El vocho ha muerto; viva el Smart

Los dueños del auto de dos plazas recibirán servicio de Chrysler.
Stephen Downer

DaimlerChrysler adoptará los aproximadamente 500 Smart que fueron importados a México por empresas independientes durante los últimos tres años y que no ofrecían servicio posventa ni disponibilidad de refacciones.

-

“Nos sentimos responsables de estos autos”, señala Rainer Gartner, director de Ventas y Mercadotecnia de Mercedes Benz y ahora de Smart en la automotriz.

-

Anteriormente DaimlerChrysler no pudo ayudar a los dueños del pequeño auto porque no había importado el vehículo y no contaba con la herramienta y autopartes necesarios. Sin embargo, Gartner dice que ofrecerá un paquete de bienvenida a los primeros dueños de un Smart: por entre $750 y $800 dólares sus autos recibirán un servicio completo, la actualización del equipo computarizado y garantía por un año.

-

El ejecutivo afirma que los nuevos Smart tienen “cambios sustanciales. El motor es más grande (de 600 centímetros cúbicos aumentó a 700), cuenta con más caballos de fuerza (62 en lugar de 56), tiene más torque y posee con un programa de estabilidad electrónica”.

-

En México se venderán cinco modelos de Smart, cuyos precios irán de los $13,950 a los $26,600 dólares. La estrategia de mercadotecnia incluye presentaciones a estudiantes en una docena de universidades del DF, Guadalajara y Monterrey.

-

Último adiós al vocho
De acuerdo con Jens Neumann, alto ejecutivo de Volkswagen AG, medio millón de unidades del VW Sedán todavía circulan en México, pero la posibilidad de que crezca esta cantidad en varios miles es nula: el pasado 30 de julio, el último Vocho del mundo salió de la línea de ensamblaje de la automotriz en Puebla, 68 años y 21.5 millones de unidades después de que se produjera el primero.

-

En esa planta, que funciona desde 1967, se ensamblaron 1.7 millones de vochos.

-

Volkswagen construyó 3,000 unidades de lo que llama Sedán Última Edición. De éstos, 2,999 están en venta en las 254 concesionarias de la empresa en México, a un precio de $84,000 pesos. El número 3,000 será transportado a un museo en Wolfsburg, Alemania.

Newsletter
Ahora ve
Así fue el ataque cerca del Parlamento británico
No te pierdas