El restaurador del FMI

Dominique Strauss-Kahn, el hombre que rescató el euro y fortaleció el FMI.
Richard Tomlinson y Sandrine Rastrello / Bloomberg

Una noche de mayo, mientras se retiraban los platos de la cena en Basilea, Suiza, el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, y sus invitados se preparaban para un desafiante plato final: salvar el euro de su extinción.

- Strauss-Kahn, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, y el gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, se habían reunido con otras autoridades de bancos centrales en las oficinas matrices del Banco de Pago Internacionales (BIS) para su reunión bimestral. Estaban esperando noticias de Bruselas donde los ministros de Finanzas de la Unión Europea se apresuraban a crear  un programa de rescate de emergencia para restablecer la confianza de los inversionistas en el euro. Cada media hora, Christine Lagarde, ministra de Finanzas de Francia, hablaba a Basilea desde Bruselas para informar sobre los avances que se estaban logrando para contener la crisis de deuda soberana de Grecia y evitar que ésta contagiara a toda la región euro, dice Strauss-Kahn.

- Los responsables de las políticas económicas de la euro zona tenían planes de  ayudar a los miembros más débiles de la unión con un programa de ayuda financiera que llamaría la atención de los compradores de bonos. “Estábamos reunidos alrededor de una mesa –probablemente era la medianoche, la una o las dosde la madrugada– y la reunión seguía”, dice. Durante toda esa noche, Strauss-Kahn lideró las negociaciones en torno al papel del FMI en el acuerdo de emergencia. “Hubo una discusión sobre la redacción del texto que envié a Washington y, finalmente, a eso de las dos o tres de la madrugada, estuvieron en condiciones de dar a luz al bebé”. Al despuntar el día, los ministros de Finanzas de la Unión Europea anunciaron un paquete por un total de 750,000 millones de euros (995,000 millones de dólares), de los cuales un tercio sería aportado por el FMI para futuros rescates; por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) se comprometía a comprar una suma no especificada de deuda del gobierno. Estos anuncios fueron la inspiración para el repunte en los mercados de acciones y bonos de todo el mundo.

- Para Strauss-Kahn, de 61 años, titular del FMI desde noviembre de 2007, esa noche en Basilea fue apenas un paso más en el regreso del fondo –y también de él mismo– al centro del escenario de la economía global.

- Cuando el político francés llegó al FMI, la organización era un remanso cuya prominencia  se había desvanecido en una época de relativa calma económica. Los préstamos de emergencia del FMI habían caído estrepitosamente de 66.4 MMD en 2002 a apenas 58.7 MDD en 2006, año en el que Paraguay y Albania fueron sus únicos prestatarios.

- Menos de un año después, en septiembre de 2008, la quiebra de Lehman Brothers Holding desató la recesión internacional más profunda desde la Segunda Guerra Mundial. En medio de la confusión, el FMI retomó su importancia. Los préstamos de emergencia otorgados por el Fondo subieron drásticamente hasta alcanzar el récord de 91.7 MMD en préstamos en 2010 en comparación con los 1.1 MMD de 2007. “La crisis fue una oportunidad para el FMI”, dice Eswar Prasad, responsable de la División de Estudios Financieros del Fondo  desde 2005 a 2006. “Strauss-Kahn aprovechó la oportunidad en un momento muy difícil pensando en grande”, dice Prasad, actualmente miembro del consejo académico del Brookings Institution de Washington.

- Influyente dentro y fuera de Washington
Es una fría mañana de enero, y el fornido Strauss-Kahn está incubando un fuerte resfrío.  De la pared de su oficina cuelga una foto de su tercera esposa, la periodista Anne Sinclair, vestida como Marianne, el emblema nacional de Francia que simboliza la libertad y la razón.

- Detrás de su escritorio hay una biblioteca adornada con fotos del director del FMI con figuras relevantes, como Barack Obama o Bill Clinton. Strauss-Kahn, que habla fluido inglés y alemán, señala que a menudo consulta a personalidades como la canciller alemana, Angela Merkel, o el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy F. Geithner. “Con Geithner hablo todas las semanas”, dice.

- Strauss-Kahn tenía menos influencia sobre estos funcionarios de gobierno cuando llegó al FMI. En 2007, después de perder la elección interna de su partido frente a Ségolène Royal para enfrentarse a Sarkozy en la elección general, Strauss-Kahn aceptó el trabajo en el FMI sucediendo al español Rodrigo Rato. Sarkozy respaldó el nombramiento de Strauss-Kahn, en parte para sacar de su país a un peligroso rival político, dice Gerard Grunberg, profesor del Instituto de Ciencias Sociales de París. Ahora quizás esta aprobación para el nombramiento de Strauss-Kahn merodee una y otra vez en la cabeza de Sarkozy, especialmente si Strauss-Kahn cede a las súplicas de sus aliados políticos y anuncia que volverá a postularse para ocupar el palacio del Elíseo.

- “He hablado con él en reiteradas oportunidades, pero no estoy seguro de haberlo convencido de que necesitamos su compromiso”, dice Jack Lang, ex ministro de Cultura y miembro del Partido Socialista, vecino de Strauss-Kahn en la Place des Vosgues de París, una plaza rodeada de columnatas del siglo XVII, donde alguna vez vivió el novelista Víctor Hugo. Si bien cuenta con mucho apoyo, Strauss-Kahn no puede demorar la decisión por mucho más tiempo. Siguiendo las reglas de su partido, debe declarar si será candidato  para el mes de julio.

- Cómo revivir a un gigante
Aun si renunciara al FMI antes de la finalización de su mandato en octubre de 2012, Strauss-Kahn habrá reconfigurado la organización, fundada en 1945. La misión original del Fondo era ayudar a reconstruir las economías nacionales afectadas por la guerra y supervisar la construcción de un nuevo sistema monetario internacional.

- Durante las décadas de los 50 y 60, EU controló efectivamente el FMI, ya que la mayoría de los países comunistas se negaron a formar parte de esta organización. El fuerte aumento en el precio del petróleo en 1973, seguido de un alza en las tasas de interés durante la segunda mitad de la década, dieron origen a una serie de programas de rescate financiero coordinados por el FMI. Los países que recibían préstamos financieros de emergencia del Fondo abarcaban desde Reino Unido –que en 1976 solicitó un rescate por 2.3 millones de libras (3,699 MDD)– hasta México, que en 1982 recibió aproximadamente 4,500 MDD de un programa liderado por el FMI cuando el país estuvo a punto de no poder pagar su deuda.

- Hoy, el FMI está financiado por 187 países; el tamaño de la economía de una nación determina su contribución al Fondo y el porcentaje de votos que tiene en la junta de gobierno. En 2010, EU, en su carácter de mayor contribuyente a los recursos del Fondo, tenía 16.7% de los votos, seguido por Japón (6%) y Alemania (5.9%). El año pasado, las naciones del FMI acordaron algunos cambios por los cuales se le permitió a China tener el tercer porcentaje  más alto de votos.

- A mediados de la última década, cuando las economías nacionales estaban en su momento de apogeo, había poca demanda por parte de los estados miembros de préstamos de emergencia del FMI. DSK, como lo llaman sus colaboradores, llegó a su primer día de trabajo en el FMI y se encontró con una carta de las naciones con mayor participación en el Fondo, en la cual le exigían que redujera el presupuesto de la organización. A pocas semanas de iniciar su gestión, Strauss-Kahn aprobó un programa para recortar aproximadamente 400 puestos de los 2,900 del Fondo, y preparó un plan para vender parte de la reservas de oro. “La moral no estaba en su mejor momento, no sólo por la reducción del personal, sino porque existía un gran desacuerdo en cuanto al rol del Fondo”, dice.

- Strauss-Kahn hizo su primer intento de alertar sobre la debacle económica ocho meses antes del colapso de Lehman, cuando muchos de los líderes mundiales seguían negando la inminente crisis económica. En el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, en octubre de 2008, Strauss-Kahn –ex profesor de Economía de la Escuela  Nacional de Administración de Francia– dio una clase a los líderes mundiales sobre la necesidad de impulsar la demanda con medidas de estímulo respaldadas por el Estado. Dijo a un panel en la cumbre que era el momento “para que algunas economías, entre ellas, algunas economías fuertes, se prepararan para una nueva política fiscal como una manera de responder adecuadamente a la crisis”.

- La movida de Strauss-Kahn fue impulsada por las proyecciones revisadas del FMI que mostraban una desaceleración  global en el crecimiento de la economía. “Fue en ese momento cuando decidí jugarme el todo por el todo al decir que tendría que haber programas de estímulo”.

- El 11 de octubre de 2008, Strauss-Kahn advirtió que el sistema financiero mundial estaba a punto de derrumbarse, luego de que la semana anterior, el Índice Standard & Poor’s 500 cayera 18.2%. Para la primavera de 2009, Strauss-Kahan estaba exhortando a duplicar  las reservas de préstamos del FMI a aproximadamente 500 MMD. En la Cumbre del G-20 en Londres en abril de este año, los líderes mundiales aventajaron a Strauss-Kahn y tomaron medidas aún más contundentes para calmar los mercados mientras triplicaban los recursos del fondo a aproximadamente 750 MMD. “Tuvimos un debate con Gordon Brown, Barack Obama y Tim Geithner”, recuerda Strauss-Kahn. “Me reprochaban mis declaraciones, y decían, ‘Ahora, usted anunció que se duplicarían las reservas. Si quiere generar un impacto, necesita algo más que duplicar las reservas’. Y entonces les dije: ‘Está bien, hagámoslo’”.

- Rescate europeo
En la primavera de 2010, mientras la confusión fiscal de Grecia amenazaba con extenderse a los otros países de la eurozona, Strauss-Kahn presionó a los líderes de la Unión Europea para que el FMI estuviera incluido en uno de los programas regionales de rescate, dice Jacques Cailloux, economista europeo del Royal Bank of Scotland Group. “Había mucha resistencia en Europa a que el FMI llegara e impusiera una agenda de medidas estadounidenses, porque el FMI es considerado como una institución respaldada por EU”, dice Cailloux. Strauss-Kahn cuenta que en ese momento, él envió discretamente a funcionarios del FMI a Grecia para que evaluaran cuál era la situación económica para así poder preparar un paquete de rescate.

- En noviembre del año pasado, cuando el FMI aportó 22,000 millones de euros para el rescate de Irlanda por 85,000 millones de euros, fue más fácil para Strauss-Kahn poner el sello de su organización en el acuerdo final. “En un principio, los irlandeses dijeron que no querían al FMI, pero eso sólo fue durante dos semanas, mientras que en Grecia, esta actitud se mantuvo por cuatro semanas”, dice.

- A medida que se consolida su poder, Strauss-Kahn ha dejado en claro que prefiere tratar directamente con los jefes de gobiernos y los gobernadores de los bancos centrales, y a menudo se muestra impaciente con los funcionarios públicos que representan a los estados miembros que participan de la junta directiva del FMI, según Daniel Heath, miembro de la junta por EU  desde 2007 a 2010. “Dominique puede ser divertidamente sarcástico en sus respuestas a los directores”, dice Heath, ahora miembro del consejo académico de la Escuela de Negocios McDonough de la Universidad de Georgetown. “Se sienta allí con un mallete, y se puede saber cuando está impaciente porque lo golpea contra su mano mientras la persona está hablando”.

- Sin embargo, Strauss-Kahn debe su supervivencia en este trabajo a esos mismos directores. En 2008, tuvo una aventura amorosa con Piroska Nagy, una economista del FMI que renunció en agosto de este año. Una investigación de la junta que se dio a conocer en octubre de 2008 concluyó que si bien el director gerente había cometido “un grave error”, no debía ser alejado de su cargo. Strauss-Kahan se disculpó ante su personal y su familia, que incluye a cuatro hijos de dos matrimonios previos.

- Strauss-Kahn nació en el exclusivo barrio parisino de Neuilly-sur-Seine; hijo de un asesor fiscal y de una periodista, pasó gran parte de su juventud en Marruecos y enMónaco, donde trabajaba su padre. En 1972, obtuvo el título de abogado en la Universidad de París, y en 1975 se graduó como Doctor en Economía en la misma institución.

- Un economista socialista
Strauss-Kahn pasó las dos décadas siguientes combinando dos carreras paralelas, como profesor de Economía y abogado, y como aspirante a político del Partido Socialista. En 1986, fue electo como representante del departamento Alpine Haute-Savoie para la Asamblea Nacional. Fue ministro de Industria desde 1991 a 1993 durante los mandatos de dos sucesivos primeros ministros socialistas, Edith Cresson y Pierre Beregovoy. En 1997, volvió al gobierno como ministro de Finanzas del presidente Lionel Jospin.

- Desde las oficinas modernistas y austeras del ministerio, en el sureste de París, Strauss-Kahn estuvo al frente de una economía en pleno esplendor. En 1998, el Producto Interno Bruto (PIB) de Francia subió 3.5%, la tasa más alta de crecimiento en esa década. Aprovechó los buenos tiempos para recortar el déficit de presupuesto de Francia, de 4% del PIB en 1996 a menos de 3% en 1999, el nivel requerido para ser miembro de la comunidad del euro.

- En una reunión del Grupo de los Siete a fines de los 90, Strauss-Kahn dijo que él y Lawrence Summers, por entonces subsecretario del Tesoro de EU, intercambiaban modelos económicos mientras debatían la efectividad de la semana laboral de 35 horas que apoyaban los franceses. “Se sentaban uno al lado del otro, y al finalizar la reunión, abrí el archivo de Strauss-Kahn y vi que estaba lleno de problemas de matemáticas que habían estado intercambiando con Summers”, dice Jean Pisani-Ferry, ex asesor económico del gobierno francés.

- En noviembre de 1999, Strauss-Kahn renunció al ministerio de finanzas, luego de que un grupo de magistrados iniciara una investigación en busca de irregularidades financieras en la Mutual Nacional de Estudiantes de Francia (MNEF), un grupo francés de seguros.

- La investigación se inició a raíz de un supuesto pago de la mutual a Strauss-Kahn de 100,000 dólares entre 1994 y 1996 por un trabajo legal de contrato de propiedad que nunca realizó. Strauss-Kahn, que negó cualquier acusación, fue absuelto por una corte de París en noviembre de 2001.

- La actividad incesante de Strauss-Kahn significaba que siempre tenía que estar buscando distracciones mientras viajaba entre las capitales europeas para sostener reuniones con sus colegas ministros de Finanzas, comenta Arnaud Chneiweiss, su asesor de asuntos europeos de 1997 a 1999. “A veces en el avión, DSK solía decir: ‘Esto es aburrido. Juguemos un minipartido de ajedrez’ –sin un tablero de ajedrez–”, cuenta Chneiweiss, actual vicedirector del grupo de seguros Matmut en Ruán, Francia. “Podía jugar al ajedrez en su cabeza”.

- Casi todas las tardes, Strauss-Kahn perfecciona sus habilidades jugando anónimamente con oponentes de todo el mundo. “En internet, usted puede encontrarse jugando contra un coreano o una persona de Groenlandia”, dice. “No es solo un modo de relajarme; también me sirve para medir mis niveles de estrés. Cuando estoy cansado, no juego nada bien”.

- En estos días, Strauss-Kahn dice que con la única excepción de su fijación por el ajedrez, está totalmente abocado a ayudar al mundo a evitar una nueva debacle financiera. Mientras le enseña su oficina a un visitante, mira con orgullo la foto de su esposa vestida como Marianne. Quizás el año que viene Strauss-Kahn tenga la oportunidad de colgar el retrato en un nuevo lugar, el palacio del Elíseo en París.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

-

- -
LA REVANCHA CONTRA SARKOZY
-

- Dominique Strauss-Kahn podría alejarse del Fondo Monetario Internacional - (FMI) y utilizar su importancia recientemente descubierta para alcanzar - el premio que se le escapó de las manos la última vez: la presidencia de - Francia.
-
- Las encuestas de opinión indican que Strauss-Kahn, miembro del Partido - Socialista y ministro de Finanzas de Francia desde 1997 a 1999, podría - derrotar fácilmente al presidente francés Nicolas Sarkozy, perteneciente - al partido de centro derecha UMP, si hoy se celebraran las elecciones. - Una encuesta de noviembre de 2010 realizada por la encuestadora IFOP - para la revista Paris Match encontró que 59% de los electores votarían - por Strauss-Kahn en un enfrentamiento con Sarkozy, quien lograría 41% de - los votos. Ségolène Royal, la socialista que obtuvo la nominación del - partido derrotando a Strauss-Kahn por un escaso margen en 2007, - empataría con Sarkozy.
-
- “Los franceses están preocupados por la perspectiva económica, y ven a - Strauss-Kahn como alguien que posiblemente maneje las cosas mejor que - Sarkozy”, dice Gerard Grunberg, profesor del Instituto de Ciencias - Sociales de París.
-
- Sentado en su despacho en el piso 12 de las oficinas centrales del FMI - en Washington, Strauss-Kahn evita las preguntas sobre su futuro - político: “No quiero contestar esa pregunta; he dicho todo lo que tengo - para decir al respecto”, dice, haciendo un movimiento de tijera con sus - brazos.
Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×