El oro tiene forma de balón

-
Andrés Piedragil

Hace 32 años, 1970. En territorio mexicano se celebraba la novena edición de la Copa Mundial de Futbol. En el ámbito deportivo, el torneo (donde participaron 16 selecciones nacionales y se disputaron 32 partidos) se distinguió por la excelencia de la escuadra que resultó campeona: el equipo brasileño encabezado por el mítico Pelé. Para el país, desde el punto de vista comercial, la competencia representó una derrama económica de $50 millones de pesos ($4 millones de dólares de los de entonces, o $18 millones de ahora); $2,000 millones de pesos en derechos de transmisión para televisión (800 millones de espectadores) y una afluencia de 120,000 visitantes.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Frente a los números de la próxima Copa Mundial Corea-Japón 2002, los resultados de México 70 parecen de un torneo infantil. Los orientales invirtieron $4,500 millones de dólares en la competencia y esperan un impacto económico de $25,000 millones. Ahora, los derechos de televisión (sin incluir Asia) implicarán un monto de $900 millones de dólares y la audiencia se estima en 4,200 millones de personas. Además, las 32 escuadras participantes (que jugarán 64 partidos) serán vitoreadas por 350,000 fanáticos. El balón es una mina de oro.

-

Ahora ve
Doce de los 40 aspirantes a ser candidatos independientes a la presidencia
No te pierdas
×