Electrolux <br>Toda la carne al asador

A través de una nueva planta en el estado de México, la empresa sueca piensa llenar de refrigerado

Con más de 66 años de presencia en México, Electrolux construye en territorio nacional la base industrial necesaria para convertirse en la marca número uno de América Latina en los sectores de electrodomésticos, refrigeradores comerciales y maquinaria para el cuidado del jardín. A mediano plazo, los ambiciosos planes de esta compañía la llevarán a competir contra firmas estadounidenses y asiáticas, que ya han tomado al mercado latinoamericano como plaza fuerte para su expansión.

-

Aunque establecer una planta en México en este momento económico pudiera no ser del todo oportuno, la empresa decidió echar ahora toda la carne al asador.

-

“Hemos visto que existe un clima de inversión más agradable en México, pues se han logrado superar paulatinamente algunos problemas y el principal objetivo será consolidar nuestra presencia en Latinoamérica. El mercado del norte no nos interesa, pues en Estados Unidos tenemos más de 50 compañías que cubren muy bien la demanda”, dice Jan Olofsson, director general de la firma en México.

-

Las razones de Electrolux van incluso más allá. Su intención es aprovechar las ventajas que el país le ofrece en virtud de los acuerdos comerciales que mantiene con algunos países de la región, mismos que favorecen la exportación de sus productos y que, además, representan ahorros en la importación de materias primas, vía la eliminación de los aranceles que implican estos tratados de libre comercio.

-

De ahí que, como parte de los compromisos que ha asumido en suelo nacional, la compañía se abocara la construcción de una fábrica de refrigeradores en el estado de México, la cual habría de estar lista hacia el cierre de esta edición y cuya inversión asciende a $6 millones de dólares. En su primer año, dicha planta producirá 10,000 unidades, en el segundo 25,000 y, a partir del tercero, 50,000. Entre 30 y 40% de la producción se dirigirá a mercados internacionales.

-

Comprar para crecer
-
En la historia de Electrolux destaca su constante crecimiento, sobre todo desde la década de los 60, momento a partir del cual se ha dedicado a la compra de empresas rivales en todo el mundo. Tal política encarna una de las estrategias centrales para Estados Unidos y América Latina, regiones donde en los últimos 20 años el consorcio sueco se ha comido a varios de sus competidores. Para muestra bastan algunos botones.

-

En 1979, por ejemplo, entró al mercado estadounidense de línea blanca gracias a la adquisición de Tappan; siete años más tarde se apoderó de una de las mayores fabricantes mundiales de productos para el hogar White-Westinghouse; un año más tarde se hizo de American Yard Products.

-

Sin embargo, en América Latina su crecimiento ha sido más lento. Por ello, el objetivo principal, hoy, es despegar desde México y atacar rápidamente los mercados regionales. En 1995, a pesar de los efectos derivados de la devaluación, la firma compró Facosa, que hasta entonces formaba parte del Grupo Vitro, al tiempo que establecía Kelvinator de México, fabricante de compresores. Ese mismo año adquirió también Refripar, una de las empresas líderes en la producción de aparatos de línea blanca en Brasil.

-

“La planta de México es parte de esa estrategia de expansión y crecimiento en el continente —señala Olofsson—. Se ha recobrado la confianza en el país y creemos que ya se puede ver una luz al final del túnel.”

-

Conocida sobre todo gracias a sus aspiradoras, en México Industrias Electrolux participa en nueve sectores: electrodomésticos, línea blanca, cocinas industriales, refrigeración comercial, industrial y especial, limpieza industrial y comercial y lavanderías industriales. El grupo está conformado por tres subsidiarias: Lux Royal, dedicada a la venta de aspiradoras, pulidoras y productos de limpieza; Kelvinator de México, que fabrica compresores para refrigeración, y las maquiladoras de equipo para jardinería Appliance Components y Paramount. En conjunto, durante 1995 generaron ventas por $50 millones de dólares.

-

Mención aparte merece la división de refrigeración especial, que mantiene contratos mundiales tanto con Coca-Cola como con Pepsico para la fabricación de las -vending machines que pueden verse en centros comerciales y otros lugares con gran tráfico.

-

Para Olofsson, el futuro de la firma está en América Latina. De ahí su interés por el crecimiento del negocio en México. Por ello, la planta mexiquense cuenta con un extensión de terreno que permitirá una posible ampliación, en donde podrían instalarse nuevas líneas de manufactura que servirán para fabricar otro tipo de bienes en las líneas comercial e industrial.

Ahora ve
Desesperada, la tripulación de este vuelo pidió a los pasajeros rezar
No te pierdas
ç
×