En espera del Sr. Presidente

¿Cautela frente a las elecciones? Los líderes dicen que les da igual, pero...
Roberto Campa Zuñiga

Para los empresarios, en elecciones pasadas pensar que un candidato de la oposición pudiera llegar a habitar Los Pinos era producto de un sueño guajiro y quizá motivo de desconfianza. En los tiempos actuales es una apuesta, que podría convertirse en realidad.

-

Carlos Slim Domit, heredero del imperio industrial y comercial Grupo Carso, dice que la probabilidad de que el pan o el prd lleguen a ocupar la presidencia de la república no le preocupa. Pero advierte que demandaría del nuevo presidente continuidad en las políticas fiscal y monetaria que permitan seguir con finanzas públicas sanas.

-

Según Slim Domit, un presidente proveniente de las filas de la oposición debe garantizar que continuará con el abatimiento de la inflación y la reducción de las tasas reales de interés, a fin de que contribuyan al bienestar de todas las clases sociales del país y a un mejor ambiente para el desarrollo de los negocios en México.

-

Pero no a todos los tiene tranquilos una rotación del poder a un partido de la oposición. Ramón Amezcua, representante de empresarios del sector inmobiliario advierte que, en el año 2000, la inversión para nuevos complejos será prudente. Algunos proyectos se detendrán hasta ver las perspectivas de la nueva administración y entrarán a una etapa de planeación, como cada seis años, dice Amezcua.

-

Bernardo Quintana, presidente de la constructora Empresas ica, expresa que las inversiones deben continuar, independientemente de los tiempos políticos.

-

Slim Domit coincide en que los asuntos políticos y económicos deben estar cada vez más separados, y lo que venga es para la superación del país.

-

Slim explica que lo que los empresarios deben hacer, “más que reunirnos con los candidatos –no los hemos, ni nos han buscado– es ver cuáles son sus plataformas”.

-

Eduardo Cepeda, director general del banco de inversión JP Morgan en México, opina que la mayoría de las discusiones en torno al modelo económico que han tenido los candidatos es pura retórica.

-

Con vencimientos en el 2000 de sólo $1,800 millones de dólares de deuda externa, a los inversionistas extranjeros no preocupa tanto la transición del poder a un partido de oposición, sino que les angustia el ambiente de violencia que se pudiera generar. Los potenciales focos de conflicto son el paro en la UNAM y el resurgimiento del caso Chiapas dice, Cepeda.

Ahora ve
No te pierdas