -hábito que presentará en México en junio durante la edición 2005 de -Expomanagement. A un mes de publicar su título más reciente, el autor de -numerosos libros conversó con Expansión.

- Desde que escribió su famoso best seller Los -siete hábitos..., ¿cuáles son los principales retos de la gente?
-
El nuevo reto es una economía global donde hay que competir con la -clase mundial. El problema es que estamos usando un modelo de control industrial -en una economía de información que requiere de liberación y no de control. En -otras palabras, tenemos que invertir en la gente, usar su talento, pasión y -conocimiento.

- Actualmente, 80% de los buenos servicios son el resultado del valor agregado -proveniente del trabajo con conocimiento. Hace 50 y hasta 20 años atrás, esta -proporción era únicamente entre 20 y 30%. Nos hemos trasladado de una era -industrial a una de conocimiento.

- ¿Cuál es el octavo hábito?
-
Encontrar nuestra propia voz interior.

- ¿En qué consiste eso?
-
Involucra cuatro cosas: talento, pasión, conciencia y las -necesidades que hay que buscar. Cuando esos cuatro elementos se enciman, en el -centro encuentras tu voz. El talento se traduce en las cosas para las que eres -bueno. La pasión radica en lo que te encanta hacer.

- La conciencia es lo que la vida te pide que hagas. La necesidad reside en -aquello con lo que contribuyes para satisfacer requerimientos humanos. Una -necesidad significa el problema que estás resolviendo, la razón por la que te -contratan.

- Ha mencionado que la gente siente un vacío en sus -vidas, ¿de dónde viene ese vacío?
-
Tratamos a la gente como cuerpos. A menudo ignoramos su corazón, -mente y espíritu. Sólo pensamos en términos económicos e ignoramos la parte -mental, el desarrollo de la persona y su talento. Olvidamos particularmente que -sus conciencias los guían a actuar.

- Sin embargo, hay muchos que toman el trabajo para -escapar de sus problemas y responsabilidades...
-
Sí… sucede. Todo se reduce a que las personas coordinen las cuatro -partes: cuerpo, mente, corazón y espíritu. Si se descuida uno de ellos se -afectan todos los demás. Entonces te conviertes en una cosa, no en una persona. -Es ahí donde entra la filosofía de control y esto se convierte en la -definición de liderazgo.

- El liderazgo en realidad es una elección basada en autoridad, como en el -caso de Mahatma Gandhi. No se trata de una autoridad formal. Gandhi nunca fue -electo y tiene una enorme autoridad moral. Se convirtió en el fundador de la -democracia más grande del mundo.

- ¿Qué importancia debería dar la empresa a la -esencia de la gente?
-
Debería haber dos elementos: un profundo significado para que el -trabajo amerite el compromiso de los empleados. El segundo es la necesidad de -ser íntegros, vivir a través de nuestro sistema de valores.

- Ésta es la razón por la que las organizaciones corruptas destruyen la -confianza. En estos casos todos los empleados quieren protegerse, se ponen en -plan defensivo y manipulador sólo para sobrevivir.

- En su experiencia, ¿son conscientes las empresas de -esto?
-
Cada vez más desde que enfrentan la competencia global. Al enfrentar -alguien que adopta el trabajo de conocimiento con el modelo de liberación, no -hay manera de que compitas.

- No vas a poder producir con la alta calidad, los bajos costos y rápida -innovación de tu competidor.

- ¿Qué opina del sector corporativo mexicano?
-
No soy experto. Mi experiencia en general es que hay demasiado -control autoritario. Eso ha hostilizado a muchos trabajadores y la desconfianza -hacia la empresa es alta. No podemos generalizar.

- Hay muchas donde esto no es una realidad, pero no se han movido mucho hacia -el modelo del trabajador con conocimiento. Necesitan hacerlo para ser -competitivos, particularmente si están compitiendo con clase mundial.

- Los valores mexicanos son diferentes de los estadounidenses. En México se le -da más importancia a la vida familiar, las comidas, etcétera.

- ¿Cree que el octavo hábito aplica a los mexicanos?
-
Totalmente. El principio de la justicia es básico en México. -Consideran el corazón, la relación entre personas, están muy orientados a la -familia. En lo referente a la mente, en esta área debe crecer la inversión en -capacitación y educación para que la población sea capaz de competir en la -economía del conocimiento.

- La gente debe tener mayor iniciativa propia. Se deberían dar incentivos -fiscales como aliciente para que las organizaciones inviertan en su gente. La -educación es clave en el futuro, de otra forma no van a tener trabajadores de -la economía del conocimiento.

- En lo espiritual hay mucha necesidad de involucrar a las personas, en vez de -decirles qué hacer. Es un proceso lento, pero mucho más efectivo a largo plazo -porque garantiza su participación y compromiso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- México va en la dirección correcta. Lo que se requiere es un valor -colectivo de mejora constante, de educación y capacitación continuas.

- A pesar de que Franklin Covey tiene como clientes tres cuartos de las -compañías Fortune 500, Stephen Covey no descuida a sus 43 nietos. Para él, -los principios y el sentido de dirección le permiten quedar erguido ante los -ventarrones.

Ahora ve
¿Por qué tiembla tanto en México?
No te pierdas
×