El portal de Belén está en Internet

México llega a su primer Navidad en línea
MJMV

La ley del mínimo esfuerzo gana terreno. Se ha repetido hasta el cansancio: en el siglo XXI bastará con mover un dedo para solucionar todo tipo de problemas y satisfacer necesidades de cualquier índole. Las computadoras se encargarán del resto.

-

Dentro de poco ya no hará falta salir de casa ni para ir de compras: sólo las ventas de comercio electrónico en México suman $50 millones de dólares al año. Y eso es sólo el principio porque, parece, la demanda supera en mucho a la oferta.

-

Aunque en México todavía se realiza 60% de las cibercompras en el extranjero la tendencia cambia. El 1 de diciembre, cerca de 20 tiendas virtuales mexicanas de todo giro (desde artesanías hasta software), apoyadas por Tecnofín, abrieron un centro comercial o portal en Internet, de nombre Pabellón (www.pabellon.com.mx).

-

“Todavía es demasiado pronto para hablar de resultados porque el bebé acaba de nacer. Estamos seguros de que el proyecto funcionará y de que, a medida que el consumidor pierda el miedo, el comercio electrónico va a consolidarse como una de las opciones de compra más sólidas”, explica Eduardo Goddard, de Tecnofín.

-

El cliente, claro, quiere tener  la garantía de que va a recibir el artículo que adquiere, además de poder reclamar cuando no sea así. Pero según Goddard no hay de qué preocuparse “Los esquemas de pago que van a entrar en México tienen la ventaja de estar certificados como garantía de que la tienda a la que se está acudiendo existe realmente. Además, gracias a acuerdos con las principales instituciones bancarias del país, el cliente está respaldado por el banco en todo momento”. Todo bajo control pero: ¿dónde queda la magia de revolver las boutiques?

Newsletter
Ahora ve
La crisis de la carne en Brasil se extiende a lo económico y lo político
No te pierdas