El salvavidas

La implantación del microchip rastreador va en aumento, ya lo tiene hasta el responsable de la PGR.
Guadalupe Rico / Guadalajara

El procurador general de México, Rafael Macedo de la Concha, se ha convertido en el cliente más famoso de la empresa Solusat (Soluciones de Localización Satelital), luego de que le fue implantado un microchip en su brazo que le permitirá ser rastreado en caso de secuestro. Como el funcionario, en el país hay más de 800 portadores del llamado Verichip, un dispositivo del tamaño de un grano de arroz que en caso de urgencias médicas o asaltos puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

- Dicha tecnología es diseñada por Applied Digital Solutions, con sede en Florida. Su distribuidor exclusivo para  México es Solusat, la primera empresa en el mundo en desarrollar y lanzar al mercado una aplicación médica basada en estos chips implantables.

- Antonio Aceves, director general de la firma, explica que el Verichip es un diminuto dispositivo de radiofrecuencia que se coloca en el antebrazo con una jeringa. Contiene un número único e inviolable que, al ser capturado por un lector externo, permite accesar de inmediato a una base de datos en internet que da información detallada  del portador y de su expediente clínico.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-  El microchip es implantado en clínicas  o consultorios certificados. Hasta ahora hay 170 centros en Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Querétaro. Su costo es de $150 dólares, más una cuota anual de $50 dólares.

- Ante la inseguridad la demanda del Verichip va en aumento. Se estima que el potencial de mercado en Estados Unidos y Latinoamérica es de unos $30,000 millones de dólares.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×