El señor de los dineros

AGUSTÍN CÁRCOBA [35] / General Electric, líder del área de finanzas de GE Capital para América
–VG

A este hombre se le prendió el foco en una compañía que sabe hacerlos. Gracias a su iniciativa, General Electric Capital (GEC) reinició su negocio de servicios financieros en México. Ahí es donde empezó su acelerado crecimiento profesional, dentro de una de las empresas más grandes del mundo.

- Apenas estaba en capacitación para comenzar su labor cuando se anunció el fin de la alianza entre GEC y el banco mexicano que vendía sus productos financieros. Con esto, prácticamente desaparecía el área de Finanzas Comerciales (CEF, por sus siglas en inglés) donde Cárcoba trabajaría. Sin ser aún su responsabilidad, y en medio de la severa crisis económica de 1995, decidió iniciar en la agrupación un arduo trabajo de ventas. “Empecé con una campaña de correo directo, ofreciendo los productos a los directores financieros de grandes firmas que atravesaban por problemas de liquidez”, cuenta. Al cabo de unos meses ya era director de CEF México y para 2001 tenía un equipo de 30 empleados en la división, una cartera de $1,000 millones de dólares y utilidades por arriba de $20 millones.

- El área, que hasta ese año presidió el directivo, llegó a ser el mayor negocio de GE Capital en México. “Identifiqué una oportunidad de mercado en una coyuntura económica y ofrecí productos de mediano y largo plazos para empresas viables”, resume al describir su estrategia. Superado ese reto fue llamado a poner orden en GE Equity en el ámbito global –división dedicada a las inversiones de capital–; su tarea era lograr un crecimiento estable y poder medir el desempeño de las áreas. Los resultados de su labor saltaron a la vista: $50 millones de dólares como resultado de ahorros y mejoras en el manejo de las inversiones de su departamento.

- Al comenzar 2003 regresó a CEF, ahora como dirigente para América Latina. Su trabajo, dice, es más de liderazgo que operativo: “Formar al equipo y asegurarme que tenemos gente adecuada en los lugares correctos”, explica.

- La nueva meta no es menor: consiste en llevar la presencia de CEF a otros países, además de Brasil, México y Puerto Rico. Para él, el futuro no se puede predecir en los negocios ni en la vida. Mientras tanto es feliz viviendo en Connecticut junto a su esposa.

Ahora ve
¿Te imaginas que te pagaran por irte a trabajar en bicicleta eléctrica?
No te pierdas
×