El que llegue primero

El banco de desarrollo europeo tiene para prestar a las empresas mexicanas, y no hay candidatas.
MA / Bruselas

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) quiere cambiar el desinterés de las empresas mexicanas. En los últimos 10 años concedió 42 préstamos a proyectos latinoamericano-europeos por $2,000 millones de dólares, pero México captó sólo 7% de esa cifra.

-

Ahora el gobierno mexicano acordó un marco legal para reconocer al BEI como organismo regulado por el tratado de cooperación bilateral con la Unión Europea (UE) y lo incorporó al régimen de exención fiscal. Esas condiciones “son comparables al sistema jurídico en el que la institución trabaja en el viejo mundo”, señala Orlando Arango, jefe de Información para Latinoamérica de la entidad.

-

Otros países han aprovechado más las oportunidades, incluso sin tratado de cooperación (México lo tiene desde 2000). Las empresas locales deben asociarse con europeas para acceder al crédito, que cubre hasta 50% del costo total del proyecto ($45 millones de dólares promedio).

-

“Prestamos en función de la demanda. Brasil nos ha hecho más solicitudes”, explica el directivo y advierte que no hay aspirantes mexicanos en espera. En el pasado lustro, aquel país obtuvo ocho veces más créditos que México.

-

El último fue concedido hace dos años, pero sin contraparte mexicana. El fabricante de vidrio Saint-Gobain consumió $14,000 millones de dólares para construir una planta de fibra de vidrio en Puebla. En 1997 había recibido en joint venture con Bital $50 millones para otra fábrica en Cuernavaca. Dos años después, Gaz de France y Bufete Industrial recibieron $69,000 millones de dólares para una red de distribución de gas líquido en Cuautitlán y Texcoco.

-

La falta de protagonismo nacional también se debe a la ampliación de la UE en 2004 y a la aparición de nuevas amenazas globales, lo que ha desviado la atención del financiamiento a otras regiones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Por eso la misión de México ante la UE ve el nuevo acuerdo como una forma de comprometer al BEI con el país. “Ahora la pelota está del lado mexicano, hay que mostrar proyectos”, anima el vocero de la Embajada.

Ahora ve
Veolia busca convertir la basura de la CDMX en energía eléctrica para el Metro
No te pierdas
×