El pirata de las ideas

Los herederos directos de la tradición corsaria del Caribe.
Max Clip

Dicen que "nada hay nuevo bajo el sol" y quizá sea cierto. Es probable que lo que ahora escribo ya se haya dicho antes. Es bien posible que ninguno haga otra cosa más que repetir, con una distinta entonación, lo que otros ya habían repetido antes. Tal vez, nadie pueda atribuirse la autoría de nada. En lo personal, tengo un problema muy práctico que deriva de estas juguetonas divagaciones, pues existe en ellas cierta invitación implícita al cinismo y ofrecen la excusa perfecta para evitar darle crédito a quien se lo merece.

- -

Acaso seré ingenuo, pero este mundo moderno no me ahorra sorpresas cada día. Entre ellas, hay un reciente descubrimiento, si es que tal cosa existe. Íntimamente relacionado con la idea que he expuesto arriba, confirma la existencia de una especie de reptiles corporativos –vaya una disculpa a los auténticos reptiles, pero no encuentro mejores palabras para describirlos– que, amparados tras el escalafón y la confianza de los más inocentes, aprovechan cualquier ocasión para robarse las ideas de los demás y luego presentarlas como si fueran suyas. Paso ahora a describir su modus operandi.

- -

El curioso podrá encontrar a estos piratas de las ideas, directos herederos de la tradición corsaria que hizo del Caribe tierra de nadie, siempre deambulando por los pasillos y los cubículos, siempre con la misma pregunta en la boca: "¿Qué hay de nuevo?" Pero lo que ésta significa en realidad: "¿Qué proyectos has desarrollado que pueda copiarte, para luego presentarlos a mis jefes, como si yo los hubiera hecho?"

- -

Claro, son sutiles y se guardan bien sus intenciones. Esa es su primera característica típica y esta es la manera como generalmente operan: cuando alguna compañera o compañero se encuentran agobiados por el exceso de trabajo, el bucanero de las ideas es el primero que se ofrece para ayudarlos y aprovecha la oportunidad con el fin de cometer sus nefarias actividades.

- -

No necesitan memorizar cada detalle del proyecto; un entendimiento general del mismo les es suficiente. Captan su esencia y luego la aplican a su conveniencia.

- -

Dicen que la oportunidad hace al ladrón y ello es verdad, siempre y cuando el sujeto en cuestión ya guarde la intención de apropiarse de lo ajeno. Así, otra variable de su operación es quedarse en la oficina trabajando hasta tarde, fingiendo estar retrasados con alguna entrega. Luego, aprovechan el anonimato de la soledad para ojear a su antojo los archivos y documentos de los demás, sus notas en las agendas o apuntes en hojas sueltas.

- -

En público siempre evitan llevarse todo el crédito. Es común que organicen un junta de lluvia de ideas o que inventen haber desarrollado "sus proyectos" luego de haberlos consultado con otros. Mustios, casi siempre se refugian en el anonimato de la creación colectiva y confían en que, implícitamente, al fin de cuentas (y gracias a la ignorancia en la que permanecen sus superiores) el crédito será de ellos.

- -

Hay excepciones y nunca faltan los desvergonzados que incluso en la misma junta, con minutos de diferencia, repiten una idea ya expuesta, aunque la aderezan con términos diferentes y proponen un "enfoque" distinto.

- -

Tal cosa me acaba de pasar, pero en este caso el autor del atraco fue mi propio jefe. Sucedió ayer mismo, en una reunión en la que se lanzaron ideas para ahorrar costos. Ni tardo ni perezoso, vi mi oportunidad y propuse modificar la estructura de las deudas de corto plazo. Nadie estuvo de acuerdo y la moción fue rechazada. Cuál no sería mi sorpresa cuando mi superior propuso casi la misma idea ¡y todos los asistentes la aplaudieron y se aprobó de inmediato!

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cuando, ya en privado, se lo reclamé, mi jefe sonrió –casi podía verle el parche en el ojo y una pata de palo en la pierna izquierda– y con voz tranquila me contestó: "Hay ciertas ideas que sólo son convincentes cuando las propone un superior. Recuerda: escalafón mata todo." ¿Es posible ser tan cínico?

-

Ahora ve
Samsung Frame TV es toda una obra de arte
No te pierdas
×