Eli Lilly México. Por más vigor

La farmacéutica estadounidense no se ha dejado arrastrar por la ola de fusiones. Lo que no rehuye s
Valentín Fuentes Muñoz-Ledo

Las cada vez más espectaculares fusiones en el ámbito farmacéutico mundial parecen no inquietar a Eli Lilly, que ha preferido seguir su camino a solas, hasta ahora. Sus resultados la dotan de la confianza necesaria para continuar así, y para hacer apuestas en naciones como México. "Este país es una prioridad para nuestro negocio –expresa Kathryn Dickey, directora de Relaciones Públicas y Gubernamentales de la corporación estadounidense–. Hemos invertido unos $60 millones de dólares en los últimos cinco años."

- -

Una de las tareas actuales de Eli Lilly en México, explica Dickey, es dar a conocer un nuevo portafolios de medicamentos que, recalca, se comercializará al mismo tiempo que en los mercados estadounidense y europeo. "Estamos hablando principalmente de los enfocados a la diabetes y otras enfermedades relacionadas con este padecimiento."

- -

La planta de México produce los distintos tipos de insulina, sustancia fundamental en el tratamiento de la diabetes, un rubro dominado indiscutiblemente por la firma estadounidense. "Somos líderes con más de 99% del mercado, además tenemos antibióticos que, como el Keflex, han permanecido vigentes por más de 30 años", explica Miguel Ángel Oliva, gerente de Comunicación y Relaciones Públicas de Eli Lilly México.

- -

Uno de cada 10 trabajadores de la farmacéutica se dedica a la investigación y fabricación de nuevos productos. "A escala mundial vamos a destinar $2,000 millones de dólares para el desarrollo de medicamentos [este año]. Esto significa 25% de nuestras utilidades", explica Dickey. La investigación de la compañía se especializa en productos de áreas terapéuticas como cardiología, neurología, endocrinología (diabetes y salud de la mujer posmenopáusica), infectología y cáncer.

- -

Una de la armas secretas de la farmacéutica para el mediano plazo es un medicamento que, esperan, le dispute popularidad al revolucionario Viagra. "Es para la disfunción eréctil y ofrece muchas ventajas contra el de la competencia, que tiene efectos secundarios –explica Oliva–. Planeamos su lanzamiento en el primer cuatrimestre de 2002."

- -

El año pasado, Eli Lilly México reportó ventas por más de $1,800 millones de pesos. A escala mundial, en el primer trimestre de 2001 la cifra alcanzó $2,806 millones de dólares; esto significó un crecimiento de 14% respecto al mismo periodo del año anterior.

- -

Estos resultados permiten a la corporación situarse al lado de los gigantes de los medicamentos en México. "Estamos en uno de los primeros 13 lugares y vamos ganando cada vez más mercado. Éste está muy diseminado, el que tiene más participación apenas llega a 4%; nosotros tenemos 2.58%", indica el ejecutivo. Resalta que los antibióticos han sido de gran importancia en su estrategia de ventas, aunque no olvida que sus "caballitos de batalla" en el ambiente global han sido, entre otros, los fármacos para el control de la depresión, la osteoporosis y la diabetes.

- -

A la compañía le interesa que se le asocie al tratamiento de la diabetes. "Llevamos el único programa educacional gratuito sobre la diabetes a nivel nacional. El que tenga el padecimiento, de los tipos uno o dos, puede tomar el curso y aprender a controlar su enfermedad", explica Oliva. Añade que también tienen programas relacionados con esquizofrenia y depresión, que funcionan con la intención de que el paciente viva más y en mejores condiciones.

- -

Los medicamentos innovadores, destaca, han permitido a la subsidiaria mantener un buen nivel de ventas. "Lo más prometedor de nuestro portafolios es que vamos a tener 10 productos nuevos en cinco años." El laboratorio en el que se desarrollan los nuevos medicamentos para el mercado mexicano es el que más talento humano exporta a otras plantas del consorcio. Se puede decir que ණ.9% de quienes trabajan aquí son mexicanos. Muchos de ellos ya están en nuestras plantas de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, principalmente", subraya Dickey.

- -

Desde luego que no todos los trabajadores de Eli Lilly México tienen la opción viajar a otras plantas, pero sí tienen derecho a recibir dividendos de la empresa en función del comportamiento de sus acciones en Wall Street, puesto que cada uno es poseedor de un lote determinado. Por ahora, las noticias son buenas; de acuerdo con reportes del segundo trimestre, las ganancias por acción fluctuaron entre $0.73 y $0.75 dólares, y se espera que cierren este año hasta en $2.85 dólares. La compañía aclara que estos resultados pueden cambiar en el corto plazo; por un lado, la competencia prepara la introducción al mercado de una fluoxetina genérica –sustancia activa empleada en la elaboración de su popular antidepresivo Prozac–, lo que inevitablemente golpeará sus ventas; pero por el otro está cerca la aprobación de dos nuevos productos de la compañía para el mercado estadounidense.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eli Lilly México cuenta con una fuerza laboral de más de 800 trabajadores, de los cuales más de 300 son promotores de productos con médicos de 17 especialidades.

-

Ahora ve
El secretario de prensa de Trump, Sean Spicer, renunció
No te pierdas
×