El PIB bien; la inflación subestimada

Los analistas financieros ven difícil que se contengan los precios.
Raúl Castro Lebrija

Los especialistas tienen una noticia buena y una mala. La primera: las metas económicas del gobierno para el año próximo son realistas. La segunda: el crecimiento del PIB, estimado en 3% para 2003, podría ser demasiado optimista y es posible que la situación se complique si el Banco de México aprieta más la restricción monetaria en aras de cumplir la meta de inflación, también de 3%.

-

Según la Secretaría de Hacienda, el tipo de cambio cerrará en $10.1 pesos por dólar, la tasa de Cetes promediará 7.5%, el déficit gubernamental será de 0.5% del PIB y el precio del crudo mexicano de $17 dólares por barril.

-

Para Ramón Hernández, subdirector de análisis en Ixe, las metas son realistas. “No echan las campanas al vuelo.”

-

Por otra parte una inflación de 3%  será difícil de alcanzar por los incrementos en los precios de los servicios públicos y las presiones por aumentos salariales.

-

Tal situación podría llevar al banco central a aplicar una mayor restricción monetaria, lo que frenaría el crecimiento “y dejaría la meta de incremento del PIB en entredicho”.

-

Santander Serfin pronostica que este indicador avanzará 3.5%, pero la inflación será de 4%, lo cual se debe, en parte, a que el siguiente año habrá elecciones federales.

-

Otros analistas opinan también que la expectativa gubernamental sobre el precio del petróleo es baja. Ello daría un mayor margen de maniobra en un año que será complicado. Les preocupa la posición de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que se oponen a los recortes presupuestales. “Un mayor gasto tendría que cubrirse con endeuda- miento del gobierno y lo que nos ha diferenciado de Argentina y Brasil es la disciplina fiscal y monetaria”, advierte un corredor de casa de bolsa.

Newsletter
Ahora ve
Grupo AB Inbev convierte la sustentabilidad en eficiencia
No te pierdas