El sur también se resiste

Brasil aún está renuente a negociar con México.
Verónica García de León

El gobierno aún tiene la consigna de concluir la negociación del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) con Brasil, considerado uno de los pasos previos para concretar un Tratado de Libre Comercio con el Mercosur. Se espera que las pláticas con el gobierno brasileño, pospuestas desde agosto, reinicien en cualquier momento.

- En los hechos el acuerdo será de alcances limitados, pues incluye reducciones a sólo 600 fracciones arancelarias (productos) de un total de 11,000 –en cambio, el ACE con Uruguay incluye preferencias para 90% de las mercancías–. “Los mexicanos hemos insistido a Brasil en que si queremos lograr algo bueno tiene que ser con un acuerdo que incluya la mayoría de los productos. Pero Brasil no quiso”, refiere Juan Manuel De Nigris, director general del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (COMCE).

- Autoridades y empresarios nacionales coinciden en que las dificultades para profundizar las relaciones comerciales con el Mercosur, conformado por Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, ha sido en parte por la falta de voluntad de este último.

- La intención del próximo gobierno es cambiar esa situación. El presidente electo, Vicente Fox, sugirió, en su gira por Sudamérica, lograr la “integración latinoamericana”. “Ahora la bola está del lado brasileño”, advierte De Nigris. Los presidentes de los países del Mercosur han mostrado su beneplácito a la propuesta, falta ver que se cumpla.

Newsletter
Ahora ve
Escocia sigue los pasos de Londres y busca su independencia
No te pierdas