El poder de la marca

<font size=1>Mauricio García de la Vega. <i>Iconstar</i> (<i>branding</i>). Guadalajara, Jalisco</f
Juan Cedillo, Raúl Curiel, Óscar González,Mónica Mendoza y Guadalupe Rico

Cuando alguien habla de Michael Jordan, de inmediato salta a la mente el nombre de Nike. Ese vínculo entre el basquetbolista y la firma de ropa deportiva es resultado de una exitosa labor de branding emotivo, técnica que logra que los consumidores se identifiquen con la marca.

-

En México no había quien empleara esta técnica, al menos no hasta junio de 2001, cuando Mauricio García de la Vega puso fin a una carrera de 14 años en el sector financiero para crear Iconstar.

-

El empresario ayuda a las marcas a identificar el icono que necesita para posicionarse en la mente del consumidor.

-

La compañía “encuentra un equilibrio  interesante entre el valor de la marca y el de su representado, creando una situación de ganar-ganar para todos”, avala Ricardo Rojas, director de Mercadotecnia de Plataforma en PepsiCo, y cliente de la consultora tapatía para un proyecto de vinculación entre Pepsi y el futbolista Claudio Suárez.

Con oficinas en Guadalajara y Monterrey, Mauricio estima facturar este año $600,000 dólares. Aunque es casi la mitad de lo presupuestado, lo valora como un logro, dada la dificultad que tiene vender un nuevo  concepto.
Ahora ve
No te pierdas